lunes, febrero 09, 2009

La fama y la madre que la parió (II)

. lunes, febrero 09, 2009

La vida puede llegar a ser muy, pero que muy retorcidamente hija de puta. Como más o menos dije en el capítulo anterior, Juan no admiraba tanto el mayor o menor talento musical de los artistas como el estilo de vida que llevaban. Envidiaba su forma de vivir y hasta si se llegaba a dar el caso también su forma de morir (a poder ser de una sobredosis encima del escenario), por eso se llevó un gran disgusto cuando se enteró de que su padre, el cura putero, se le había adelantado y había muerto de la misma manera que una de las grandes leyendas del rock´n´roll, en gran Freddie Mercury.

Un cura con descendencia era y es una cosa muy fea y pese a que la cosa era del dominio público, el viejo se abstenía bastante de visitar a su vástago y si tal caso acudía cuando sabía que éste no se encontraba en casa y aprovechaba la circunstancia para darle unas buenas acometidas a la madre, que por cierto era una gran devota de Santa María Magdalena.

Pese a esos pequeños e insignificantes quebrantos de su voto de castidad el cura era un ferviente cumplidor de las doctrinas vaticanas de la época y no era difícil escucharle despotricar airadamente en sus sermones dominicales contra las campañas que promovían el uso del preservativo. Y claro está, predicaba con el ejemplo, cosa que junto a su afición por los burdeles acabó por llevarlo a la tumba.

CONTINUARÁ ...

7 Perdieron el tiempo aquí:

Fet dijo...

El señor es mi pastor...

Esther dijo...

AL final el cura tuvo lo que se merecía.. si es que muchos son iguales..No predican con el ejemplo de buenas conductas..

besos

Naveganterojo dijo...

Ja,ja,ja,esto esta pero que muy interesante.
Del cura no hablo pues me da alergia,ja,ja,ja
Un saludo

Gabiprog dijo...

Y él contento, eso de la vida eterna debe ser un chollo!!

;-)

Tormenta. dijo...

bueno bueno.. si es que hay predicar con el buen ejemplo.. pero tu crees que alguién hará caso?uhmmm no sé yo


niño, un post genial y tocando la realidad!

Besos!.

Beeril dijo...

Anda que... Vaya tela! Eso es como una vez que hicieron una enorme congregación de jóvenes en la misma plaza San Pedro.

Nada, salió el Ratzinger ese y dijo cuatro cosas (muy obsoletas por cierto) sobre la sexualidad, que de esto la iglesia sabe mucho, sobre todo por las orgías que a lo largo de la historia han tenido lugar en el propio Vaticano.

Esa misma noche, ocurrió algo inédito. En toda Roma se agotaron los preservativos. La única manera de conseguir uno era ir a una población cercana. Totalmente verídico.

Saludos desde Irlhadia!

El iResponsable dijo...

Fet, Amén.

Esther, los curas predican con el "haz lo que yo digo pero no lo que yo hago"

Naveganterojo, pues aprovecha para hablar del cura, que ya no vuelve a aparecer.

Gabiprog, ¿tú crees?

Tormenta, alguno que haga caso siempre hay, aunque gracias a dios son pocos.

Beeril, te creo.