miércoles, febrero 27, 2008

¡La blogosfera a tomar por saco por culpa de los memes!

. miércoles, febrero 27, 2008
13 Perdieron el tiempo aquí

-Bueno -dijo el Bobo, que tomó la palabra nada más haberse instalado comodamente en el saloncito de la casa de Gili-, ha llegado el momento de ponernos manos a la obra.
-¿Cuál es tu plan? - le preguntó un intrigado Sopla.
-Es fácil, se trata de arruinar a la blogosfera, ¡jajajaja!
-Nada me gustaría más -apuntó Come con aire vengativo- Todos mis blogs han fracasado, nunca conseguí más de 15 visitas diarias, mientras que otros con cuatro frikiladas y vídeos del Youtube pasan de las 1000.
-Ya, pero tu especialidad son los memes, ¿verdad?, me ha dicho tu hermano que casi un 80% de los memes que infestan la blogosfera son de tu autoría.
-Sí.
-¿Lo puedes probar?
-Hombre, no sé si te valdrá, pero aquí donde pone editar entradas las tienes todas -le contestó Come señalándole la pantalla del portátil.
-¿Y estás seguro de que esos memes no los has copiado de ningún otro servidor de blogs, otra red, u otro país?
-Todos han salido de aquí -contestó Come señalándose la cabeza-, ¡mira!, este de los premios es invención mía y hoy me ha llegado uno de vuelta. Mi amiga Camino me acaba de conceder el premio de Arte y Pico o nosequé. Ahora tengo que buscar a 5 víctimas a las que quiera premiar y comunicárselo con un comentario en sus respectivos blogs.
-Vale, -apuntó pensativo el Bobo- eso igual puede servirnos de ayuda para llevar a cabo nuestro maléfico plan, sería un buen modo de ir notificando las denuncias.
-¿Denuncias? Aún no nos has dicho de qué va la cosa.
-Muy fácil, como bien sabéis soy un agente de la SGAtE, la Sociedad Gestora de Autores de Textos Estúpidos. Pues la cosa consiste en registrar a tu nombre todos y cada uno de los memes que has creado, luego los iremos denunciando, de tal modo que todos y cada uno de los blogs en los que aparezca uno de esos memes deberán pagarte derechos de autor y yo me llevaré un 20%, claro.
-¡Pero si en la blogosfera debe haber por lo menos cientos de miles de millones de blogs!, ¡y cuanto más malos son más memes tienen!.
-Pues mira, si como dices hay cientos de miles de millones de blogs apenas con sólo un euro que le quitemos a cada uno, y por mis santos cojones te juro que van a ser más, muchísimos más, haz cuentas, ¡¡¡cientos de miles de millones de euros!!! Nos vamos a forrar de lo lindo.
-¡Pero si eso será la ruina de muchísimas personas!, si los que manejan los memes tienen menos dinero que escrúpulos, alguno tendrá que vender el ordenador, el piso, le embargarán la nómina y acabará en la calle como un pordiosero -espetó un semiarrepentido Come.
-Ya lo sé y la verdad no me preocupa en absoluto. ¿No pensarás echarte atrás ahora?, date cuenta de que es tu gran oportunidad para vengarte y acabar con la blogosfera, aparte de forrarte, claro.
-De arrepentirme nada, adelante y que se jodan, empezaremos por ese pedante de Enrique Dans, al que le tengo especial inquina, seguiremos por los de los políticos y periodistas para pasar luego por todos y cada uno de los que vayamos encontrando hasta llegar al último y más insignificante de todos, ¡jajajajaja!
-¡Brindemos por ellos!
-¡POR EL FIN DE LA BLOGOSFERA Y LA PUTÍSIMA MADRE QUE LA PARIO!

domingo, febrero 24, 2008

El Regreso del Bobo

. domingo, febrero 24, 2008
9 Perdieron el tiempo aquí

Capítulo X:

Gili no daba crédito a lo que veían sus ojos, ¡pero si era igualito!, igualito, igualito al coche de Steve Urkel.

El pequeño vehículo venía dando saltos cada vez que pillaba un bache (y doy fe de que había bastantes); y era perseguido a muy poca distancia por una gran nube de polvo. Tras derrapar en el césped y llevarse por delante casi la totalidad de las plantas del pequeño pero bonito jardín del que tan orgulloso estaba Gili, terminó por parar el pequeño utilitario contra el del antes mencionado, que estaba allí aparcado dejándole un buen abollazo en un lateral.

-¿He sido yo? -preguntó el piloto nada más apearse de su vehículo- Jejeje, es que no tuve tiempo de arreglarle los frenos, pero tranquilo, que eso con 600 eurillos ya lo arreglas. ¡Ah!, y no te preocupes por el seguro, que no tengo, no sabes la pereza que me da pasarme por la oficina a contratarlo, y más que nada porque por allí no hay manera de conseguir donde aparcar y yo no soy de los de andar a pie, además ...
-¿Y todo esto? -inquirió Gili señalando al recien destruido jardín- ¿también lo tengo que pagar yo? Mira, sólo has dejado en pie esa extraña planta a la que tantos cuidados le dedican mis hermanos.
-Casualidad -mintió.
-Ya, ¿qué has venido a buscar aquí?
-Busco la casa de los hermanos Sopla y Come.
-Ellos viven aquí, pero la casa es mía.
-De momento.
-¿¿¿Cómo???
-Nada, nada, haz favor de llamarlos y diles que está aquí el Bobo Veloz, ellos ya saben.

Gili entró en casa y al poco tiempo aparecieron sus hermanos contentos de ver a su amigo y a la vez extrañados de verle con aquel coche.

-¡Coño!, ¿y ese cacharro de dónde lo has sacado?
-¡Eh!, que nadie se meta con mi nuevo "bemeta".
-¿Ese huevo es un BMW?
-Sí, y éste en particular es un clásico, se lo compré a un conocido mío, trabaja de timador y le corría prisa desprenderse de él. Al parecer se había hecho pasar por constructor y le había metido unos buenos sablazos a un par de incautos -al escuchar eso, a Gili, que acababa de aparecer en escena otra vez, se le hincharon las venas del cuello y se puso rojo como la grana- y claro, ahora se quería dar el piro por ahí hasta que todo se olvidara un poco.
-Normal, yo en su lugar haría lo mismo.
-Bueno, dejémonos de tanta cháchara e invitadme a un cubata que tengo el gaznate reseco.
-Ya has oído, Gili, sirve a nuestro invitado.
-Pero ...
-¡Ni peros ni ostias!

lunes, febrero 18, 2008

De nuevo juntos

. lunes, febrero 18, 2008
12 Perdieron el tiempo aquí

Capítulo IX:

Meses después y tras ser testigos de cómo sus casas eran literalmente engullidas por la tierra, Sopla y Come se hallaban cómodamente instalados en la de su hermano Gili.
En un principio Gili se negó rotundamente a acogerles, pero sus hermanos le persuadieron amistosamente para que cambiara de idea.

-¿¿¿Coooómo????, ¿que debo daros cobijo y además sin cobraros un duro de alquiler?
-Pues sí.
-¿Y se puede saber por qué pensáis que debo aceptar vuestra proposición?
-Pues, primero porque eres nuestro hermano y ...
-El mismo al que no ayudásteis para nada, por cierto.
-Y después porque según tenemos entendido que eres el jefe del Departamento de Socavones, Derrumbes y Accidentes Varios de las obras del AVE.
-¿Y qué si lo soy?
-Pues que tras haber perdido nuestras respectivas casas por culpa de las actividades de tu empresa se nos haría muy duro tener que quitarte la tuya en los tribunales.
-Creo que ya os han dejado claro que yo no soy el responsable subsidiario, para eso está el seguro.
-Bueno, tal vez la posibilidad de una denuncia por negligencia te ayude a cambiar de opinión.
-¿Denunciarme a mí?, ¡pero si mis jefes os han dicho que la indemnización será generosa!
-Ya, pero, no nos movemos sólo por dinero. Piensa que también ha muerto una persona.
-¿El picoleto? ¡Pero si murió de un shock anafilático y no por las heridas!
-Ya, pero el shock fue debido a que era alérgico al pegamento del esparadrapo.
-Pero si en su historial no había ninguna referencia a eso y a todos, en alguna ocasión en nuestra vida nos han puesto algo de esparadrapo en una herida.
-Ya, pero a él con lo magullado que quedó le tuvieron que poner nada más y nada menos que ¡¡¡30 rollos!!!, y eso es mucho pegamento de dios. Supongo que una tira de mierda no le haría nada, tal vez le escociera un poco pero nada más. Pero 30 rollos son 30 rollos.
-Además en mi casa no cabemos todos, sólo tiene dos habitaciones.
-Eso no es problema, Gili, siempre podrás dormir en el sofá del salón.
-¡Pero si tampoco tengo salón!
-¡Pues pon un colchón en la bañera o algo así!, no pensarás que aún por encima tenemos que venir nosotros a arreglarte los problemas. ¡Anda!, pasa para adentro y prepáranos algo de comer, que tenemos hambre.

domingo, febrero 10, 2008

Por los Pelos

. domingo, febrero 10, 2008
18 Perdieron el tiempo aquí

CAPÍTULO VIII:

El Bobo estaba haciendo, y de lo lindo, honor a su sobrenombre "Veloz". Corría que se las pelaba huyendo a toda prisa de la sima que iba deborando todo lo que se encontraba a su paso, ... bueno, todo no, porque sus compañeros en aquella desenfrenada huída no le iban a la zaga y se estaban librando momentáneamente de ser engullidos.
Cuando la tierra dejó de moverse y se percataron de que ya estaban fuera de peligro, los cuatro fueron aminorando la marcha hasta terminar por detenerse para sentarse en el saliente de una roca.
El paisaje era desolador, donde antes había un verde prado rodeado de frondosos árboles en los que trinaban los alegres pajaritos, ahora se veía un enorme cráter en cuyo centro se hallaban insertados los restos de lo que antes eran los tejados de una casa de madera y de otra de paja, un BMW de segunda mano y un coche patrulla de la Guardia Civil.

-Por los pelos, nos hemos salvado por los pelos del culo.
-¡Eh!, ¡por los del culo no!, que yo me los rasuro.

Los otros no dijeron nada, miraron sorprendidos al agente que acababa de hablar y apretaron sus traseros fuertemente contra la roca.

-¡A la mierda!, mi flamante BMW de segunda mano se ha ido a la mierda.
-Pues a mí todavía me quedaban unas 300 multas más para acabar de descontarlo.
-Bueno, no hay mal que por bien no venga, precisamente la semana pasada vino por aquí un vendedor de seguros y por no aguantarlo contraté uno para la casa -apuntó Sopla.
-¡Hombre!, mira por dónde yo también, jejeje, nos vamos a sacar una pasta.
-¡Mirad!, un coche se está acercando al cráter.
-Sí, creo que es uno de esos todoterrenos que suelen utilizar los de las obras del AVE.
-Pues como sean ellos los culpables de ésto ...
-A mí me van a pagar otro BMW.
-Pues yo me voy a hacer un chalet.
-Y yo otro, jijiiii.
-¿Y yo qué?, el coche patrulla no es mío, así que no veré ni un duro. Tendré que seguir 20 años haciendo controles del alcoholemia.

El Bobo llamó a su lado a los dos hermanos y los tres empezaron a cuchichear haciendo un corro. De vez en cuando miraban hacia donde se encontraba el agente de la Benemérita y estallaban en carcajadas.
Cuando terminaron, el Bobo se erigió en portavoz:

-Mira por dónde tengo una idea que nos va a satisfacer a todos.
-¿Cuál? -preguntó impaciente el agente.
-Mira, vas a salir beneficiado económicamente, pero lo que te vamos a hacer no te va a ser grato, por eso me tienes que jurar por lo que más quieres en este mundo de que no la vas a tomar con nosotros.
-Bueno ..., acepto
-Jura.
-¡Ejem! No os pasaréis mucho, ¿no?
-No.
-Juro por mi patrona, La Virgen del Pilar y por mi bloc de multas que una vez terminado esto no tomaré ningún tipo de represalia contra vosotros.
-¿Os vale? -inquirió el Bobo.
-Hombre, ¿qué quieres que te diga?, yo no me fiaría, no deja de ser el juramento de un picoleto ..., pero bueno, se le vé cara de decir la verdad. Acepto.
-Yo también.
-Pues manos a la obra..

Los tres rufianes no se lo pensaron dos veces, se acercaron al agente y empezaron a propinarle golpes, patadas y puñetazos hasta que no le quedó un centímetro cuadrado de su cuerpo que no estuviera de color morado. Cuando terminaron, el Bobo recogió cuidadosamente todas las piezas dentales que encontró y se las dejó en el bolsillo del uniforme envueltas en un pañuelo. Luego y con la colaboración de los dos hermanos cargaron el cuerpo y lo llevaron hasta el mismo borde del cráter y aprovechando que el del todoterreno estaba distraído hablando por el móvil tiraron el cuerpo. Debido a lo pronunciado de la pendiente y a que el cuerpo se hallaba hinchado como un trompo y hecho un ovillo, rodó a gran velocidad hacia el centro de la sima, chocando violentamente con la porción semienterrada del coche patrulla.

-¡Menuda leche se ha pegado! ¿Tú crees que sobrevivirá?
-¿Y qué más da?, -dijo el Bobo con las manos en los bolsillos y encogiéndose de hombros- si la palma dirán que fue por el derrumbe y si no, cobrará el suficiente dinero del seguro de las obras como para no delatarnos.
-Tienes razón.
-¡Pues claro!, ahora vayámonos de aquí, que tenemos muchas cosas que hacer. Por cierto, Sopla, ¿qué es ese asunto de los Memes del que querías hablarme?

domingo, febrero 03, 2008

Soplaré y soplaré ...

. domingo, febrero 03, 2008
12 Perdieron el tiempo aquí

CAPÍTULO VII:

Al final, Gili optó por rendirse y no seguir adelante con el proyecto de construir su propia casa y acabó por comprarse una de esas prefabricadas tan chulas y que así a primera vista dan el pego.

Mientras cerraba el trato de adquisición y volvía al banco a renegociar la hipoteca para conseguir más liquidez y todas esas minucias nunca dejaba de pensar en cómo había de hacer para fastidiar bien a sus hermanos.
Finalmente y aprovechando su trabajo en las obras del AVE, a Gili se le ocurrió la brillante idea de intentar convencer tanto a sus jefes como a los ingenieros de que la ubicación que habían proyectado para el túnel que había de atravesar aquella zona, no era la más idónea y que él tenía una propuesta mejor.
Tras obsequiarles con una fabulosa cena donde abundó el buen vino y no faltó un mejor whisky, se tomó la decisión firme de hacer pasar el túnel justo por donde quería Gili.

Y así mientras la tuneladora y los barrenos hacían su trabajo apareció en escena "El Bobo Veloz",el temible agente de la SGAtE. En verdad tenía cara de bobo, una característica que explotaba al máximo para ganarse la confianza de sus víctimas. Lo de veloz le venía más por el ruido que hacía, que por la velocidad a la que pilotaba su BMW de segunda mano.
Así pues y vaya usted a saber porqué o casualidades de la vida, el atronador BMW del Bobo apareció en escena perseguido por un vehículo de la Guardia Civil de Tráfico. Tras hacer que se bajara de su vehículo y pedirle los papeles del coche, uno de los agentes sacó un alcoholímetro y le dijo al Bobo:

-¡¡¡SOPLA!!!
-¡Pero si yo no ...!
-¡¡¡HE DICHO QUE SOPLES!!!
-Está bien, soplaré y soplaré para ...

En ese justo momento se escuchó un gran estruendo que hizo sacudir las mismas entrañas de la tierra, acto seguido la superficie terrestre empezó a resquebrajarse y se abrió una gran sima que engulló todo lo que encontró a su paso. Se puede decir que a las casas de Sopla y Come, al BMW y hasta al coche de la Guardia Civil literalmente se los tragó la tierra.

Mientras tanto el operario de la tuneladora y el artillero que había colocado los barrenos comían tranquilamente el bocadillo.

-Creo que te has pasado con la carga, Paco.
-¡Bah!, eso no ha sido nada, he visto derrumbes bastante peores.

NOTA DEL AUTOR:

Creo que con esto se demuestra que la versión del cuento que circula por ahí es errónea, que el Bobo no sopló con intención de tirar las casas, y que el derrumbe de éstas no fue a causa de los soplidos.