lunes, enero 28, 2008

La SGAtE

. lunes, enero 28, 2008
11 Perdieron el tiempo aquí

CAPÍTULO VI:

-¿Has visto, Sopla? Según un estudio de la Universidad Politemática de Espendelo de Arriba ...
-¿Y qué universidad es esa? En mi vida he oído hablar de ella.
-Yo tampoco, pero al parecer hacen unos estudios que te cagas.
-¿Sí?
-Precisamente el otro día leí que habían hecho uno sobre la influencia que tiene el vino tinto en la coloración de las heces, al parecer crean una disfuncion que ...
-¡¡¡¡Puajjjj!!!!, ¡quita, quita, que me dan mucho asco esas cosas.
-¿Las heces?
-No, los estudios.
-Jejeje, pues a lo que iba, el otro día me llegó un informe de la universidad esa diciéndome que apróximadamente un 79,8% de los memes que pululan por la red son de mi autoría.
-¿Y sacas algún tipo de beneficio de todo eso?
-Cada día recibo unos 3000 correos pidiéndome que por favor ponga fin a esta locura, se trata de algún que otro usuario cabreadillo, nada más. Por lo demás apenas me saco unos eurillos en publicidad.
-¡Mmmmmmm...!, conozco a la persona adecuada para sacarle el mayor partido a todo esto. Se trata de un agente de la SGAtE apodado "El Bobo Veloz".
-¿¿¿La SGAtE???, ¿pero esa no es una organización criminal?
-Sí, ...bueno, no ..., tal vez, ... no sé, es la Sociedad Gestora de Autores de Textos Estúpidos.
-¿Y por qué se escribe con la t tan pequeña?
-Para no confundirla con la otra.
-¿Con qué otra?
-Mejor no te lo digo, que esos no se andan con historias e igual nos denuncian.
Hoy mismo llamaré al Bobo Veloz.

Mientras tanto Gili, viendo lo bien que vivían sus hermanos sin ningún tipo de preocupación y lo que le costaba a él salir adelante en la vida, ardía en deseos de verlos sufrir y puso todo su empeño en conseguirlo.

*Enlaces Patrocinados:

disfuncion
optica

domingo, enero 20, 2008

Come descubre la blogosfera

. domingo, enero 20, 2008
9 Perdieron el tiempo aquí

CAPÍTULO V:

Las cosas les habían salido de muy distinta forma a los vástagos de la familia Pollas, más conocidos como Los Tres Lerditos.
Así mientras el bueno de Gili trataba de salir del atoalladero en que se había metido al tratar de construir su casa por lo legal, pagando planos y permisos, hipotecándose hasta las orejas, buscando trabajo a causa de esto último, requiriendo los servicios de un constructor=estafador, etc, etc, ...; sus hermanos Sopla y Come, vivían a cuerpo de rey en sus respectivas e ilegales viviendas, que habían construido con materiales en su mayoría robados en las cercanas obras del AVE (precisamente las mismas obras donde había encontrado trabajo Gili.

Durante una de sus excursiones al lugar donde se encontraban las famosas obras (y no me refiero a ningún museo precisamente), Come se había encontrado por allí tirado un portátil nuevecito, que casualmente, por los vaya usted a saber insondables misterios del WIFI, tenía cobertura adsl en toda aquella zona.

De ese modo, comodamente instalado en su casa con su flamante portátil con conexión a internet, Come se dedicó, como solemos hacer casi todos (y cuando digo casi todos me refiero al género masculino) en nuestros inicios en la red de redes, a la búsqueda de la mejor pornografía, y de la gratuita, claro, que no están los tiempos para ir por ahí tirando el dinero alegremente.
Pero como no sólo de pornografía vive el hombre (y me refiero al macho y no a la humanidad en sí e incluyo también a los que tienen algún tipo de disfuncion eréctil o similar ), y como tras una buena eyaculación esa pornografía ya no es igual de rica que antes; Come se dedicó a buscar nuevas experiencias en la red.
Tras dar tumbos por varios chats, el messenger e incluso el myspace, acabó por aterrizar en la cada vez más omnipresente blogosfera con la idea de alcanzar el éxito que se le negaba en la vida real.

Una vez allí probó suerte con la idea de una bitácora donde se mostraban los más pintorescos vídeos que se encontró en el youtube.
Pese a lo novedoso de la idea su contador de visitas apenas sí se movía (el muy ignorante no sabía lo que significaba el posicionamiento Google ni todas esas historias acerca de cómo darse a conocer) y los únicos comentarios que recibía trataban, en su mayoría, acerca de que si podía colocar en la suya enlaces a otras bitácoras y bla, bla, bla, ...; y sobre diversos temas más cercanos al mercadeo que a la temática de su blog.

Así pues, harto de no obtener el reconocimiento general (ni el particular, ni ninguno) y de tantos falsos halagos y buenas palabras, decidió vengarse de la blogosfera y lo hizo de la peor manera posible jamás imaginada, nada más y nada menos que inventando memes.

Primero empezó por unos sencillos con tres o cuatro cuestiones para pasar a otros que se iban complicando a medida que un usuario se lo iba pasando a otro y acompañados de la siempre presente dosis de mala virgen habitual en estos casos.

El éxito fue tal en esta nueva faceta, que pocos meses después el 80% de los memes que aterrorizaban a usuarios y lectores de la blogosfera, llevaban la firma de nuestro Come, nuestro Come Pollas.
Y ahí es donde entra en escena su hermano Sopla y el Bobo Veloz, un famoso y despiadado agente de la SGAtE, pero eso quedará para el siguiente capítulo de esta saga.

*Enlaces patrocinados:

disfuncion
optica

sábado, enero 12, 2008

(L.T.L. IV) - Gili y el Constructor

. sábado, enero 12, 2008
18 Perdieron el tiempo aquí

Debido su trabajo en las obras del AVE a Gili no le fue difícil ponerse en contacto con un constructor. Tras muchas buenas palabras, otros tantos apretones de manos y no menos sonrisas, el constructor le dio un presupuesto, así, de palabra, que en esto de los negocios vale más un apretón de manos que 1000 papeles firmados, le había dicho el sonriente contratista.

El caso es que Gili sucumbió a las buenas palabras y se olvidó de lo que le habían avisado acerca de las variaciones sobre el presupuesto inicial, los plazos de ejecución y demás problemillas que suelen aparecer cuando haces trato con un constructor.

Así pues pasó lo que tenía que pasar y tras haberle adelantado dinero en cuatro ocasiones (para los materiales, según el constructor); y ver que tras varios meses la obra no había pasado de los cimientos se fue a buscarlo para pedirle explicaciones por tanto retraso.

La sorpresa fue mayúscula cuando en el lugar donde antes se encontraban las oficinas de la empresa constructora había ahora uno de esos bazares orientales tan difíciles de encontrar en nuestras calles.

Entonces Gili trató de preguntarle a los empleados del negocio si sabían algo acerca del constructor, pero ellos o no entendían ni papa o tenían algún tipo de disfuncion y sólo acertaban a decir: 3 euros, 1 euro, 2 euros; cuando nuestro protagonista señalaba el lugar donde antes estaban la mesa de oficina, el archivador y la máquina del café; lugar que ahora ocupaban unos tangas, unas escobillas del WC y varias agendas del año 2005 listas para estrenar.

Como no fue capaz de encontrar información sobre el paradero del constructor, a Gili no se le ocurrió otra cosa que pegar carteles con la foto del contratista y con su número de móvil para que si alguien sabía algo acerca de su paradero fuera tan amable de informarle.

Aunque parezca increible la cosa funcionó, y al día siguiente a la colocación de los carteles Gili recibió una llamada. Se trataba del dueño de una empresa de materiales de construcción que le reclamaba la cantidad de 3.850 € en el concepto de diversos materiales de construcción que había retirado el desaparecido constructor y que habían sido anotados a nombre de nuestro protagonista.

Finalmente, harto de tanto despropósito Gili acudió a la Policía, donde le informaron que el constructor en cuestión se había fugado del país, probablemente a un lugar exótico, llevándose el dinero que le habían anticipado otros tantos pard..., ¡ejem!, otros tantos estafados como nuestro amigo.

*Enlaces Patrocinados:

disfuncion
optica