domingo, febrero 24, 2008

El Regreso del Bobo

. domingo, febrero 24, 2008

Capítulo X:

Gili no daba crédito a lo que veían sus ojos, ¡pero si era igualito!, igualito, igualito al coche de Steve Urkel.

El pequeño vehículo venía dando saltos cada vez que pillaba un bache (y doy fe de que había bastantes); y era perseguido a muy poca distancia por una gran nube de polvo. Tras derrapar en el césped y llevarse por delante casi la totalidad de las plantas del pequeño pero bonito jardín del que tan orgulloso estaba Gili, terminó por parar el pequeño utilitario contra el del antes mencionado, que estaba allí aparcado dejándole un buen abollazo en un lateral.

-¿He sido yo? -preguntó el piloto nada más apearse de su vehículo- Jejeje, es que no tuve tiempo de arreglarle los frenos, pero tranquilo, que eso con 600 eurillos ya lo arreglas. ¡Ah!, y no te preocupes por el seguro, que no tengo, no sabes la pereza que me da pasarme por la oficina a contratarlo, y más que nada porque por allí no hay manera de conseguir donde aparcar y yo no soy de los de andar a pie, además ...
-¿Y todo esto? -inquirió Gili señalando al recien destruido jardín- ¿también lo tengo que pagar yo? Mira, sólo has dejado en pie esa extraña planta a la que tantos cuidados le dedican mis hermanos.
-Casualidad -mintió.
-Ya, ¿qué has venido a buscar aquí?
-Busco la casa de los hermanos Sopla y Come.
-Ellos viven aquí, pero la casa es mía.
-De momento.
-¿¿¿Cómo???
-Nada, nada, haz favor de llamarlos y diles que está aquí el Bobo Veloz, ellos ya saben.

Gili entró en casa y al poco tiempo aparecieron sus hermanos contentos de ver a su amigo y a la vez extrañados de verle con aquel coche.

-¡Coño!, ¿y ese cacharro de dónde lo has sacado?
-¡Eh!, que nadie se meta con mi nuevo "bemeta".
-¿Ese huevo es un BMW?
-Sí, y éste en particular es un clásico, se lo compré a un conocido mío, trabaja de timador y le corría prisa desprenderse de él. Al parecer se había hecho pasar por constructor y le había metido unos buenos sablazos a un par de incautos -al escuchar eso, a Gili, que acababa de aparecer en escena otra vez, se le hincharon las venas del cuello y se puso rojo como la grana- y claro, ahora se quería dar el piro por ahí hasta que todo se olvidara un poco.
-Normal, yo en su lugar haría lo mismo.
-Bueno, dejémonos de tanta cháchara e invitadme a un cubata que tengo el gaznate reseco.
-Ya has oído, Gili, sirve a nuestro invitado.
-Pero ...
-¡Ni peros ni ostias!

9 Perdieron el tiempo aquí:

Carabiru dijo...

Bufffffff esto tiene pinta de ir a acabar muy mal...

Este Gili... o le da algo... o acaba por dárselo él a los demás...

(por cierto, ahí al lado aparece que carabiru se conecta desde Coruña, Canarias, guauuuuuuu alucino! jejejej)

El Responsable dijo...

Pues menos mal que no puso La Coruña, Turquía, que sino la liamos.

Tamaruca dijo...

¡Ostras, qué casualidad tan nefasta! Van a linchar al timador, al conocido que le vendió el Urki-coche, digo.

Miss Sinner dijo...

Pa que yo te la meta XDDDD

Qué nostalgia... XD

Estoy deseando ver por dónde terminan saliendo estos tres.

La interrogación dijo...

"Trabaja de timador" jaajajaj ¿reconocido por la seguridad social?

Toupeiro dijo...

Me gusta el nuevo coche del Hamilton...¿Que digo? estoy mal...no es Hamilton que es Urkel
En esta historia te llevas cada sorpresa...

Camino dijo...

Te he dejado algo en mi blog, pasate a ver que es.
Saludos

Hasta los cojones. dijo...

Pero con contrato o sin contrato. A ver esos papeles ;)

Un abrazo.

El Responsable dijo...

Tam, creo que a Gili le encantaría lincharle.

Miss Sinner, pues pronto lo sabrás, se acerca el desenlace final.

Inte, no le dejan registrarse como autónomo, a los timadores, al igual que a las prostitutas, pese a que sus oficios son viejos, nadie les quiere reconocer sus derechos.

Toupeiro, pertenece a la última carrera de la temporada, aquella en la que tocó un botón que no era y la cagó toda.

Camino, me-medo me das.

Hasta los cojones, un contrato no deja de ser un papel, y los papeles al igual que les sucede a las palabras pues también se los lleva el viento, sobre todo si dejas la ventana abierta.

Besos y abrazos para tod@s y repartirlos como plazcais.