lunes, junio 25, 2007

Oliendo Mierda Todo el Rato

. lunes, junio 25, 2007
12 Perdieron el tiempo aquí

A tenor de lo contado en el capítulo anterior podía parecer que estabamos ante el fin de De Juana Chaos, ¡ejem!, ante el fin de él no, por desgr... (mejor no digo más porque sé que me lee y luego se mosquea) todavía anda vivito y coleando. Trataba de decir que podía parecer que estabamos ante el fin de la saga de capítulos cuyo protagonista es el mediático Iñaki De Juana Chaos, De Juani para los amigos; pero esto tampoco es así del todo.

Como dije recientemente, Iñaki me ha llamado para pedirme que le acompañase en su último viaje (del Hospital Donostia a la prisión de Aranjuez). Como no tenía nada que hacer y como él se encargó de que sufragaran mi desplazamiento pues accedí a cumplir sus deseos. Ni que decir tiene que durante todo el trayecto De Juani me contó todo lo que le había sucedido desde que arribara al hospital donostiarra, también fui testigo de su ingreso en la prisión de Aranjuez así como de sus primeros días en el citado penal.
Con todo esto tengo material para unos cuantos capítulos más, pero que de momento y para no saturar con tanto De Juana Chaos los voy a dejar para más adelante.
Aún así no voy a dejar sin aclarar un par de cuestiones referidas al terrorista y que tienen en vilo a la gran mayoría de los españoles:

  1. ¿A qué se debe la eterna cara de mala ostia de De Juana Chaos?


  2. ¿A qué se debió su ayuno recién desembarcado en Aranjuez?


En respuesta a la primera pregunta he de decir que personalmente se la hice varias veces al etarra obteniendo la callada, amén de la consiguiente mueca de desdén, por respuesta.
Llegué a leer en los comentarios de esta noticia referida al terrorista y publicada en la edición digital del periódico 20 minutos donde un lector decía que "De Juana Chaos tiene cara de estar oliendo mierda todo el rato".

Pues mirad por donde no iba muy desencaminado.
Hace pocos días, en el hospital, mientras le movían, el etarra empezó a dar unos alaridos como si lo estuvieran matando; y a insultar de todas las maneras y tonos posibles a los que lo estaban manipulando.
Esta fue la conversación que sostuvieron los enfermeros entre sí y que yo pude escuchar:

-Joder con el etarra éste, hay que ver qué delicados tiene los cuartos traseros.
-Sí, no es de los que las sufra en silencio precisamente.
-No le llega con haberse acordado de la supuesta promiscuidad de nuestras respectivas madres, que ahora ha empezado a pasarles lista a los santos, hay que ver con qué rapidez los baja para volverlos luego a subir.
-Y digo yo, ¿tendrá mierda para todos?, ¡hay que ver cómo reparte!
-Parece mentira, un tío que se las da tan de duro y cómo se pone por unas simples almorranas.

-Y dicen de él que es un sanguinario y les creo, no hay más que echarle un ojo al culo, jajaja.
-Sí, tienes toda la razón, hasta le han hecho transfusiones y todo.
-Creo que me voy a replantear lo de ser donante de sangre, hay que ver qué manera de desperdiciarla.
-La verdad es que sí, pero baja el tono que como nos escuche nos cruje.


Según me enteré después, como consecuencia de las huelgas de hambre resulta que el etarra ha pillado unas hemorroides que te cagas, de esas que duelen pero bien, incluso ha llegado a ser intervenido quirúrgicamente y se le ha puesto sangre, así no es de extrañar que siempre tenga esa cara de estar oliendo mierda todo el rato.

*La respuesta a la segunda pregunta queda para el siguiente capítulo, espero no teneros mucho tiempo en ascuas.

jueves, junio 21, 2007

Fin del Trayecto

. jueves, junio 21, 2007
10 Perdieron el tiempo aquí

[...]

-Pues no, no era envidia, al final el maldito carcelero tenía razón y los guiris me la metieron bien doblada, español.
-Entonces, ¿no fueron tus abogados los que te fotografiaron?
-¡Qué va!, me fotografiaron los amigotes de la flaca.
-Pues sí que te engañaron bien.
-Tampoco te pases, español, no vayas luego a tener que arrepentirte.
El cabreo no es tanto porque me hayan engañado sino por la ilusión que me hacía ser portada de esa revista de anoréxicas, no sabes lo que me divertí poniéndome guapo para la ocasión.
-¿Y por qué no lo desmentiste todo? Nos han hecho creer que el famoso reportaje fue obra tuya y de tus compinches.
-¿Y por qué iba a hacerlo?, ¿acaso debía reconocer que me habían engañado y quedar como un patán delante de la opinión pública?. ¿acaso ese reportaje no ha hecho otra cosa que engrandecer aún más mi figura?
Creo que mi decisión de no decir nada al respecto fue la más inteligente.
-Pues parece que sí, y es raro viniendo de tí.
-Españooool.
-¿Y qué fue del carcelero?
-Al día siguiente de la visita de la flaca me ingresaron ya en el Hospital y no volví a verle.
-Vaya, pues creo que habíais hecho buenas migas.
-Sí, jajaja, migas sobre todo, ya me lo imagino.
-No te entiendo.
-Nada, que en pago por los servicios prestados mandé que le enviaran a su domicilio un sobrecito con un contenido muy particular.
-¿Dinero?
-Pues no precisamente, digamos que no me gusta que me señalen con el dedo, cosa a la que él era muy aficionado, así que supongo que ahora si quiere seguir haciéndolo tendrá que usar uno de los del pie, jijijiji.
-¡Desde luego, qué malo eres!
-Sí, pobre carcelero, en el fondo me caía bien.

En ese momento la ambulancia empezó a aminorar la marcha, los policías que nos acompañaban se pusieron tensos, habíamos llegado a nuestro destino, el Hospital Donostia.

-Bueno, español, creo que ha llegado el momento de separarnos, la gloria me espera.
-¿Y qué piensas hacer al llegar al hospital?
-Lo celebraré por todo lo alto, pediré las mejores viandas del país.
-¿Y si no te las traen?
-Me pondré otra vez en huelga de hambre.
-¡Pero si aún no has acabado esta!
-Comeré un poquito, daré por acabada esta y empezaré con la siguiente, es fácil.
-Ya, bueno, es mejor que me vaya, no quiero que me vean contigo.
-A mí me pasa lo mismo, quiero entrar en este hospital por la puerta grande y me disgustaría mucho hacerlo junto a un maldito español.
-Ok, te dejo mi número de móvil, cuando quieras me llamas.
-Vale, hasta nunca, español.
-Hasta nunca, etarra.
-¡Oye, español!, una última cosa, no hables con nadie de todo esto que te he contado, ¿vale?
-Tranquilo, te doy mi palabra de español.
-Bueno, de todas todas no creo que te crean lo más mínimo.
-Redundas, Iñaki, redundas.
-Sí, yo no lo habría dicho mejor.
-Te veo en los telediarios.
-Jejeje, eso espero.

domingo, junio 17, 2007

¡Este Blog ha Cumplido un Año!

. domingo, junio 17, 2007
17 Perdieron el tiempo aquí

El pasado día 12 se cumplió un año desde que este blog inició su andadura. Durante este año han pasado por aquí muchos personajes singulares, Don Pimpón, Serpica, Los Calorros, Lázaro, Ramoncín, Peñafiel, el Calvo de la Lotería, etc. Pero sin duda el más famoso y controvertido ha sido De Juana Chaos.
Como también detesto los memes y con motivo de esta celebración he preparado este meme-post-aniversario, espero que os guste.

Como la historia de la vida de Iñaki De Juana se hacía tediosa, de vez en cuando cambiábamos de tema, hacíamos preguntas personales, juegos, etc.
Este es un retal inédito de una de esas conversaciones:

-Mira, Iñaki, te propongo un juego.
-Dí, español.
-Yo te pregunto por una cosa y tú me contestas lo que eso supone para tí.
-Venga, empieza.

-Tu primer viaje.
-Pues supongo que sería algo como esto:










-Jejeje, tus primeros aplausos.
-Llegan tarde, pero supongo que serán los que escuche al bajarme de esta ambulancia.

-Tu primer trabajo.
-Oye, ¿ésto no será uno de esos malditos "memes"?
-Nooó, ¡qué va!, ¡venga, contesta!, tu primer trabajo.
-Hombre, llegué a ingresar en la Ertzaintza, pero no tenía vocación. Sin duda mi primer trabajo de verdad fue algo como esto.













-Lo imaginaba. Tu primera amiga.
-Ahí sí que no hay duda.








-Tu primera canción.
-Me gustaban mucho "Bailaré Sobre Tu Tumba" de Siniestro Total y sobre todo "Sunday Bloody Sunday" de U2&Bush.





-Tu primera colonia.
-Un terrorista que se precie, jamás deberá usar colonia, la poca higiene es fundamental, pero en momentos de debilidad, solía usar la colonia Chispas, ¡sniiiiifff!, no sabes cómo lloraba al ver este anuncio.






No se lo digas a nadie, ¿eh?
-Tranquilo.

Como esto no deja de ser un meme se lo envío a cinco personas, más que nada por fastidiar.
L@s elegid@s son:

Marmota (ella envió uno a mi otra mitad), e-catarsis (también me envió uno), Doctor (sé que te encantan), Carabiru (por ser paisana) y Miss Sinner (porque sí).
Ya conocéis las reglas, publicar en vuestro blog y pasarlo a otras cinco personas.

*Adicado a Freire que me leva lendo dende o principio, agardo verte na cea de verán.

martes, junio 12, 2007

La Flaca

. martes, junio 12, 2007
12 Perdieron el tiempo aquí

-Bueno, carcelero, ¿me vas contar de una puta vez quién cojones es la tía que ha venido a verme?, ya no puedo con tanta intriga y por lo que veo en los comentarios nuestros lectores tampoco, debe ser famosísima.
-Pues la verdad, en su campo puede que lo sea, pero para el público en general no.
-¿Entonces no la conozco?
-Pues, no creo.
-Pero si dijiste en el capítulo anterior que la chica era de mi gusto.
-Y es verdad, pero me refería a su físico.
-¿Alguna morena despampanante?
-Morena más o menos, lo de despampanante depende de los gustos de cada uno, particularmente a mí me gustan más llenitas.
-Venga, hazla pasar.
-Adelante, Susana, ya puedes pasar, este de la cama es Iñaki, el etarra famélico, jeje.
-Sí, y éste era Juan, el carcelero tocahuevos, jijiji.
-Perdone, señor terrorista, pero creo que ha confundido el tiempo verbal, ha dicho usted "éste era Juan", cuando debió haber dicho "éste es Juan" ya que todavía está aquí con nosotros.
-Por poco tiempo, chica, por poco tiempo. Pronto se hará cargo de los calabozos del infierno.
-La verdad, señor etarra ..., es que ...
-¡Pero chica, ¡si estás más flaca que yo! ¿Qué estás reivindicando?
-Bueno, nada en particular ..., jeje, ¿hay algún baño por aquí?
-Al fondo a la derecha, como en todos los sitios.
-Gracias, carcelero, disculpadme un momento.
-Estás disculpada, fla..., digo guapa, tómate el tiempo que quieras.
-Gracias señor etarra.
-Carcelero, esta esmirriada ya ha aprendido de tus costumbres, como no me trate con más respeto ...
-¡Auuuuughhhhhhhrrrrrrrllll, auuuuuugggggghhhhhhrrrrrllll, tjo, tjo, tjoo¡
-¿Qué cojones es ese ruido, carcelero?
-Es la chica en el baño.
-Pues suena igual que si la hubieran cosido a puñaladas y estuviera escupiendo sangre.
-¡Vete tú a saber!
-Ya. Oye, carcelero, ¿tú crees que en el infierno los baños también estarán al fondo a la derecha?
-No lo sé ni quiero averiguarlo, aunque seguro que para un asesino tan malo y sanguinario como tú te tienen reservada una habitación con baño propio.
-Ten por seguro que no pienso ir al infierno, iré al cielo y entraré por la puerta principal.
-¿Y si San Pedro no está de acuerdo?
-Un poco de goma-2 en una tartera bastará para hacerle cambiar de opinión, a mí no me lleva la contraria ningún maldito pescador prehistórico como él. Me hubiera gustado vivir en su época y poder dinamitar el templo de Jerusalén para ...
-¡Ejem!, ya estoy de vuelta, perdonadme.
-¿Te encuentras bien?, nos pareció oirte vomitar.
-Sí, es que con los nervios me muerdo las uñas y sin querer me he tragado una, y no sabeis la de calorías que tienen.
-Pues no, no lo sabía fla..., ¿te importa que te llame flaca?
-No, ¡por dios!, si esas cosas para mí son cumplidos, no sabes lo gorda que me veo en el espejo.
-Me lo imagino, flaca.
Oye, ¿y qué te trae por aquí?
-Pues vengo en representación de una revista de reciente creación y queríamos que usted fuese portada del próximo número.
-¿Se trata de una revista política tal vez?, no será uno de esos panfletos fascistas, ¿no?.
-No, no, nuestra publicación es más seria. Se trata de una revista que ayuda a adelgazar a las chicas que no están contentas con su cuerpo.
-¿Y qué pinto yo en todo eso?
-¿Puedo tutearte?
-No, flaca, soy una persona respetable y quiero que me trates como tal. ¡Y tú, carcelero, deja de reirte por lo bajo, que te he visto y oído!
-Bueno, señor De Juana, con respecto a su pregunta acerca de lo que pinta usted en nuestra revista, nosotros deseamos que usted aconseje a nuestras lectoras y a los cada vez más lectores acerca de la inanición, de sus beneficios, del incremento de la autoestima que lleva asociada, de cómo llevarla, cómo superar la horrible tentación de comer y todo eso. Pensamos hacer un artículo titulado así: "Los Consejos de Iñaki De Juana acerca de como adelgazar sin probar bocado".
-Puede que me guste, flaca.
-También habíamos pensado en hacerle una sesión fotográfica, ¡ejem!, y cuanto más ligerito de ropa mejor, así nuestros lectores podrán deleitarse con su cuerpo.
-Acepto, pero con unas condiciones:
Uno, no sé si lo sabes, pero pronto me van a trasladar a un hospital, creo que al 12 de Octubre, pues la sesión fotográfica se llevará a cabo en ese lugar y yo estaré todo lleno de cables y tubos para que vean lo dura que es mi situación.
Dos, el atuendo lo elegiré yo personalmente, el otro día me regalaron unos gayumbos a cuadros verdinegros que me quedan de puta madre.
Y tres, quiero mandarle un mensaje de ánimo a todos esos tercermundistas que se mueren de hambre para que no cedan ante el poder opresor y prosigan con sus reivindicaciones.
-Etarra, los tercermundistas esos que tú dices no están en huelga de hambre, simplemente no tienen nada que comer.
-No lo entiendes, carcelero, la manera más digna de vivir es hacerlo sin comer.
-Hasta que la espichen, claro.
-Todas las cosas tienen su principio y su fin, y hasta aquí puedo leer decía la presentadora del estúpido programa.
-Muchas gracias, señor Iñaki, de verdad, no sabe cómo se lo agradezco.
-De verdad no, De Juana, jajaja.
-¡Dios mío, qué mal está este etarra!
-A callar, carcelero y tú, flaca, ya puedes irte. Déjame el número de tu móvil y estaremos en contacto.
-Ok, adios.
-Ya verás carcelero, mi foto en gayumbos dará la vuelta al mundo, ya veo los titulares: "Asesino Etarra Ayuda a Adolescentes con Problemas"
-Seguro que la dará, aunque no me fio nada de la chica esa, creo que te la quieren meter doblada. Si ni siquiera ha dicho el nombre de la revista.
-¡Qué va!, lo que pasa es que tienes envidia de que a tí no te haya dicho nada.
-Será eso.

miércoles, junio 06, 2007

Diálogo de Besugos

. miércoles, junio 06, 2007
22 Perdieron el tiempo aquí

-¡Hijo mío!, ¡sniiifff!

-¡Etarra!, otra vez estás soñando despierto, deja de lloriquear como una nenaza, tú no tienes hijos y espero que no los tengas nunca.
-¡Carcelero!, ¿a que te coloco un cartucho de dinamta de supositorio? Me acabas de joder el mejor sueño del mes.
-¡Vete a cagar!, si es que puedes, claro, al no comer ...
Además, ¿qué harías si tu hijo tuviera ideales opuestos al tuyo? Has de saber que los hijos suelen hacerlo por el simple hecho de llevarles la contraria a los padres. Imagínate que un día llegas a casa y te lo encuentras en el sofá vibrando con un partido de la selección española.
-¿Vibrar con la selección española dices? Por mucho que le gustara dudo mucho que fuera capaz de vibrar ya que aburren hasta a las ostras.
De todos modos si eso llegara a ser verdad ten por seguro que les liquidaría sin contemplaciones tanto a él como a la madre.
-¿Y a la madre por qué?
-Porque sería señal inequívoca de que no era hijo mío.
-¡Gran razonamiento, sí señor!, desde luego no se puede ser más gilipollas, etarra.
-Pero, ¿por qué pierdo el tiempo hablando con un carcelero subnormal?
-¿A que te mando a la mierda?
-¿A que no tienes cojones?
-Definitivamente tú eres tonto.
-¡El que lo dice lo es, con el culo al revés!
-¡Dios mío, lo que hace el hambre!


-Bueno, carcelero, ¿a qué cojones habías venido?
-Pues la verdad, no recuerdo, déjame ver en el capítulo anterior si pone algo ..., pues nada, y en el de la otra semana ..., tampoco, y en el de hace dos ..., sí, aquí está, ya recuerdo. Ha venido una chica a verte y no es la Esteban. -¿Tal vez la Campos?
-No, esa está muy ocupada consolando a la hija. La chica que te digo es más de tu gusto.
-Entonces es Patricia, ¿verdad?
-Hombre, ahora no recuerdo su nombre, déjame que busque a ver dónde lo apunté ...
-Pues Patricia es la protagonista de mis sueños eróticos.
-Me alegro por tí, pero creo que ...
-Siempre veo su programa, carcelero, allí se muestran testimonios desgarradores y muy reales, es la vida en estado puro. No sabes cuanto deseo que me entreviste, incluso me sometería a un cara a cara con Ynestrillas y claro, luego le daría su merecido.
-Pero ¿a qué Patricia te refieres?
-¿A qué Patricia va a ser?, carcelero, a Patricia Gaztañaga, la presentadora del programa de las tardes. Espera un momento que me voy a poner guapo.
-Pero si la chica que ha venido no ...
-¿A que estoy guapo?, ¿crees que le gustaré a Patricia?
-Aunque fuera ella quien estuviera aquí dudo mucho que le gustase tu aspecto de cadáver demacrado.
-¿Qué has dicho?, ¿que no está aquí?, ¿entonces por qué me has engañado diciéndome que era ella?
-Yo no dije tal, etarra. Has sido tú quien ha mencionado su nombre.
-¡Mientes, carcelero!
-¡Anda, lee unos renglones más arriba y verás como tengo razón!
-¿Donde?
-Justo antes de la foto.
-A ver qué pone aquí ..., ¡aha!, puede que tengas algo de razón, pero no te la voy a dar.
-¡Joder, vaya lío!
-¿Qué lío?
-¡El de tu madre!
-¿Mi madre tiene un lio?, pero si hace años que murió.
-El lío te lo montas tú, etarra.
-¿Que yo me lo monto?
-Sí.
-¿Acaso intentas insinuar que mi madre tiene un lío y que yo me monto a ese lío?. ¿Acaso no te basta con insultar a honradez de mi difunta madre que aún te atreves a llamarme sodomita? ¿Acaso piensas continuar con vida tras esta conversación?
-¿Acaso no eres más tonto porque no entrenas?
-Sin faltar, carcelero, sin faltar.
-¡Dios mío lo que hay que aguantar!, mejor dejemos el tema.
-Sí, tienes razón, aunque me dejas preocupado con ese turbio asunto de mi madre. ¡Quién me lo iba a decir!, a sus años ...
Por cierto, al final, ¿quien coño es la tía que vino a visitarme?
-¡Joder!, es la segunda vez que me olvido de ella y todo por tus desvaríos. Mejor te lo cuento para el próximo capítulo que este ya es bastante largo y aburrido.
-Tienes razón, aunque los hemos hecho peores.
-Espero que te esfuerces algo más para el siguiente.
-Ok, lo haremos todavía más largo y aburrido, ¿vale?
-¡Dios mío!, ¡qué fulano! Hay que ver como tergiversas las cosas, etarra, mejor dejémoslo estar.

viernes, junio 01, 2007

Juegos de Niños

. viernes, junio 01, 2007
16 Perdieron el tiempo aquí

-Papá.
-Dime, hijo.
-¿Te gusta este dibujo?
-¿Déjame ver?, ¡oh!, es precioso, se nota que lo has hecho con el corazón.
-Lo hice pensando en tí.
-¡Sniff!, gracias, hijo, me has emocionado, llevo toda la vida esperando por un momento como este, es lo máximo que un padre puede esperar de su vástago.
-Pues a mi profe de manualidades no le ha gustado tanto.
-¿Y eso?
-Me ha suspendido porque según él el coche se parece mucho al del "Lucifer".
-¿Y cómo sabe él que ese es el coche del demonio? A mi me parece un coche normal y corriente, además, aunque en realidad sea el coche del demonio tampoco es para suspenderte.
-Ya, pero no es ese Lucifer que tú dices sino el profe de religión, Don Lucio Fernández como a él le gusta que le llamen.
-Vaya, así que "Luci-fer" es Lucio Fernández, el profesor de religión, ¡qué ocurrentes sois los niños!
-Pues sí.
-Y el coche del dibujo, ¿es el suyo, no?
-Digamos que se parece bastante, ¿me vas a reñir?
-¡Cómo te voy a reñir!, tienes talento para el dibujo y además las mismas aficiones que tu padre, eso no es para enfadarse sino para estar orgulloso como yo lo estoy de tí.
Pero dime, ¿qué te ha hecho el "Lucifer" para que le hicieras ese dibujo?, ¿qué le ocurre?, ¿quizás has descubierto que se trata de algún fascistilla, no?, ¿tal vez algún adorador de la rojigualda?
-No, papi, no es eso, es que al profesor de religión no le entra en la cabeza que Jesucristo era vasco y me suspendió por eso.
-Entonces se tiene bien merecido lo del dibujo, te ayudaré en todo lo que pueda.
-Gracias, papi, no esperaba menos de tí, aunque quería pedirte una cosa.
-Pide por esa boquita, hijo mío.
-¿Podrías enseñarme cómo se fabrica y coloca una bomba lapa?, es que quiero hacer realidad la escena del dibujo.
-¡Jajajaja!, ¡vaya gamberrada más buena!, ¿qué le quieres hacer?, ¿joderle la carrocería?, ¿tal vez el motor?, si se la colocas debajo del asiento le agrandarás un poco el agujero del culo.
-Papá, no quiero asustarle, sólo quiero que reciba su justo merecido.
-Bueno, pues entonces no hará falta la bomba, quizás con un petardo de los grandes y una lata de gasolina ...
-No me entiendes, papá, no quiero que queden de él ni las migas. Quiero colocarle una bomba que le haga pasar de estado sólido a gaseoso en un tris.
-¡Ese es mi niño!, mañana te explicaré cómo hacerlo.
-Por cierto, el profe de dibujo me ha dicho que quiere que mañana por la tarde vayas a hablar con él y con "Lucifer" por lo del dibujo.
-Vaya, ¡qué pena!, mañana por la tarde hay manifestación en protesta por los precios de la vivienda.
-¿Y desde cuando te importa eso?
-Es que parece que vendrán los antidisturbios, mira cuántos cócteles molotov he preparado.

-¡Ostras!, ¡qué chulis!, ¿me dejas llevar uno al parque?
-No, no, que después te pones perdido y tu madre se enfada.
-¡Jooooo!, pues yo quería.
-Venga, otro día que haya disturbios te llevo conmigo y te enseño como lanzarlos contra la policía, verás que divertido.
-¡Sí!, ¡sí!, quiero ir contigo, eres el mejor papi del mundo.
-Ya lo sé, hijo, lo sé.
-¿Y mañana al final vas a ir a hablar con los profes o no?
-Pues claro que iré. Oye, una cosa ...
-Dime, papi.

-¿Sabes si en la entrada de tu cole hay detectores de metales?
-¿Cómo los del aeropuerto ese que quieres destruir?
-Bueno, a lo mejor no tan grandes como los del aeropuerto, pero similares.
-No, no tenemos nada de eso, ¿por qué, papá?
-Por nada, hijo, por nada, cosas mías.