domingo, febrero 25, 2007

MODELOS CONTRA LA INTOLERANCIA

. domingo, febrero 25, 2007
11 Perdieron el tiempo aquí

Mercedes pagó religiosamente las consumiciones mientras Jaime la interrogaba y Ramón pedía otra Fanta Naranja con pajita.
-¿Y qué te trae por aquí?
-Pura casualidad, Jaime, venía por lo de la manifestación y te he visto desde fuera.
-¿Qué manifestación?
-La de las modelos, ¿cual iba a ser sino?
-Pues la verdad me pillas en fuera de juego.
-¿Conoces lo de las modelos descartadas para desfilar en la Pasarela Cibeles no?
-Claro.
-¿Y conoces el caso de Miss Cantabria, a la que le quitaron la corona por haber sido madre con anterioridad?
-También.
-Pues resulta que han creado una asociación, "Modelos Contra la Intolerancia" creo que se llama, y van a llevar a cabo varias acciones reinvindicativas, entre ellas una manifestación. He estado informándome y parece ser que la comitiva va a pasar por delante justo de este local.
-Vaya, pues no sabía nada.
-Pues eso no es todo, según una información que tengo aquí, al parecer las modelos descartadas de Cibeles han decidido ponerse en huelga de hambre hasta que la normativa que las ha excluido sea derogada. Una de ellas incluso ha llegado a decir que "no le será muy difícil llegar al estado del maldito etarra ese de los cojones, pero que eso sí, cuando se hagan una foto cuidarán de llevar puesta lencería de diseño y no los horribles gayumbos del terrorista"
Por otro lado el líder del PP, Mariano Rajoy, les ha prestado todo su apoyo y aprovechó para criticar al gobierno por su pasividad ante tanta injusticia. Preguntado sobre si iba a tomar alguna medida al respecto, manifestó que acudiría a la manifestación portando una pancarta con el lema "LIBERTAD PARA COMER LO QUE NOS DE LA GANA" y ha apresurado a manifestar que como medida simbólica iba a guardar vigilia todos los viernes hasta pasar la pascua.
-Parece que lo de las manifestaciones es una moda, están todo el día con lo mismo.
En ese momento el móvil de Mercedes empezó a sonar, ella lo cogió y estuvo conversando un rato con su interlocutor, una vez terminada la charla lo guardó y se dirigió a Jaime y a Ramón:
-Lo siento, tengo que irme, estoy preparando un programa para "Diario de ..." y parece que hay disturbios en la manifestación.
-¿Disturbios?
-Sí, al parecer han destrozado una pastelería y le han prendido fuego a una boutique de tallas grandes, luego han hecho barricadas con maniquíes y se han producido fuertes enfrentamientos con la Policía con el resultado de un agente herido.
-¿Herido?
-Eso he dicho, al parecer el agente trató de sujetar a una modelo con tal mala fortuna que se clavó una costilla de la chica en el abdomen.
-Vaya, se ve que esa no se las había operado como en su día la Rociito.
-¿Lo qué de Rociito, Ramón?
-Joder, Jaime, lo de que se sacó las costillas flotantes para parecer más delgada.
-Eso son leyendas urbanas.
-Bueno, chicos, estaremos en contacto, adios.
-Adios, Mercedes, adios.

domingo, febrero 18, 2007

UN CUENTO DE HADAS

. domingo, febrero 18, 2007
8 Perdieron el tiempo aquí

-Oye, Lázaro, ¿te has fijado en esos dos de la barra?. El caso es que me suenan sus caras pero no sé de qué.
-¿Cuáles?
-Pues esos dos a los que se les está acercando Marta.
-¡Ah, esos!, son el "Mamoncín" y el Peñafiel.

En ese momento Marta se dirigía al más joven de los dos.
-Lo siento señor, pero aquí hace muchos años que no tenemos Mirindas, es más, creo que nunca las hemos tenido, supongo que ya no existen -le explicó Marta al más joven de los dos.
-¡Ah!, claro, ya no me acordaba, entonces ponme una Fanta de naranja.
-¡Joder!, Ramón, ¿no te da vergüenza pedir una Fanta naranja?, ¿es que no tomas nada más fuerte?

-Hombre, Jaime, a veces la tomo de limón, pero me escuence en las encías, igual es cosa de que tomo demasiados Peta Zetas.
-Ya.
-Aquí tienen los señores, un Jack Daniels y una Fanta, espero que los disfruten con salud.
-Gracias, pero te has olvidado de ponerme una pajita, es que si bebo la Fanta por el vaso luego me dan gases y me duele la tripa.
-Ahora entiendo porqué te llaman Ramoncín.
-Ahí tiene, caballero, su pajita.
-Por favor guapa, llámame Ramón, ¿es que no me conoces?
-Claro que te conozco, tú eres ese que anda todo el día despotricando contra la piratería y pidiendo un canon para los discos o algo así, ¿no?. Y creo recordar que tuviste una bulla con Sabina por eso mismo.
-Oye, que también soy músico, era un rockero famoso en los 80, "El Rey del Pollo Frito" me llamaban.
-¿Ese no era Rosendo?
-¿Ese?, pero si está acabado.
-Sí, porque tú no, ¿verdad?
-No te pases Jaime.
-Mira en lo que te has convertido.
-No empecemos, Jaime, no empecemos. Por cierto, ¿qué me ibas a contar acerca de no sé qué trama?
-Es verdad, ya me olvidaba, es como un cuento de hadas.
-Cuenta.
-"Érase una vez que era un príncipe encantador llamando Felipondio que vivía cómodamente en el palacio de su padre el Rey con todos los gastos pagados por los contribuyentes del reino. El caso es que un día conoció a una plebeya llamada Enrika y que vivía en un piso de soltera con su fea y malvada hermana, la bruja Letísica. Locamente enamorado de Enrika, Felipondio trató de cortejarla sin éxito. Harto de tanto fracaso y como la cabeza no le daba para más, Felipondio contactó con la malvada plebeya Letísica para que ésta hiciera de puente y le allanara el camino a Felipondio, para que éste se llevara a su hermana al huerto.
-Por favor, Doña Letísica, amo profundamente con amor del de verdad a su hermana Enrika, pero mi amor es tan fuerte como poco correspondido.
-Tú suspendiste lenguaje, ¿no?
-No te entiendo
-Nada, déjalo.
-El caso es que deseo tanto a su hermana que hasta estaría dispuesto a hacerla Princesa Consorte.
-¿Te casarías con ella?
-Por el amor de Enrika sería capaz de enfrentarme a mi padre. Si no acepta nuestro matrimonio le declararé senil y mandaré encerrarle en la mazmorra más profunda del castillo más apartado de mi reino, custodiado por el Sánchez Dragón.
-¡Dios mío!, ¿tan poco aprecias a tu padre?
-Hombre, es que al jodido nunca le han gustado mis novias.
-¿Y qué quieres que haga yo?
-Intercede para que ella me ame.
-¿Y qué recibiré a cambio?
-Te haré presentadora del Telediario de La Primera.
-Acepto, me pondré ahora mismo a trabajar en el conjuro que necesitas, no sé si sabes que tengo ciertos poderes.
-Lo que sea.
-¿Y cómo sé yo que no me vas a engañar con lo del Telediario?
-Mira, de momento empezarás como corresponsal, haré que te envíen a cubrir lo del Prestige y cuando Enrika caiga en mis brazos el puesto de presentadora será tuyo.
Letísica como era muy malvada se puso a maquinar un diabólico plan y meses después llamó a Felipondio para comunicarle que todo estaba listo.
-Ya está, Felipondio, le acabo de dar un brebaje, en breve caerá en tus brazos, como hemos acordado -y así fue, casi no tuvo tiempo el Príncipe de acercarse a ella cuando ésta se desmayó cayendo en los brazos del hombre que la amaba.
-¿Ya está?
-Ya la tienes en tus brazos, ahora cumple con lo pactado.
Felipondio hizo un par de llamadas y al día siguiente Letísica ya estaba presentando el Telediario.
El sueño de Enrika duró varias semanas, Felipondio estuvo día y noche junto a ella esperando que recobrara el conocimiento. Durante todo ese tiempo sólo vistió una única prenda, un gayumbo con la cabeza de Piolín (el personaje favorito de Enrika según Letísica) serigrafiada en la parte delantera. Un día Enrika abrió los ojos y fue recobrando el conocimiento poco a poco y cuando se percató del atuendo del Príncipe gritó primero y le abofeteó después para terminar por amenazarle con ir a los tribunales y a los programas del corazón.
La bofetada dejó a Felipondio paralizado y a su corazón herido de muerte. Percatándose de su situación, los escoltas, que hasta ese momento habían permanecido en un discreto segundo plano se acercaron a la chica y haciendo gala de una gran cortesía, de mejores modos y de una exquisita capacidad de convicción, consiguieron hacerla recapacitar en lo tocante a las denuncias.
El plan de Letísica funcinaba a la perfección, y como ella había predicho, Felipondio no tardaría en volver a aparecer.
-Algo ha fallado, Leti.
-Lo sé Feli, creo que ya sé donde estuvo el fallo.
-¿Siiiií?
-Sí.
-¿Dónde? -preguntó ansioso.
-Tú también debías haber probado el brebaje.
-Claro, como en Shrek 2.
-Más o menos, toma -Letísica le acercó un vaso humeante y Felipondio se lo bebió tal y como haría Ernesto de Hannover con un cubata, de un golpe y sin pensárselo dos veces. Instantes después perdió el equilibrio y cayó fulminado.
Pese a lo fuerte de la reacción no tardó en recobrar el conocimiento.
-¡Gruuuuuppssssss!
-Te encuentras bien.
-Como nunca antes, ¡Asturias, patria querida ...! -dijo con los ojos puestos en la malvada plebeya- te amo Leti, me casaré contigo, te haré princesa consorte y bla, bla, bla (esto no lo voy a repetir para no aburrir todavía más a los sufridos lectores)
-Y tendré que abandonar el Telediario, ¿no?
-Claro, ¿es que no estabas a gusto?
-Sí, sí, hasta había hecho de derechas al rojo ese del Urdaci.
-¿Ahora es del PP?
-Desde que probó mi brebaje sí.
-¿Y no tienes uno para republicanos intransigentes como Llamazares o Carod Rovira?
-¡Pues claro!
-Bueno, esos de momento no pintan nada, pero igual el día de mañana ..., si tal prepara un poco para Zapatero, que no sea muy fuerte, sólo que lo atonte un poco, no nos vaya a salir rebelde como el Jose Mari.
-Hecho.
Y después Felipondio se mandó construir un discreto y humilde palacete (pagado gracias a los sufridos contribuyentes de su reino y sin la aportación de los drefraudadores del fisco) para vivir junto a su amada. Su padre, el Rey, ante la amenaza de la compañía del Sánchez Dragón, de las mazmorras y de su incapacidad para demostrar que no estaba senil, no tuvo más remedio que claudicar y aprobar el enlace matrimonial.
El resto de la historia ya lo conocéis de sobra, Felipondio y Letísica se casaron, malvivieron felices y caminaron como perdices. Tiempo después tuvieron una hija cuyo nacimiento fue vitoreado por los dirigentes políticos, pues encontraron en ella un nuevo motivo para las disputas de rebuznos, ladridos, mentiras e incoherencias que tanto les gustan.
Pero meses después ocurrió la tragedia.
Cierto día y con motivo del segundo embarazo de la princesa, Enrika fue a visitar a su hermana. Enrika se hallaba en el aposento de Letísica mientras ésta estaba en el cuarto de baño anexo.
-Leti, ¿tienes alguna crema a mano?, es que me pica el potorro que no veas.
-Creo que sí, mira en el cajón de las bragas. ¡Mierda, se ha acabado el papel y no hay más! ¡Malditos sirvientes! ¡Oye, Enrika, haz favor y consígueme un rollo, anda!.
Aún no había acabado de pronunciar estas palabras cuando alguien llamó a la puerta.
-Señora Letísica, Mette Marit se encuentra aquí y al parecer tiene mucha prisa.
-Dígale que espere, que ahora no puedo.
-Insiste, dice que o le abre ahora o se va sin contarle los nuevos chismes referentes a la vida sexual de Alberto de Mónaco.
-Bueno, pues hágala pasar en 3 minutos -gritó la princesa mientras se revolvía en el WC- Joder, no me queda más remedio que arreglármelas con el canutillo.
Tres minutos después Mette Marit entraba como un torbellino en la estancia, justo en el mismo instante en que Letísica salía del aseo y cerraba la puerta a cal y canto.
Mientras las dos princesas chismorreaban, Enrika seguía buscando la crema que necesitaba en el enorme cajón de la lencería de su hermana. Y allí, cuidadosamente envuelto entre unas bragas de esparto, de esas de cuello alto, no encontró la crema, sino el diario secreto de Letísica (todavía no logro comprender esa manía de las mujeres de guardar sus cosas secretas en ese lugar precisamente). Distraidamente lo abrió por una página elegida al azar y empezó a leer:
"Querido diario, hoy el príncipe Felipondio ha venido a rogarme que interceda ante mi hermana Enrika, de la que se encuentra terriblemente enamorado sin corresponderla ella de ningún modo"
Excitada, siguió leyendo varios párrafos más adelante:
"Con la simple ayuda de unos antidepresivos y de unas pastillas para dormir he conseguido que mi hermana caiga desmayada en sus brazos. El puesto del Telediario es mío"
Y luego otro párrafo:
"Cuando Felipondio se tome este brebaje, caerá rendidamente enamorado de la primera mujer que vea delante"
Luego en las páginas finales del diario aparecía la composición exacta y la forma de elaboración de diversos brebajes.
La despertó de su ensimismamiento su hermana.
-¿Encontraste la crema?
-¡Ah, no!
-Es igual, voy a acompañar a Mette Marit abajo y ya te consigo una.
Enrika aprovechó la ausencia de su hermana, para sacar su móvil y fotografiar todas y cada una de las páginas del diario.
Más tarde y en la soledad del piso que un día fuera de su hermana leyó el diario de cabo a rabo descubriendo las maquinaciones de su hermana. Según iba leyendo el odio de Enrika hacia su malvada hermana iba creciendo exponencialmente hasta el punto de que viendo lo que podía haber sido (princesa) y lo que en realidad acabó siendo (una asalariada del imperio del infame Emilio Aragón) decidió vengarse. Llamó a su cuñado y le contó toda la historia, mostrándole las fotos que había sacado y mezclándole en la bebida el antídoto contra el brebaje de su hermana. Felipondio, una vez desencantado por partida doble, y su cuñada planearon un falso suicidio de ésta, valiéndose de otro brebaje de los que encontraron en el diario de Letísica y luego ..., ya sabéis la noticia que inundó los medios la semana siguiente.
A día de hoy y según cuentan mis fuentes, la princesa le ha contado a sus allegados que todas las noches se le aparece, en la cama donde duerme junto a su marido, el fantasma de su hermana Enrika y que no contenta con asustarla le hace el amor a Felipondio delante de sus narices."
Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado. Con esto Mariñas y yo tenemos para atacarnos durante muchas semanas, uno acusando y otro defendiéndose por todos los platós de la televisión y en el papel Couché.
-Joder, Jaime, ¿y tú crees que alguien se tragará esa patraña tuya y de Mariñas?
-Más de los que piensas, Ramón.
-Pues hay que ser muy imbécil y retrasado para tragarse esa mierda.
-¡Chisstt! Precisamente ahí viene la única persona que lo sabe.
-¿Quién?, ¿ella?
-Sí, conoce la historia pero no nuestro plan. Hola Mercedes.
-Hola Jaime, Ramón. Todavía no puedo creer que sea cierto, hemos conseguido colar una cámara espía en el cajón de las bragas, pronto tendremos noticias. No sé como agradecértelo, Jaime.
-De momento nos podías pagar las consumiciones y poner una canción.
-Ipso facto. ¿Te vale ésta?



-Esa misma.

*Para ReVeL, espero que a partir de ahora todo te vaya de cine, te lo mereces.

lunes, febrero 12, 2007

JAIME, RAMÓN Y LA PLEBEYA

. lunes, febrero 12, 2007
10 Perdieron el tiempo aquí

-Que sí, Ramón, que sí, ella es una plebeya, es indigna para el cargo que ostenta.
-Cada uno tiene derecho a casarse con quien quiera.
-Te entiendo, eso no significa que vaya a ser una mala esposa para él, simplemente digo que no está preparada para lo que supone estar casada con esa persona ins-ti-tu-cio-nal-men-te hablando.
-Mira que le tienes manía.
-¿Y el entierro?, ¿la viste?. Ni siquiera se puso unas gafas, su mueca de dolor fue portada en todos los periódicos, ¡qué vergüenza!
-Pues qué quieres que te diga, a mí me ha parecido bien, soy de los que piensan que la cara es fiel reflejo del alma. Se nota que ha dejado aflorar sus verdaderos sentimientos.
-Pero hay que guardar las apariencias, Ramón, eso es lo más importante, mira sino la de Inglaterra, ¿acaso la has visto derramar alguna lágrima alguna vez?
-Hombre, cara a fuera no, pero supongo que cuando le vió por primera vez la cara a su primogénito algo lloraría, jijiji.
-¡Anda, no digas tonterías! Esta es una Cenicienta a la que le quedaba demasiado grande el zapato, pero que aún así acabó engatusando al Príncipe Azul.
-Bueno, en lo tocante a los zapatos, ¿no llegaste tú a comentar algo acerca de que usaba tacones de 8 cm para que la diferencia de estatura no fuera tanta?
-Siiiií, y se puso hecha una basilisca, incluso llegó a lanzarme una mirada intimidatoria, ¡a mí!, ¡intentando intimidarme a mí la muy plebeya!
-Creo que te estás obsesionando, Jaime, te lo tomas muy a pecho.
-Claro, y lo tuyo con el "canon" es distinto, ¿no?
-Pues no, y aparte ya lo he dejado, los que vengan atrás que se mojen.
-Los que vienen atrás mientras vendan discos no se van a mojar, no les hace falta, el problema viene cuando dejen de venderlos como tú.
-Mira, Jaime, por muy amigos que seamos no te consiento que ..., y aparte, aún no hace mucho que me han entregado un Disco de Diamante por haber superado el millón de copias vendidas.
-¡Bufff!, ¡25 años para vender un millón de discos! Hay algunos que los venden en una semana.
-Sí pero es que a mí nunca me promocionaron como es debido y además ...
-...Y además deberías haber muerto de sobredosis hace 15 años. Ahora serías un mito, una leyenda del Rock. Cada año por navidad saldría una nueva recopilación, un disco remasterizado, un DVD del concierto que diste en Carabanchel o algo por el estilo. Tu viúda sería inmensamente rica y cada aniversario de tu muerte tus fans harían peregrinación hasta tu tumba y la llenarían de flores. Estarías en el Olimpo de los rockeros españoles, junto a Pepe Risi, Enrique Urquijo, Eduardo Benavente, Carlos Berlanga, Toti Arbolés, Jesús de la Rosa y Antonio Vega.

-¡Mira que llegas a ser bruto!, además, ¡si Antonio Vega todavía vive!
-¿De verdad?, ¡quién lo diría!
-De todas formas es verdad que la droga estaba bastante extendida entre los músicos de mi época, pero conseguí mantenerme firme ante ella.
-¿Así que no las probaste?
-El "Caballo" no, siempre le he tenido auténtico terror a los pinchazos, no veas las que armaba de crío cuando me tenían que poner una inyección, hacían falta cuatro personas para agarrarme.
-¿Y las demás?
-Pues bueno, la "Coca" la probé un par de veces pero me daban unos estornudos infernales y acababa con agujetas en el abdomen y con los mocos colgando como un "Troll".
En cuanto a los "Porros" pues me fumé muchísimos, aunque siempre sin tragar el humo, claro. Con el alcohol tenía muchos problemas pues al segundo cubata ya estaba vomitando y mis colegas se reían de mí, así que lo dejé.
-¿Pastillas?
-Ya sabes que en la farmacia sin lo llevas receta no te las dan, y yo nunca iba al médico, ni tampoco al dentista, les tengo pavor.
-Pues mírate ahora, te pareces más a Bustamante que a Jim Morrisson.
-Tampoco te pases.
-Tienes razón, por lo menos Busta no tiene que suspender su actuación por intento de lapidamiento por parte del público.
-Eso fue por lo del "canon", ya te lo dije antes.
-Bueno, dejemos el tema, mejor nos tomamos algo y te digo lo que me ha contado Mariñas acerca de la oscura trama que envuelve al suicidio de la hermana de la plebeya.
Por favor, señorita, póngame un Jack Daniels y doble, a poder ser.
-A mí ponme una Mirinda y si haces el favor con una pajita, gracias.
-La verdad es que como leyenda del rock lo llevas crudo.
-Perdona, no te escuché, ¿decías?
-Nada,nada, anda, toma una moneda y pon una canción.
-Ok, ¿te vale Mecano?, a mí me molan mazo.
-¡Dios mío, qué rockeros tiene este país!



*Tengo la esperanza de que mi presagio sobre Antonio Vega no se llegue a cumplir, o por lo menos que no lo haga a corto plazo.
¡Animo Antonio!

sábado, febrero 03, 2007

TERRORISMO ALIMENTARIO

. sábado, febrero 03, 2007
7 Perdieron el tiempo aquí

-"Según un reciente estudio realizado por expertos de nuestro programa, podemos afirmar que el consumo en grandes cantidades de productos de la multinacional alimenticia McDonalds evita en casi un 90% el riesgo de padecer cáncer de próstata en hombres y de mama en mujeres".
De este modo empezamos un martes nuestro primer programa con el patrocinio de McDonalds.
-¿Y qué componente tienen esas hamburguesas que hagan reducir el riesgo de padecer uno de esos cánceres?
-Ninguno.
-¿Entonces?
-Muy fácil, las edades medias de las personas que padecen ese tipo de cánceres es muy elevada, por otro lado la dieta del McDonalds es muy rica en grasas, por lo que si se consume en grandes cantidades provoca un gravísimo aumento del colesterol, los triglicéridos, la tensión arterial y demás zarandainas.
-Sigo sin verlo.
-¿Y qué pasa si tienes el colesterol, la tensión y los triglicéridos por las nubes?
-¿Que no cagas bien?
-Anda, Lázaro, no seas bruto.
-De verdad, señor Torreiglesias, que no lo sé, yo sólo conozco el colesterol y los triglinosequé esos de oídas en la tele, y claro, como todo lo que anuncian ayuda a regular el intestino, pues llegué a la conclusión de que ...
-Olvida las conclusiones y deja continuar al viejo, que nos dan las uvas.
-Perdona, Suso, yo sólo quería ...
-¡Chisssstttt!, ya contesto yo a mi propia pregunta.
Pues la respuesta es que lo más fácil si tienes todo eso por las nubes es que te mueras de un ataque al corazón, de un derrame cerebral o de algo parecido. Y si te mueres por una de esas causas pues nunca contraerás los cánceres que antes he mencionado, pero claro, por supuesto ese pequeño detalle no lo mencionamos en el programa.
-¡Menudos hijos de puta!, así que si me hincho a comer en el McDonalds nunca padeceré cáncer de próstata porque nunca llegaré a la edad en que suele desarrollarse.
-Tú lo has dicho, Suso. Ya sabes que todo tiene su contrapartida, si te tomas muchos medicamentos para aliviarte los dolores de espalda, lo más probable es que acaben destrozándote el estómago, pues con esto pasa algo parecido.
-¿Y la gente no se da cuenta?
-Pues no, te recuerdo que nuestro programa está dirigido a amas de casa hipocondríacas.
-Ya veo, ya igual que te obligan a comer brécoli también pueden hacer que te hartes de hamburguesas.
-Eso depende del grado de lavado de cerebro en que se encuentren, pero la cosa no se queda ahí. -¿No?
-Pese al notable aumento de las ventas, los de McDonalds querían más, así que con la interesada colaboración de la Roselló pusieron en marcha un plan de mayor envergadura económica e igualmente maléfico. Idearon un plan que hiciera llegar sus productos a todas las esferas de la población mediante publicidades agresivas, contactos con la clase dirigente, acciones para desacreditar a la competencia que distan muy poco del terrorismo y el fichaje de algún que otro personaje famoso.
-¿Y sólo lo hicieron en nuestro país?
-En un principio sí, lo escogieron como experiencia piloto, si les salía bien harían lo mismo en los demás.
-Entiendo, ¿y en qué se basaban esas campañas?
-Bien, por un lado trataron de llegar todavía más a sus clientes más fieles, los adolescentes. Para ello trataron de por así decirlo cambiar la muy gastada imagen del payaso Ronald McDonald, bajándole la cintura del pantalón hasta la rodilla y llenándolo de piercings y tatuajes. Conscientes de que gran parte de su éxito se debe a los reclamos para los niños, pusieron en marcha una campaña similar para los adolescentes, la llamada "Disfruta de tu comida y tunea tu móvil", en la que regalaban por así decirlo tonos, melodías, logos, salvapantallas y demás estupideces de esas que les gustan a los chicos de hoy en día.
-Joder, su ambición no tiene límites.
-Pues no, porque como dije la cosa no se quedaba ahí. En colaboración con la Asociación de Enterradores, Floristas y Empresas Funerarias y por medio de sobornos llegaron a personas muy allegadas a los dirigentes políticos. Todavía no sé si dio resultado, pero trataron de convencer a ZP de que promoviese una campaña en favor del consumo de sus productos entre la gente de mayor edad. Le hicieron ver los beneficios que podría obtener el estado del aumento de muertes que todo ello generaría, bueno, más que beneficios debería haber dicho reducción de gastos en materia de sanidad y pensiones, claro, no sabéis lo que le cuesta un jubilado al estado. Fíjate hasta dónde llegaron que incluso Zaplana llegó a decir en una interpelación en el Congreso de los Diputados que nuestros ancianitos deberían comer lo que les diera la gana, que los médicos cohartan sus libertades imponiéndoles dietas severas.
-Ahí llevan razón, los viejos son unos parásitos, sin trabajar, cobrando del estado, viajando, el autobús les sale más barato ...
-¡No seas necio, Lázaro!, parásitos sois vosotros, que tenéis más de 30 años y todavía vivís a cuenta de vuestros padres. Date cuenta que la aportación de los abuelos es importantísima para la sociedad en que vivimos. Dime, ¿quién cuida sino de los niños y de la casa cuando los padres trabajan? -interpuso Magda que acababa de servirle el enésimo Whisky al presentador y se metió de lleno en la conversación.
-Puede que tengas algo de razón, pero los viejos se pasan el día en los parques o en el ambulatorio, me aburren y huelen a meado, y si no me voy de casa es por culpa del precio de la vivienda, de los salarios bajos y de que no sé cocinar.
-Pero si en tu vida tuviste un salario.
-Por eso, para tener un salario de mierda, mejor no tenerlo.
-¡Ejem!, ¿puedo continuar? -preguntó el presentador que a medida que pasaba el tiempo y bajaban los Whiskys hablaba más y se le entendía menos.
-Sí, sí, continúa.
-Como ejemplo de lo que yo llamo Terrorismo Alimentario y para desacreditar a sus mayores enemigos (y no hablo del Burguer King, sino de las legumbres y hortalizas), contaminaron con pesticidas ilegales una plantación de pimientos en Murcia, de modo que se armó un escándalo de padre y muy señor mío.
Finalmente contrataron a José Coronado para hacer una campaña en TV, proclamando los beneficios que aportan los productos de McDonalds para el tránsito intestinal.
-¡Menuda movida!, ¿y aumentaron las ventas?
-¡Vaya que si no aumentaron!, y los beneficios también, las acciones subieron como la espuma. Fíjate por donde que Julián Muñoz compró un buen paquete de ellas antes de que empezaran a subir.
-¡Ese hijo de puta!, como le coja le voy a ...
-Bueno, ahora si no les importa me tengo que ir, voy a asistir a un acto donde se alerta de lo pernicioso que puede llegar a ser consumo de alcohol entre la juventud.
-Sí claro, sólo bebemos los jóvenes.
-Bueno, ese es otro tema, jejeje. Ah, espero que todo esto que os he contado no salga de aquí, o vuestra integridad física puede peligrar. Adiooooos.

jueves, febrero 01, 2007

LA OPERACION McDONALDS

. jueves, febrero 01, 2007
15 Perdieron el tiempo aquí

-¿La operación McDonalds?
-Sí.
-¿Y en qué consiste?
-Pues resulta que en la multinacional de comida basura McDonalds se han alarmado por el fuerte incremento de ventas en España de Burger King, su mayor rival. Al parecer el mayor culpable de tal incremento es el Ministerio de Sanidad, que vetó una campaña donde se publicitaba el consumo de la Hamburguesa XXL.
-Pues si le vetaron la campaña lo más lógico es que descendieran las ventas y no al revés.
-¡Qué poco sabes de la vida, Lázaro!, ¿te llamas así, no? -preguntó el presentador mientras mi amigo asentía con la cabeza.
-Será que sé poco de la vida, pero no me cuadra.
-Muy fácil, los adolescentes tienen la culpa. Como de sobra sabréis, los adolescentes se rebelan por naturaleza y por inconsciencia contra todo tipo de normas, reglas y leyes establecidas. Así que nada más saberse que al Ministerio de Sanidad no aprobaba las hamburguesas XXL (el caso salió en todos los medios de comunicación) pues se lanzaron como posesos a consumirlas, incluso llegaron a quemar camiones de legumbres y hortalizas en una especie de Kale Borroka alimentaria, ello provocó que el aumento de ventas de tal producto fuera considerable. Ya sabréis el cuento de "Mal o bien, pero hablad de mí", en el fondo todo es publicidad.
-Vaya con los adolescentes, mira que somos estúpidos a esa edad.
-La verdad es que sí -prosiguió el presentador- pero eso forma parte del desarrollo de la personalidad de uno, lo malo es cuando no dejas de ser adolescente ni con 30 años.
-¡Venga, viejo, no te vayas por las ramas!
-Enterados del éxito de Burguer King los de McDonalds se pusieron manos a la obra y maquinaron un plan diabólico, idearon el llamado Terrorismo Alimenticio.
Lo primero que hicieron fue ponerse en contacto con nosotros, en concreto con la Roselló, para que promocionáramos sus productos en nuestro programa.
-Pero se supone que en vuestro programa, se fomentan las dietas con productos bajos en grasas y calorías, y los productos del McDonalds son cualquier cosa menos saludables.
-Ese fue nuestro mayor quebradero de cabeza, la multinacional puso muchos millones encima de la mesa, tantos que ni siquiera se nos pasó por la cabeza la idea de rechazar su propuesta. El dinero nos cegaba, pero aún así nos dimos cuenta de que tratar de vender McDonalds en nuestro programa era lo mismo que vender humo, así que decidimos buscar a unos profesionales en eso último y contratamos a los publicistas de CEAC. En pocos días ya habían solucionado nuestro problema, habían encontrado lo que estábamos buscando con tanto ahinco, ¡beneficios para la salud debidos al consumo prolongado de los productos McDonalds!.
-¡Joder!, ¡quien lo diría!