lunes, enero 29, 2007

SABER VIVIR BIEN

. lunes, enero 29, 2007
6 Perdieron el tiempo aquí

Lo del colchón fue la gota que colmó el vaso y claro está, perdí los estribos. Le agarré con fuerza por la solapa de la chaqueta y empecé a zarandearlo mientras le gritaba:
-¡Maldito hijo de puta!, por culpa tuya estuve dos meses a dieta de puerros, brécoli y coles de Bruselas.
-¡Oiga, pare ya!, no sé bien si es usted o el Gin Tonic, pero la cabeza me da vueltas.
-Yo también sé dar consejos saludables, te voy a romper todos y cada uno de los huesos de tu cuerpo, verás que fortalecido sales después.
-¡Haga el favor de soltarme!, está usted muy tenso. Mire por donde le vendría bien un Tensiómetro que vendemos nosotros, está testado por la Asociación de ...
-¡A la mierda el chisme ese!, ¿no se da cuenta de que estamos hasta los cojones de usted y del mercadillo de la salud que tiene montado en su programa?, ¿no se da cuenta del daño que hace a todas las amas de casa hipocondríacas que le ven?, ¿no se da usted cuenta de que los médicos están hasta los mismísimos de que se desoigan sus recomendaciones en favor de lo que dice usted en su programa?
-Yo no tengo nada que ver con eso.
-¡Será caradura!, ¡suéltame, Lázaro!, que sé de uno al que le van a volar los dientes, ¡será cínico!
-Tranquilo, Suso, déjale que se explique por lo menos y si tal luego le pateamos la cabeza.
-Eso, haga caso de su amigo, que parece más inteligente.
-¡Te voy a ...!, suelta Lázaro, coño.
-Anda, Suso, ¿no ves que está llorando?
-Por favor, no me haga daño, le contaré toda la verdad, pero no me haga daño -nos dijo el presentador entre sollozos.
-Está bien, más te vale que sea creible.
-Lo que dije antes es cierto, yo no soy responsable de lo que se dice en el programa. Simplemente soy el que da la cara, soy un simple títere en manos de la arpía y de los productores del programa.
-¿Y quién es la arpía?
-¿Pues quien va a ser sino María José Roselló?, la nutricionista.
-¿Esa vieja empotingada?
-Pues sí, mi labor se centra en presentar el programa y tratar de vender los productos, por así decirlo yo soy el comercial. Pero es ella la que mueve los hilos, se encarga de negociar con las empresas alimentarias interesadas en que promocionemos sus productos, juntos planean el guión del programa. Así que si tu madre te hartó a puerros y brécoli lo más normal es que viera algunos de los programas promocionados por Legumbres Avelino, las que hacen que trabaje el intestino.
-Joder, ¿y los médicos esos que salen en vuestro programa?
-Bien fácil, todos cobran de alguna manera, así que dicen lo que les mandemos. La gran mayoría viene por publicidad, tras salir en la tele el número de pacientes de sus consultas privadas aumenta considerablemente. Los demás pues vienen simplemente por lo que les pagamos. Muchas veces se dio el caso de faltarnos un médico a última hora y haber tenido que echar mano de lo primero que encontráramos, recuerdo una vez que tuvimos que poner a un vendedor de enciclopedias que me encontré en la calle, como experto en temas de jaquecas, migrañas y demás cefaleas.
-No me extraña, a mí me duele la cabeza nada más verlos delante.
-Pues no sé si sería debido a su profesión o a qué pero el fulano salió muy bien del paso.
-Es que esos están muy entrenados para engañar a la gente.
-Pero lo peor de todo está por venir.
-¿Sí?, ¿no me diga?
-Pues sí, se trata de la "Operación McDonalds"

miércoles, enero 24, 2007

UNOS CONSEJOS SALUDABLES

. miércoles, enero 24, 2007
10 Perdieron el tiempo aquí

Me acerqué a la barra con aire casual y me senté en el taburete que había justo al lado de donde se hallaba el famoso presentador, llamé a Magda y le pedí un zumo de piña.

-¿He oído bien?, ¿has dicho "zumo de piña"? -preguntó extrañada.

-Sí, eso he dicho, ¿me lo vas a poner o no? -contesté mientras le hacía un guiño para que se estuviera callada.

-Claro, claro, lo que tú digas.

Armándome de valor y cerrando los ojos le pegué dos tragos al vaso del zumo.

-¡Ahhh!, ¡mmmmmmmmm!, ¡qué ricos y qué sanos son estos zumos!, ¿no cree?. ¡Anda!, ¡pero si es usted en persona!

-¿Eeeeh?, ¡ah sí, sí! -me contestó, se le notaba incómodo por la situación.

-Usted es Manuel Torreiglesias, ¿no?, el famoso presentador de televisión.

-Sí, yo soy Torreiglesias, lo de famoso o no ya no lo sé.

-Pues le comentaba lo ricos y sanos que son los zumos de fruta.

-Sí, sí, son sanísimos.

-Oiga, ¿y eso que está bebiendo también es sano?

-El alcohol es muy sano, siempre que se beba con moderación, ¿no ve como no me bebo el vaso de golpe sino a sorbos?, aparte apenas le echo unas gotas de ginebra, lo demás es tónica.

-Ya, ya veo que se cuida usted mucho.

-Aunque se tengan hábitos saludables, con el paso de los años hay ciertas cosas que pueden aflorar. En mi caso particular soy hipotenso y por todos es sabido que el alcohol ayuda a subir la tensión arterial.

-Entiendo, ¿incluso a las 12 de la mañana?

-Hombre, hay quien lo toma en ayunas, nada más levantarse, pero mi estómago no lo tolera y acabo echando la pota.

-Así que reconoce que ha intentado mandarle un lingotazo en ayunas.

-No, hombre, no, sólo estaba haciendo una labor de investigación. Yo es que suelo tener muy mal despertar, ¿sabe?, casi siempre tengo la boca reseca, dolor de cabeza y el estómago revuelto. Cosas de la edad, supongo, no hay nada que un paracetamol no cure.

-A mí me pasa algo parecido cuando me levanto al día siguiente de haber salido de botellón. Por cierto, ¿qué opina usted del botellón?, algo malísimo, ¿no?

-Es horrible, luego dejan todos los vasos y las botellas tirados por ahí y se orinan en la calle dejando un olor nauseabundo.

-No me refería a eso, sino a las consecuencias del botellón en sí.

-Bueno, ya le he dicho que siempre que se beba con moderación no pasa nada. Incluso pillarse un alegrete es bueno a la hora de las relaciones sociales. Lo malo es cuando se mezcla el alcohol con otras sustancias como el cannabis, la cocaína o las pirulas.

-Vaya, veo que está muy "puesto" usted en el tema.

-Pues claro, es mi trabajo.

-¿Y qué opina de la mezcla de alcohol y volante?

-Lo peor de esa mezcla es cuando te para la Guardia Civil y te hace soplar, te meten unas multas que te cagas y ahora con esa gilipollez de los puntos ... Mire, en nuestro programa vendemos un chisme de esos para medir la tasa de alcohol en sangre testado farmacológicamente por la irrisoria cantidad de 300 €, si lo compra ya no volverá a tener problemas de ese tipo.

-Se llama alcoholímetro. Oiga, ¿y por el simple hecho de comprar su "chisme" ya no me volverá a parar la picola?

-No hombre no, esos aparatos se usan como medida preventiva, usted sopla y si la medición del aparato es superior al máximo establecido por la ley pues con no coger el coche basta.

-Pero el chisme no te va a buscar él a un taxi, ni mucho menos a pagártelo.

-Eso no, claro. Por eso que lo mejor es irse uno en su coche y rezar para que no te paren, así te libras de muchos dolores de cabeza.

-¿Y usted usa y abusa del alcoholímetro?

-Nooo, nooo, yo no tengo ninguno, a pesar de que hoy en día 300 € no son nada, sobre todo en comparación con el precio de la vivienda o con las comisiones que puede llegar a cobrar un concejal de urbanismo, mi sueldo de presentador es muy modesto y no me lo puedo permitir. Yo uso métodos más tradicionales, como por ejemplo este.

Se bajó del taburete y trató inutilmente de hacer la famosa "postura del cuatro" con las piernas, aquella en la que permaneciendo una pierna recta y apoyada en el suelo mientras la otra se flexiona apoyando el talón en la rodilla de la primera formando las dos un ángulo de 90 grados.

-Pues parece que no ha sido usted capaz.

-¡Bah!, la edad, ya se sabe, tengo artrósis en las rodillas, pero de todas todas es un método de lo más fiable.

-Ya veo, ya.

-Pues si todo lo demás falla, lo mejor es buscar un sitio cómodo donde descansar tranquilamente hasta que se pasen los efectos del alcohol.
-Sí, ahí ha dado en el clavo, tanto mi amigo que está allí sentado -le dije mientras le hacía un gesto a Lázaro para que se acercara- como yo, solemos abusar de este último método, lo malo es que luego nos provoca grandes dolores de espalda.

-Claro, eso es por no descansar en la postura adecuada y por usar colchones baratos, precisamente en mi programa vendemos uno de látex natural que ha sido testado y aprobado por miebros expertos de la Asociación Española de Comatosos, arrojando unos excelentes resultados en lo tocante a ausencia absoluta de dolores en el 90% de los casos.

-Debe tratarse de un colchón excelente.

-Lo es

domingo, enero 21, 2007

SABER BEBER

. domingo, enero 21, 2007
4 Perdieron el tiempo aquí

Días después Lázaro y yo estábamos otra vez en el café de Marta y Magda cuando de pronto irrumpió un señor mayor vestido con un traje gris y corriendo muy por el estilo del conejo de Alicia en el País de las Maravillas, aquel que siempre llegaba tarde. El caso es que me sonaba mucho su cara y no sabía de qué, sólo tenía claro que fuera quien fuera no me debía caer bien si mi intuición anti repelentes no me fallaba.
El hombre se acercó a la barra y pidió de beber.

-Póngame un Gin Tonic, señorita y a poder ser con más de lo primero que de lo segundo.
-¿¿¿Un Gin Tonic??? - le preguntó Magda.
-Sí, un Gin Tonic, ¿acaso no sabe lo que es?
-Pues claro que lo sé, faltaría más, soy dueña de un bar.
-Entonces, ¿por qué coño pregunta?
-Es que me ha sorprendido porque no es muy habitual que me vengan pidiendo un Gin Tonic a las 12 de la mañana, esto no es un after.
-¿Y qué más da la hora?, ¿me lo va a poner o no?
-Claro, claro.

Marta cogió un vaso de tubo y lo colocó encima de la barra, cuando se disponía a poner el hielo él la interrumpió:

-Con una piedra sola me llega, por favor, así coge más líquido.
-Dígame que pare -apuntó Magda mientras iba llenando el vaso con la ginebra.
-Basta, ahí basta, ahora complete con la tónica.
Magda obedeció sin chistar, pero su gesto demostraba que no le gustaba que le dijeran cómo tenía que hacer su trabajo.
-¿Le vale así al caballero? -le preguntó con cierta sorna.
-Sí gracias -se apresuró a contestar el cliente mientras deslizaba una mano temblorosa hacia el vaso.
-¿Le ocurre algo?, tenga cuidado, con ese tembleque que tiene aún va a tirar el vaso. ¿Prefiere una pajita?
-Puestos a pedir y viéndola a usted tan guapa preferiría que me la chupara antes que una pajita, jejeje. Le ruego me disculpe, me ha salido la vena graciosa, pero gracias de todas todas, esto es por la tensión, la tengo muy baja -dijo mientras le mostraba las manos temblorosas a modo de un cirujano antes de operar, luego agarró el vaso con las dos manos y sin levantarlo lo acercó al borde de la barra, una vez allí acercó los labios al borde del vaso y bebió unos sorbos. Tras eso parece que se sintió algo mejor, o por lo menos parecía que no temblaba tanto y cogió el vaso y se bajó de penalti todo lo que quedaba.
-¡Ahhhhh!, ¡gruuuuuuupppppssss!, lo siento pero estoy fatal de los gases, póngame otro por favor.

Magda obedeció y le volvió a servir otro Gin Tonic que el cliente apuró de una tacada.

-Por favor, póngame otro y esta vez tráigame algo para comer, unos Donuts mismo me sirven, a poder ser de los de chocolate.
-... Se mantendrá en su torre de marfil hasta que tenga que empaparse con el sudor del vulgo.
-¿Se puede saber qué coño dices?, Lázaro.
-Nada, Suso, sólo leía en alto.
-¿Lo qué?
-Lo que dice mi horóscopo de hoy en el periódico, ¿tienes idea de lo que puede significar?
-Pues no, anda, bájate de la nube y fíjate en el tipejo ese de la barra, ya va por el tercer Gin Tonic.
-¡Coño!, pero si es ..., pero si es ...
-¿Le conoces?

-Pues claro que le conozco, se trata del Torreiglesias, el pesado ese que sale por las mañanas en la primera cadena dando el coñazo con lo de la salud.

-¡Claro, joder!, no sé cómo no le he reconocido antes, ¡menudo hijo de puta! Por su culpa mi madre nos puso a mi viejo y a mí a dieta. Sólo nos preparaba carnes a la plancha, pescado blanco, ensaladas, legumbres y por encima nos quitó la cerveza y el postre para cambiarlos por agua mineral y fruta. Nos dijo que según explicaba el indivíduo este en la tele que una dieta a base de este tipo de alimentos era sana y saludable.
-La mía tampoco se lo pierde nunca, hasta compra la revista y todo, la verdad es que esta gentuza no debería tener derecho a la vida.
-¿La revista?
-¿No lo sabes?, pues como no llega con el coñazo que da en la tele aún tiene una revista dedicada al tema, Saber Vivir creo que se llama, igual que el programa.
-"Saber Vivir Bien" o tal vez viéndole a él sería mejor llamarla "Saber Beber", seguro que se trata de otro engañabobos, claro, en la tele les empiezan a lavar el cerebro y en la revista las remata.
-Claro y mientras el señorito no se priva de nada y sopla que no veas, espera que le voy a decir cuatro cositas.
-Si le zurras déjame por lo menos patearle un poco los hígados.
-Hecho.

sábado, enero 13, 2007

EL CALVO Y PINOCHET

. sábado, enero 13, 2007
4 Perdieron el tiempo aquí

-Venga, Calvo, ahora continúa contándonos lo que te pasó en Chile.
-Pues llegué a Santiago y me hospedé en el mismo hotel que mi hermana. Luego ella se fué a sus cosas y yo me fui a dar una vuelta por la ciudad. Apenas había recorrido un par de calles cuando me encontré de frente con un grupo de gente que no dejaban de mirarme, uno de ellos me señaló y empezó a gritarles a los demás:
-¡Miradle, es el calvo de España, el que sale en la tele!
¿En la tele?
-Sí, es un mago o algo así lo ví el año pasado cuando fuí a visitar a mi amigo Blas Piñar. Sale en la tele soplando algo en la mano y aparecen unas bolitas.
-¿Es eso verdad?
-Pues sí -contesté.
-Pues estoy pensando que podrías alegrarle un poco el día a nuestro General, últimamente está un poco pocho, seguro que consigues divertirle con uno de tus trucos, y por supuesto serías bien pagado.
-¿A Pinochet?
-Sí, ¿qué otro General va a ser?
-Pero yo no ... -traté de protestar.
-Con nosotros no hay peros que valgan, te guste o no vas a ir, ya veremos luego si cobras o no -me dijo apuntándome a la cabeza con una pequeña pistola que había sacado de un bolsillo- ¡andando!.
Me metieron en un coche y me condujeron hasta una mansión de las afueras de la capital, una vez allí el personal de seguridad me cacheó de arriba a abajo y me hicieron subir a la habitación dónde se encontraba el anciano ex-dictador.
-Más te vale que el viejo disfrute, Calvo, o te las tendrás que ver conmigo -me amenazó el de la pistola antes de empujarme dentro de la estancia.
Una vez dentro observé al viejo genocida postrado en la cama mirándome con cara de incredulidad, yo no sabía qué hacer, parecía que estaba asustado, una voz amenazante detrás de la puerta me hizo actuar de inmediato, así que hice lo único que se me vino a la cabeza y lo que mejor sé hacer, le metí unos tragos a la botella de Mistol que siempre llevo conmigo y empecé a soplar en la mano, como tantas otras veces he hecho en mi vida.

El viejo no tardó en reaccionar ante lo que estaba viendo, tenía la cara enrojecida y se asía con toda la fuerza de sus manos a las sábanas, finalmente gritó entre espasmos:
-¡¡¡ASESINO, ASESINO!!!, me quiere envenenar con esos polvos.
Torpemente me acerqué a él para tratar de hacerle recapacitar y explicarle el motivo de mi presencia allí, pero mis intentos fueron vanos, la cara se le estaba poniendo morada y los espasmos eran cada vez más fuertes, así que abrí la puerta y traté de escaparme. Inmediatamente uno de los empleados de seguridad me preguntó porqué huía y le conté que buscaba ayuda, pues al General parecía que le había dado un ataque de risa. El empleado asomó la cabeza dentro del cuarto y vió como el anciano echaba ya espuma por la boca, entonces habló por el walkie-talkie y en menos que canta un gallo aquello se llenó de médicos, enfermeras, cuidadores, familiares y demás personal que pululaba por aquella mansión. Aprovechando el desconcierto general logré escabullirme y escapar hasta la embajada española, allí me consiguieron unos pasajes y volé a España y aquí estoy, pero se supone que me han seguido la pista, por eso me persiguen.
-¡Joder, menuda historia!, oye, tengo una duda, ¿por qué fuiste a la embajada española y no a la Británica?
-Muy fácil, Suso, en mi país no soy más que un mindundis cualquiera, pero en el vuestro me conoce todo dios.
-Pues si eras un mindundis, ¿por qué te eligieron para el anuncio de la lotería?
-Simplemente porque mi hermana se acostaba con uno de los mandamases del organismo nacional de loterías. Ahora como lo han dejado, pues me he quedado sin anuncio.
-Vaya con tu hermanita, ¿es guapa?, ¿a qué se dedica?
-Es algo así como una dama de compañía para altos ejecutivos a nivel internacional.
-Vamos, una puta de lujo.
-¡Pero qué bruto eres, Lázaro!
-Llámala como quieras, pero vive que te cagas.
-No te lo niego, calvo, no te lo niego.
-Oye, ¿a qué se debe que repitas dos veces las frases?
-Pues no sé, la verdad es que no lo sé.
-Bueno, chicos ha sido un placer pero tengo que irme, gracias, no sé qué hubiera sido de mí sin vuestra ayuda.
-De nada, hombre, aquí tienes unos amigos. ¿Y a dónde piensas ir?
-Todavía no lo sé, quizás a Cuba.
-Vaya, pobre Fidel, seguro que tiene las horas contadas, adios Calvo.
El Calvo volvió a hacer el famoso gesto de soplar en la mano mientras se despedía de todos y se fue calle abajo.

miércoles, enero 03, 2007

CAMPAÑA FALLIDA

. miércoles, enero 03, 2007
7 Perdieron el tiempo aquí

-Supongo que de ahí viene lo de que te persiguen unos chilenos, ¿no?
-Supones bien, Lázaro.
-Pues nada más llegar a Chile ...
-Un momento, Calvo, que me llaman al móvil.
-Tranquilo, Suso, mientras hablas me tomaré otro Whisky.
-Te lo pongo porque tu historia me tiene intrigada, sino te iba a dar mierdas -protestó Marta.
Cogí el móvil y cuando ví quien me llamaba supe que algo no iba bien.
-Diga.
-[...]
-No puede ser, ya lo teníamos todo preparado.
-[...]
-¡Serán hijos de puta esos malditos etarras de mierda!
-[...]
-¿Y los gastos que llevamos hasta el momento?
-[...]
-Sí, supongo que 5.000 euros son suficientes para cubrir todos los gastos, de todas todas lo tengo que discutir con mis colaboradores.
-[...]
-Bueno, adios, entonces otra vez será.
Corté la conexión con mi interlocutor y guardé el móvil en el bolsillo.
-¿Qué ha pasado, Suso?
-El "Plan Pesoe" a tomar por culo.
-¿El "Plan Pesoe"?
-Sí, Lázaro, me habían contratado los dirigentes del PP para llevar a cabo una campaña de desprestigio del partido socialista en vista de las próximas elecciones municipales.
-¿Todavía más desprestigio?, ¿es que no les llega con lo de Cataluña, con lo de los inmigrantes, con los incendios, con las riadas, con ...?
-Pues parece que no -le interrumpí- cosas de la política, supongo.
-¿Y cómo te conocieron?
-Ay, Lázaro, no sabes la de gente importante que se llega a conocer en la cárcel.
-Joder, Suso, ¿y que tenías pensado?
-Pues debido a mis contactos con el mundo del famoseo tenía 2 planes, el "A" y el "B".
El plan A consistía en conseguir mediante engaños que Rubalcaba presentara las Campanadas de Fin de Año junto a Ana Obregón, ataviado con la capa de Ramón García.
-Eso fijo que terminaría con su carrera política, el ridículo sería todavía mayor que el que hicieron Maragall y Carod en su viaje a Israel.

-Bueno, tanto no, Lázaro, tanto no.
-¿Y el plan B?
-El plan B consistía en liar a Pepe Blanco con una famosa del estilo de Leticia Sabater o Yola Berrocal y tratar de conseguir unas fotos suyas en actitud comprometida, al estilo de Hugh Grant con la prostituta.
-Pero a Hugh Grant le detuvieron por eso.
-Pues si detuvieran a Pepe ya sería la repera, les pediría hasta 180.000 €.
-Normal, Suso, sería el mayor escándalo político desde el paso de Boyer al PP.
-¿Desde los qué? Joder, suso, cuando te pones en plan culto das asco, ¿a quien le interesa la política?
-Pues a tí no te interesará pero veo que le tratas de sacar partido.
-Tienes razón, a mí me interesan los políticos no la política.

-¿Y por qué lo abortaron?
-Por el atentado.
-¿El del aeropuerto?
-Ese mismo.
-¿Y qué tiene que ver el atentado con tu campaña de desprestigio?
-Pues que me acaban de llamar los del PP diciéndome que gracias a ETA ya no hace falta tal campaña, que ya se han encargado los terroristas de desprestigiar al gobierno.
-Es verdad, desde que anunciaron la supuesta tregua no han hecho más que a base de hechos darles la razón a todo lo que dicen los del PP, ¿con enemigos como éstos a quién le hacen falta amigos?

-Malditos fanáticos cobardes, ya me gustaría que enseñaran la cara esos hijos de puta, mira que joderle el negocio a un honrado ciudadano.
-Bueno, Suso, eso de honrado ...
-Esos para mí que tienen problemas a la hora de cagar porque siempre están con lo de la opresión intestinal y con la Euskagarría.
-Se dice represión institucional y Euskalherría, Suso.
-Se diga como se diga, ¡me cago en sus putos muertos!, sólo hay que verles, parecen del ku-kus-klan pero con boina.
-Dí que sí, Suso, dí que sí.

lunes, enero 01, 2007

EL CALVO Y EL EX-ESPÍA RUSO

. lunes, enero 01, 2007
0 Perdieron el tiempo aquí

Desperté de mi ensimismamiento a causa de los gritos de la muchedumbre, sí, sí, muchedumbre, un montón de personas me rodeaban y me señalaban como si fuera un bicho raro. Yo no entendí nada hasta que escuché a una chica gritar:

-¡Miradle, miradle!, es el espía ruso, el envenenado, el del polonio.
-Es verdad -apuntilló un tipo- ¡miradle, está igual de calvo!
-¡Cuidado!, no os acerquéis a él, es peligroso, desprende radioactividad.
-Seguro que se ha escapado del hospital.
-Vete tú a saber, para mí que le han liberado los rusos, ya se sabe como se las gastan esos espías, han sido capaces de matar a todos los médicos para liberarle.
Entonces empezaron a llover las piedras, así que me acerqué a ellos para tratar de explicarles que yo no tenía nada que ver con ese ruso.
-¡Cuidado!, nos ataca, ¡socorro!, ¡policía!.
En poco tiempo se habían congregado en torno a mí unas 100 personas que empezaron a huir despavoridas cuando traté de acercarme. Ese momento fue aprovechado por unos cuantos vándalos para atacar y robar algunos establecimientos y para quemar contenedores y coches.

Una nube de denso humo negro estaba empezando a tomar la calle, las piedras no dejaban de caer, ahora en todas direcciones, contra mí, contra los vándalos, contra los coches, contra los escaparates, ... A lo lejos se hacían oír las primeras sirenas acompañadas de luces azules y amarillas que anunciaban la presencia de la Policía y de los servicios sanitarios.
Un agente se acercó a un pequeño grupo de gente que huía y les hizo el gesto de preguntar dónde estaba la causa de tal tumulto, ellos, sin dudarlo un instante me señalaron a mí.

El policía me miró fijamente, sacó un arma y me hizo un gesto de que me acercara despacio. En ese momento un cóctel incendiario voló sobre mi cabeza y fue a caer justo encima del policía provocando que la ropa de éste empezara a arder con violencia mientras él corría de un lado a otro entre grandes gritos de dolor.
-El calvo, el calvo ha quemado a un policía -gritó un hombre.
Entonces un furgón policial paró enmedio de la calle y de sus entrañas salieron una docena de agentes armados hasta los dientes y con cara de muy pocos amigos. En ese momento me vino a la cabeza la historia del electricista brasileño al que la policía confundió con un terrorista islámico y que acabó acribillado a balazos en el metro de Londres, así aprovechando la mezcla de humo y de desconcierto general me escabullí.
Luego llamé a mi hermana y le conté lo sucedido, ésta me consiguió un pasaje en un vuelo que partía inmediatamente para Chile y para allí me fuí."