lunes, diciembre 10, 2007

Los Tres Lerditos (II) - Las Casas de Sopla y Come

. lunes, diciembre 10, 2007

-Pues yo construiré mi casa aquí mismo -afirmó rotundo Sopla.
-¿Así?, ¿sin más?, ¿acaso es de tu propiedad el terreno?, ¿te has preguntando si se trata de un solar edificable?, ¿no has llegado a pensar que esto pueda ser una zona protegida?, ¿es que no has ...?
-¡CÁLLATE, GILI!, ¡deja tranquilo al chaval!, si quiere hacerla aquí que la haga, ¿a tí qué más te da?
-Gracias por tu apoyo, Come, mismamente la haré de paja, que aquí la hay a patadas, así, aunque sea ilegal me la va a pelar, la tiro y hago otra en cualquier sitio.
-Jejeje, de nada, yo en vez de hacerla de paja me haré una paja, pero dentro de mi cabaña de madera. Aún ví el otro día en Bricomanía como se construye una y es facilísimo. Solo necesitaré unos maderos, cuatro herramientas y me quedará sólida como un roble.

-Allá vosotros -les espetó un cada vez más airado Gili- yo pienso hacer las cosas por lo legal para no llevarme sustos.

Desde ese mismo momento Los Tres Lerditos se afanaron en la procura de una vivienda propia.

-¡Oye!, Come, si me echas una mano a construir mi casa luego te dejo vivir en ella hasta que tengas la tuya propia -propuso un animado Sopla.
-¡Vale!

Gracias a la ayuda de su hermano, Sopla tenía terminada su casa de paja en ese mismo día.
Come aún tardó unos días más en poder terminar la suya. Tras ayudar a su hermano, esa misma noche se fue a las cercanas obras del AVE a robar las tablas y herramientas necesarias para construir su vivienda.
Durante los tres días siguientes y recordando como pudo los consejos del barbudo de Bricomanía consiguió que aquel amasijo de tablas, clavos y maderos se pareciera lo más posible a una casa, y lo más importante, que no se viniera abajo nada más ponerle un dedo encima.
Nada más poner fin a las obras, su hermano Sopla vino a felicitarle.
-¡Enhorabuena, brother!, te ha quedado muy modernista, parece un diseño de Bofill, bueno, de Ricardito Bofill concretamente.
-Sí, de Ricardito tras haberse fumado medio kilo de chocolate. Como coja al barbas de Bricomanía le voy a enseñar yo el verdadero significado de las palabras "fácil" y "sencillo".

Mientras tanto, Gili, no pudo compartir la alegría de sus dos hermanos, o al menos por el momento.
El primer día lo pasó entre el ayuntamiento, el banco, el INEM, el Registro de Propiedad, el Colegio de Arquitectos, etc, etc, etc, ... Y es que para pagar el terreno, los impuestos; las comisiones del concejal y del aparejador municipal, que le estaban poniendo demasiadas pegas al asunto; pedir planos y permisos, contratar y pagar los materiales de construcción, luz, agua, saneamiento, etc, etc, etc, ...; a Gili no le quedó más remedio que buscar un trabajo e hipotecarse hasta las orejas.

7 Perdieron el tiempo aquí:

Carabiru dijo...

Vaya por dios, pobre Gili...
Eso le por no cogerse algún modelo a seguir tipo al que se le ocurrió Marina Dolor Ciudad de los Horrores, o cosas por el estilo.

Salu2

yin yin dijo...

Con lo fácil que es aflojar las tuercas de las ruedas del coche de los padres.Hay que saber montárselo.

Saludos

tootels dijo...

te veo venir... no me digas que alguien comento lo de "semos personas humanas" o algo parecido...

La interrogación dijo...

jajaja, como cambia el cuento de los tres lerditos. No me extraña que su madre los echara de casa, por vagos.

¿No tendremos todos un poquito de este cuento? Hay cosas que me suenan, jajaaa

tan versátil como acústica dijo...

me emocionó la reinterpretación jeje.

Hasta los cojones. dijo...

Luego se preguntan que porque hay ocupas…
Otro abrazo.

El Responsable dijo...

Carabiru, es que no se puede ir de legal por la vida.

Yin yin pero antes revisa el testamento, no fuera a ser que le dejen todo a otra persona.

Tootels, pues si me ves venir lo mejor que puedes hacer es apartarte a un lado, más que nada por tu seguridad, que llevo un ritmo desenfrenado.

Inte, en esta historia creo que me invento poquitas cosas.

Tan versátil como acústica, pues espera a ver como acaba.

Hasta los cojones, sí, esos malditos okupas que quieren disfrutar de una vivienda sin aportar beneficios a ningún banco ni constructora.

Besos para vosotras y para vosotros, que corra el aire, jejje