miércoles, enero 24, 2007

UNOS CONSEJOS SALUDABLES

. miércoles, enero 24, 2007

Me acerqué a la barra con aire casual y me senté en el taburete que había justo al lado de donde se hallaba el famoso presentador, llamé a Magda y le pedí un zumo de piña.

-¿He oído bien?, ¿has dicho "zumo de piña"? -preguntó extrañada.

-Sí, eso he dicho, ¿me lo vas a poner o no? -contesté mientras le hacía un guiño para que se estuviera callada.

-Claro, claro, lo que tú digas.

Armándome de valor y cerrando los ojos le pegué dos tragos al vaso del zumo.

-¡Ahhh!, ¡mmmmmmmmm!, ¡qué ricos y qué sanos son estos zumos!, ¿no cree?. ¡Anda!, ¡pero si es usted en persona!

-¿Eeeeh?, ¡ah sí, sí! -me contestó, se le notaba incómodo por la situación.

-Usted es Manuel Torreiglesias, ¿no?, el famoso presentador de televisión.

-Sí, yo soy Torreiglesias, lo de famoso o no ya no lo sé.

-Pues le comentaba lo ricos y sanos que son los zumos de fruta.

-Sí, sí, son sanísimos.

-Oiga, ¿y eso que está bebiendo también es sano?

-El alcohol es muy sano, siempre que se beba con moderación, ¿no ve como no me bebo el vaso de golpe sino a sorbos?, aparte apenas le echo unas gotas de ginebra, lo demás es tónica.

-Ya, ya veo que se cuida usted mucho.

-Aunque se tengan hábitos saludables, con el paso de los años hay ciertas cosas que pueden aflorar. En mi caso particular soy hipotenso y por todos es sabido que el alcohol ayuda a subir la tensión arterial.

-Entiendo, ¿incluso a las 12 de la mañana?

-Hombre, hay quien lo toma en ayunas, nada más levantarse, pero mi estómago no lo tolera y acabo echando la pota.

-Así que reconoce que ha intentado mandarle un lingotazo en ayunas.

-No, hombre, no, sólo estaba haciendo una labor de investigación. Yo es que suelo tener muy mal despertar, ¿sabe?, casi siempre tengo la boca reseca, dolor de cabeza y el estómago revuelto. Cosas de la edad, supongo, no hay nada que un paracetamol no cure.

-A mí me pasa algo parecido cuando me levanto al día siguiente de haber salido de botellón. Por cierto, ¿qué opina usted del botellón?, algo malísimo, ¿no?

-Es horrible, luego dejan todos los vasos y las botellas tirados por ahí y se orinan en la calle dejando un olor nauseabundo.

-No me refería a eso, sino a las consecuencias del botellón en sí.

-Bueno, ya le he dicho que siempre que se beba con moderación no pasa nada. Incluso pillarse un alegrete es bueno a la hora de las relaciones sociales. Lo malo es cuando se mezcla el alcohol con otras sustancias como el cannabis, la cocaína o las pirulas.

-Vaya, veo que está muy "puesto" usted en el tema.

-Pues claro, es mi trabajo.

-¿Y qué opina de la mezcla de alcohol y volante?

-Lo peor de esa mezcla es cuando te para la Guardia Civil y te hace soplar, te meten unas multas que te cagas y ahora con esa gilipollez de los puntos ... Mire, en nuestro programa vendemos un chisme de esos para medir la tasa de alcohol en sangre testado farmacológicamente por la irrisoria cantidad de 300 €, si lo compra ya no volverá a tener problemas de ese tipo.

-Se llama alcoholímetro. Oiga, ¿y por el simple hecho de comprar su "chisme" ya no me volverá a parar la picola?

-No hombre no, esos aparatos se usan como medida preventiva, usted sopla y si la medición del aparato es superior al máximo establecido por la ley pues con no coger el coche basta.

-Pero el chisme no te va a buscar él a un taxi, ni mucho menos a pagártelo.

-Eso no, claro. Por eso que lo mejor es irse uno en su coche y rezar para que no te paren, así te libras de muchos dolores de cabeza.

-¿Y usted usa y abusa del alcoholímetro?

-Nooo, nooo, yo no tengo ninguno, a pesar de que hoy en día 300 € no son nada, sobre todo en comparación con el precio de la vivienda o con las comisiones que puede llegar a cobrar un concejal de urbanismo, mi sueldo de presentador es muy modesto y no me lo puedo permitir. Yo uso métodos más tradicionales, como por ejemplo este.

Se bajó del taburete y trató inutilmente de hacer la famosa "postura del cuatro" con las piernas, aquella en la que permaneciendo una pierna recta y apoyada en el suelo mientras la otra se flexiona apoyando el talón en la rodilla de la primera formando las dos un ángulo de 90 grados.

-Pues parece que no ha sido usted capaz.

-¡Bah!, la edad, ya se sabe, tengo artrósis en las rodillas, pero de todas todas es un método de lo más fiable.

-Ya veo, ya.

-Pues si todo lo demás falla, lo mejor es buscar un sitio cómodo donde descansar tranquilamente hasta que se pasen los efectos del alcohol.
-Sí, ahí ha dado en el clavo, tanto mi amigo que está allí sentado -le dije mientras le hacía un gesto a Lázaro para que se acercara- como yo, solemos abusar de este último método, lo malo es que luego nos provoca grandes dolores de espalda.

-Claro, eso es por no descansar en la postura adecuada y por usar colchones baratos, precisamente en mi programa vendemos uno de látex natural que ha sido testado y aprobado por miebros expertos de la Asociación Española de Comatosos, arrojando unos excelentes resultados en lo tocante a ausencia absoluta de dolores en el 90% de los casos.

-Debe tratarse de un colchón excelente.

-Lo es

10 Perdieron el tiempo aquí:

rosquilleta dijo...

jeje,
es la primera vez que vengo pero ha sido muy divertido!!!
ahora entiendo por que se lleva tan bien con el señor groucho...
jeje.

El Responsable dijo...

Es un honor tenerle por aquí, señor Rosquilleta, pase y si le gusta quédese.
Y lo de llevarme tan bien con el señor Groucho sólo es debido a que le pago la factura del bar.

Groucho dijo...

¿Una cosa que le echa usted el aliento y le dice si está borracho? Lo conozco, pero yo le llamo esposa.

El Responsable dijo...

Tiene usted toda la razón señor Groucho, esas cosas las detectan al vuelo.

todoslossecretos dijo...

Lo malo es cómo llegar hasta el colchón cuando se necesita, si anda la Guardia Civil suelta con sus aparatejos. Yo propondría beber directamente en la cama.

El Responsable dijo...

Señorita todoslossecretos, si quiere pillar rápido un colchón lo mejor que puede hacer cuando le pare la Guardia Civil es echarle el aliento a calimocho al agente de turno y acto seguido y de un certero puñetazo partirle la nariz.
Verá que rápido le buscan alojamiento y colchón.

Tamaruca dijo...

xDDDD

Más duro y firme que el suelo no hay nada, gran verdad.
Y para no tener frío, lingotazo en el café del desayuno.

Qué decepción, Sr. Torreiglesias...


Un besico mu fuette, espero que todo haya ido genial :)

Sarcasmo dijo...

Oiga, oiga, estaba yo pensando que tal vez se le podría dar un uso cojonudo al alcoholímetro del que Ud. habla.

Se supone que desde hace tiempo, cualquier ciudadano tiene derecho a exigirle a un agente de policia su identificación. En caso de que esto sea cierto (nunca le he pedido a ninguno su número de placa), estamos ante una oportunidad jurídica única: la posibilidad de exigir a los agentes de tráfico que persiguen a conductores ebrios QUE SOPLEN ELLOS TAMBIÉN.

Si se extiende la gran campaña social del QSET, en unos meses habrán desaparecido los controles y las carreteras y autopistas volverán a ser lugares seguros para muchos....

El Responsable dijo...

Tam, todo genial, más detalles en tiradete.

El Responsable dijo...

En cuanto a lo de exigirle a los Guardias que soplen ellos mismos, me han contado una historia al respecto.
Al parecer un conductor tras haber dado positivo no se le ocurrió otra cosa que decirle al guardia que soplara él también a ver si funcionaba bien el aparato.
El guardia desconcertado ante la pregunta del conductor le dijo a éste que hiciera el favor de irse, que le había pillado en el día bueno y que le dejaba marchar si circulaba con precaución y con la promesa de irse directo para casa.
*Probablemente se trate de una leyenda urbana, o tal vez no.