lunes, agosto 28, 2006

LA AUTOESTOPISTA DE LA CURVA, OK?

. lunes, agosto 28, 2006
4 Perdieron el tiempo aquí

Da que pensar el hecho de como cambian los sentimientos de una persona hacia otra según sea el comportamiento de la segunda. Nunca oculté mi amor y mi admiración hacia SERPICA, estaba ciego, solo veía en ella virtudes y ninguno de sus innumerables defectos. Ahora la aborrezco con toda mi alma, me cabrea que se comporte con arrogancia pese a que es una de las personas más ignorantes, desagradecidas, testarudas y detestables que he conocido. En el fondo creo que su comportamiento se debe a que trata de esconder sus enormes carencias y limitaciones.
El caso es que hasta mis sueños han cambiado (ahora si aparece ella es una pesadilla), por eso os voy a contar el último.

Yo volvía de hacerle una visita a unos familiares en la aldea, era una fria tarde de invierno totalmente cubierta por una espesa niebla. De pronto, las luces del coche se reflejaron en algo y me devolvieron un destello brillante. Poco a poco entre la niebla se fue dibujando la silueta de una mujer oronda y mofletuda que estaba haciendo autostop sonriendo diabólicamente y enseñando un gran diente que reflejaba la luz que la iluminaba.
Poco a poco fui aminorando la marcha hasta parar junto a ella, de pronto un escalofrío recorrió mi cuerpo, no podía ser, era ella, era SERPICA, pero había algo más y yo no sabía qué.
Ella se acercó a la ventanilla y me dijo:
-Hola, encanto, ¿me acercas al pueblo?
-Claro, claro, no hay problema, sube- contesté algo nervioso, pues la situación me recordaba a algo, pero no sabía a qué.
-Si no te importa me sentaré atrás, ok? es que delante me mareo.
-Como quieras. Y si no es mucho preguntar, ¿qué haces perdida por aquí a estas horas?
-Nada, estaba haciendo senderismo y me perdí, ok?
-Vale, vale, ya no te molesto más.
-Y atiende a la carretera, que aún nos la vamos a pegar.
Dicho esto empezó a hablarme de su vida, de que era secretaria de un abogado, de que había estado de azafata para una empresa de la construcción, de que si la gente la tenía mucha envidia, de que era una gran conocedora de internet, de que hacía puenting, etc, etc, etc. La verdad, se estaba haciendo insoportable, me estaba arrepintiendo y mucho de haberla cogido.
Aparte de la niebla la carretera no ofrecía algún otro problema, estaba bien pavimentada y señalizada, por lo que aún se podía ir un poco rápido.
-¡¡¡Cuidado, con la curva, frena, frena, ok?!!!
-¿Qué curva?- pregunté nervioso.
-Esa de ahí adelante, es muy cerrada, ok?
De pronto la línea central de la carretera desapareció de mi vista, había llegado a una horquilla con un ángulo bastante inferior a 90º, casi tuve que detener el coche para no chocar contra el guardaraíles. En ese momento sentí una ráfaga de aire helado recorrer mi cuerpo, era eso, ya me acordaba. ¡La situación era idéntica a la de la leyenda urbana de la autoestopista de la curva!.
Claro, la recordaba perfectamente, tenía varias versiones, pero una decía que ahora debería ver para atrás y ella no estaría, según cuenta la leyenda ella habría muerto tras empotrarse con su coche en esa curva y sería su espíritu el que hicera autostop.
Temblando de miedo giré la cabeza hacia donde ella estaba, debería haber desaparecido, pero no, allí seguía.
-Oye, a ver si conducimos mejor, ok? estaba pintándome los labios, mira cómo me has puesto.
-Según la leyenda urbana deberías estar muerta.
-Calla, bastardo de mierda, hijo de la gran puta, muerta estará tu madre, ok?
No podía ser verdad, seguro que no era de carne y hueso, decidí tocarla para asegurarme, acerqué mi mano hasta la suya para palparla y entonces me golpeó en la nariz y empezó a gritar.
-Aaaaaahhhhh!!!!!!, me quiere violar este maricón de mierda, me quiere violaaaaaarrr!!!!!
La sangre fluía de mi nariz con abundancia, y sentía un enorme dolor, me había roto la nariz la muy perra. Acerqué una mano hacia la guantera para coger unos pañuelos cuando ella volvió a la carga.
-Ahora vas a coger la pistola ¿no? y me vas a forzar, pero no lo vas a conseguir ok?, para esas cosas tengo una tarifa, pero gratis no te va a salir, ok?.
Dicho esto me golpeó con el bolso en la nuca haciéndo que me golpeara otra vez la nariz, esta vez contra el parabrisas, eso me hizo perder el control por completo, si no era un espíritu, si era de carne y hueso quería matarla y ya.
Me dí la vuelta, ella forcejeaba con la puerta pero no era capaz de abrirla, recordé que había dejado puesto el seguro para niños cuando había llevado a mis sobrinos de paseo.
Al darse cuenta de que estaba atrapada me miró aterrada, entonces descargué mi puño en su boca al tiempo que notaba un fuerte dolor en los nudillos, su maldito diente me había desgarrado la carne y había llegado hasta el hueso.
-No me mates, haz conmigo lo que quieras, pero no me mates, ok?
Se avalanzó sobre mí intentando besarme, noté que su cara rascaba como la barba de dos días, la tía esta se afeita. La aparté de un manotazo y le abrí una brecha en la cara, uno de sus rojos mofletes parecía que estaba vaciando su contenido. Me estaba poniendo el coche perdido de sangre la muy zorra y ahora desgarraba la tapicería a dentelladas, parecía un perro rabioso.
Me bajé del coche y abrí su puerta, ella seguía histérica, gritando y dando dentelladas. Luego al ver que intentaba sacarla de allí me quiso clavar la aguja del tacón del zapato de una patada, gracias a dios que me giré y se me clavó en la pierna. Sentí un dolor agudo y la sangre empezó a fluir.
-¡¡¡Vas a morir desangrado, hijo de puta, ok?!!!
La golpeé una y otra vez hasta que quedó medio aturdida, entonces la agarré de los pelos y la saqué a rastras del coche, luego la tendí junto al guardaraíles, ella volvió a gritar.
-¡No me toques, bastardo de mierda, te voy a matar, ok?!
Entonces me agarró una pierna y hundió en ella sus afilados dientes. Me desembaracé de ella de una patada y su cabeza fue a dar contra el pie del guardaraíles.
-Te voy a matar hijo de puta, ok?, te voy a matar bastardo de mierda, ok?, te voy a matar maricón, ok?
Ahora parecía un disco rayado. Entonces cogí una piedra que había por allí con la intención de aplastarle la cabeza hasta matarla, la golpeé con saña repetidas veces hasta que me venció el cansancio, ya no gritaba, solo balbuceaba un poco.
-Ok?, ok?, ok?, ok?...
Con las pocas fuerzas que me quedaban, volví a coger la piedra para asestarle el golpe definitivo, la levanté, y la descargargué con toda mi furia contra su cabeza. Sorprendentemente ella abrió los ojos, sonrió maliciosamente y rodó sobre su cuerpo por debajo del guardaraíles. No sé si lo hizo a propósito o si no se había fijado que lo único que había en esa dirección era precipicio. Yo sentí como se despeñaba, rebotaba en las piedras, luego un silencio y finalmente ¡plofff! un golpe seco contra el suelo. Lo había conseguido, había terminado con ella, había librado al mundo de la presencia de ese horrible ser.
Exahusto volví a coger el coche y me dirigí a la gasolinera más cercana para tratar de curarme las heridas, aparqué el coche lejos de la vista del dependiente para que no observara los signos de lucha de su interior, luego le pedí gasas, esparadrapo y Betadine.
-¿Qué le ha pasado, señor?
-Nada, pensé que había matado a un jabalí y cuando me acerqué a él me atacó (le eneñé las dentelladas), como había dejado atrás la escopeta tuve que huir como pude y me acabé despeñando.
-Vale, vale, había pensado que usted era uno de esos que se les ocurre coger a esa loca autoestopista de la curva, jajaja, todos piensan que la han matado, pero siempre aparece otro que la ha visto, es un misterio.
Sus palabras me dejaron helado, me hicieron dudar, aunque era imposible que sobreviviera a semejante golpe.
Una vez que me hice las curas, cogí el coche y me fuí.

Y ahí se acaba el sueño, cuanto daría porque fuera realidad.

EL PRIMER BESO

.
4 Perdieron el tiempo aquí

Todos más o menos tenemos en mente el primer beso importante a una chica, ese beso queda grabado a fuego en nuestra memoria, supongo que para la mayoría de vosotros es un recuerdo muy agradable, pues para mí desde luego que no, para mí fue trágico.
Mediaba el segundo lustro de la bulliciosa década de los 80, empezaban a desaparecer los pelos cardados, las hombreras y las arrugas en la ropa.
Musicalmente triunfaban Europe (un grupo de rockeros rubios y guaperas suecos) y su The Final Countdown, todo un himno generacional; y tambien Bon Jovi con su Living On a Prayer. En cuanto a la música autóctona, los Héroes del Silencio (la voz cantante la llevaba un por entonces rubio melenudo, de nombre Enrique Ortiz de Landazuri y que posteriormente se hizo llamar Enrique Bunbury) con su primer éxito Héroe de Leyenda.
Entre las menstruantes de mi edad triunfaban un joven Tom Cruise (supongo que Penélope llevaba su foto en la carpeta), un por entonces prometedor Rob Lowe (en eso se quedó máxime con sus devaneos con las drogas), los New Kids On The Block (típico grupo orientado a fans adolescentes), con el ídolo Jordan (el del baloncesto no) a la cabeza.
En el apartado televisivo el gran programa La Bola de Cristal daba sus últimos coletazos antes de ser sustituido por Cajón Desastre con la insufrible Miriam Diaz Aroca como presentadora.
A lo que íbamos, el caso es que había una chica en el colegio que me gustaba mucho (a esa edad todas están bien, una lástima que después su innata mala leche y sus ansias por dominarnos las echen a perder).
Habíamos quedado una pandilla de chicos y chicas (mejor niños y niñas, pero luego ellas se enfadan) para pasar el rato con el famoso juego de la Cerilla, ya sabéis, se enciende una cerilla y se va pasando de uno a otro hasta que se apague, al que le suceda esto debe hacer lo que le ordenen sus compañeros.
Llevábamos ya un rato jugando cuando la cerilla se le apagó a ella, entonces alguien dijo:
-¡Que le dé un beso a Antonio!, ¡que le dé un beso a Antonio!
...Y luego lo repitieron los demás a coro.
Ella se ruborizó, pero no podía negarse. Yo puse cara de circunstancias, como si conmigo no fuera la cosa, pero en mi fuero interno deseaba con toda mi alma que sus labios rozaran mi piel (y que conste que no pensaba en sexo, mis sentimientos hacia ella eran castos por aquella época. Yo creía a ciegas en todas esas estupideces del amor, el romanticismo, etc, menos mal que luego la vida te abre los ojos, sino acabarían tildándome de maricón).
Ante la insistencia de los demás, ella cedió y se acercó a mí para cumplir con su cometido, yo veía sus labios acercarse cada vez más a mi cara, una gota de sudor descendió desde la frente al mentón, el corazón me palpitaba a 1000 por hora. El gran momento que tanto anhelaba estaba a punto de suceder, se había acabado la espera. ¿Qué debía hacer, quedarme pasivo o tomar la iniciativa como el adulto que no era pero que creía ser?. Había oído que a las chicas les gustaban los lanzados. De todas todas no tenía nada que perder, pero no quería que ese fuese el primer y último beso, quería sus besos para el resto de mi vida y a fé que estuve de conseguirlo (no lo de los besos sino que el resto de mi vida durara casi un nada), había que actuar ya.
Ladeé un poco la cabeza mostrándole una mejilla, ella se confió y con sus labios en forma de ventosa trató de besarme, rápidamente giré la cabeza de modo que mis labios quedaron en su línea de ataque, era demasiado tarde para que pudiera rectificar, me besó en los labios mientras yo intentaba introducirle la lengua (tenía la convicción de que si lo conseguía la tendría en el bote).
-¡¡¡Plassss!!!- una sonora bofetada sonó en mi mejilla derecha.
-¡Eres un cerdo!- me gritó roja de ira, justo antes de escupirme y echarse a llorar -¡qué asco! me ha intentado meter la lengua el muy guarro.
-Fué sin querer- fue lo único que acerté a decir, muerto de vergüenza.
-Sin querer te voy a dar yo a tí, así aprenderás a tratar a mi hermana como es debido (no me había dado cuenta de que su hermano mayor estaba presente)
Tras haber dicho esto, se avalanzó sobre mí y me pegó un puñetazo en un ojo y me pateó las espinillas hasta hacerme moratones. Luego llamó a su hermana y se fueron.
Me quedé un rato allí, avergonzado y triste. La idea de que jamás me iba a volver a besar me
horrorizaba, sentía que mi vida ya no tenía sentido, sabía que me convertiría en un fracasado.
Cuando me hube tranquilizado un poco me marché para casa, sabía que mi madre se iba a asustar al verme llegar con un ojo hinchado así que hasta había pensado una escusa.
Llegué a casa, llamé al timbre y salió mi madre, esperaba una cara de sorpresa al ver mi ojo, pero no era así, por alguna cosa que desconocía, mi madre estaba enfurecida.
-Mira mami lo que me han hecho- le dije entre sollozos mientras le mostraba mi maltrecho ojo.
-¡¡¡Plasss!!!- sonó una bofetada en el lado de la cara en el que todavía no había recibido.
-¿Así que vas por ahí intentando hacer guarradas con la hija de Carlos? Me acaban de llamar por teléfono, están muy disgustados, incluso dicen que le has intentado meter mano, ¿es eso cierto?
-Nooo- gemí -sólo fue un piquito.
-¡¡¡Plasss!!!- otra bofetada.
-Eso por mentiroso, ahora te vas para cama sin cenar y estás castigado un mes sin salir y dos sin paga, y ya veremos que dice tu padre cuando vuelva.
Mi padre no dijo nada, simplemente se sacó el cinto y me azotó una docena de veces.

Pues esta es la triste historia de mi primer beso, ni que decir tiene que pasaron años hasta el siguiente.
En cuanto a la chica, ahora es azafata en un concurso de una televisión local, para ello ha tenido que abrise de piernas ante la mayoría de los integrantes del grupo de gobierno del muncipio, un pendón verbenero, vamos.
En cuanto a su hermano ahora me llevo muy bien con él, es mi cuñado. El jodido dejó preñada a mi hermana cuando ésta tenía 17 años y quiso desentenderse del tema, pero las respectivas familias acabaron por meterlo en el redil y se casó con ella. Ahora es un putero empedernido, pero es mi cuñado y todavía se cabrea cuando recordamos lo del famoso beso.

sábado, agosto 19, 2006

LA CARA DEL JEFE OTRA VEZ

. sábado, agosto 19, 2006
5 Perdieron el tiempo aquí


Ya veis que el jefe os espera impaciente, jajaja, vuelve la rutina, jajajajajajaja y gente como yo os amargará la existencia, ahora que lo habeis pasado tan mal en las vacaciones no sabeis lo que os espera. Mirad qué feliz está de volver a veros jajajajaja.

El final del verano
llegó y tú volverás.
Yo no sé hasta cuando
lo podrás soportar.

Sólo sé que en mis dominios
te vuelvo a tener
y eso que aquí nunca, nunca, nunca
lo vas a pasar bien.



Dime, dime, dime, holgazán
dime, dime, dime si es verdad
que lo que sientes en tu interior
no son ganas de trabajar.

Nunca, nunca, nunca más
sentiré tanta emoción
como el día que te quise despedir
y suplicaste mi perdón.

El final del verano
llegó y tú volverás.
Yo no sé hasta cuando
lo podrás soportar.

Pero sé que en mis dominios
te vuelvo a tener
y eso que aquí nunca, nunca, nunca
lo vas a pasar bien.

FELIZ VUELTA AL CURRE, JAJAJAJAJAJAJA

La letra es una adaptación de la de la canción del Dúo Dinámico titulada "El Final del Verano", sí, sí, aquella que ponía fin al último capítulo de Verano Azul.

A LOS QUE ...

.
0 Perdieron el tiempo aquí

...a los que se quedaron de Rodríguez, a los que les picaron las medusas, a los que recibieron balonazos en la playa, a los que cogieron una insolación, a los que se quemaron la piel, a los que pasaron más tiempo en el atasco que en la playa, a los que cogieron cagalera por tomar mayonesa en mal estado, a los que les timaron, a los que les robaron, a los que se encontraron el piso desvalijado a su vuelta, a los que se arruinaron, a los que no se pudieron desembarazar ni de la suegra ni del perro, a los que multaron, a los que les quitaron puntos, a los que se pelearon por un aparcamiento, a los que estuvieron detenidos, a los que no encontraron donde aparcar, a los que esperaban buen tiempo y se encontraron lluvia, a los que estuviernon enfermos todo el rato, a los que les rallaron el coche, a los que al volver se encontraron el coche todo machacado, a los que se les averió el coche el primer dia, a los que discutieron todos los dias, a los que los niños les hicieron la vida imposible, a los que se encontraron con que lo que habían contratado no tenía nada que ver con la realidad, a los que no dejaron entrar en los garitos, a los que les picaron los mosquitos, a los que los malotes del camping no les dejaron dormir tranquilos ni una noche, a los que querían campo pero la mujer decidió playa, a los que se les acabó el dinero, a los que la grúa se llevó su coche, a los que perdieron las maletas, a los que retuvieron en la aduana, a los que no les valía el pasaporte, a los que perdieron el vuelo, a los que llegaron tarde al enlace, a los que le cancelaron el vuelo, a los del overbooking, a los que les dejó la mujer, a los que les dejó la novia, a los que les pusieron los cuernos con un guiri, a los que el humo de los incendios no les dejaba respirar, a los de la Terminal 4, a los del Aeropuerto del Prat, a los que se tuvieron que volver nada más empezar, a los que las tuvieron que cancelar a ultimísima hora, a los que se quedaron en casa, a los que tuvieron que trabajar, a los que ... (seguro que me queda alguno atrás)

A TODOS LOS QUE POR UNA COSA O POR OTRA TUVIERON PROBLEMAS EN ESTAS VACACIONES, OS JODEIS, JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA.
Y A LOS QUE PESE A TODO ESO SE LO PASARON BIEN, ESPERO QUE LA VUELTA AL TRABAJO SEA TODO LO MALA QUE PUEDA SER.
EN CUANTO A LOS QUE TODAVIA NO HAN EMPEZADO SUS VACACIONES, JAJAJAJAJAJA, AHORA EMPIEZA EL MAL TIEMPO.

Ya lo dice la Ley de Murphy: "Nunca sale nada como habías planeado", pero consolaos ya que: "No hay situación que no pueda empeorar".

jueves, agosto 17, 2006

REFLEXIONES ACERCA DE EL SEXO OPUESTO

. jueves, agosto 17, 2006
3 Perdieron el tiempo aquí

La edad:
A las mujeres no hay quien las entienda, cuando una tiene 14 años si le llamas niña:
-¿Qué tal, niña?
-¡¡¡Niño tú!!! que las mujeres maduramos antes, ¿te enteras?, imbécil.
Ahora le doy la vuelta a la edad, 41.
-¿Qué tal, niña?
-¡Ayyyy, quien lo fuera!, gracias por lo de niña, eres un encanto.
Cosas de la edad, claro.

El cálculo de la edad aproximada de una mujer:
Estos cálculos siempre están sujetos a error, pero no andan muy desencaminados, según cual sea su etapa de la vida así se calcula.
Si son adolescentes (se pasan el dia hablando de chicos y de sus cantantes guaperas), entonces réstale 3 años a la edad que te digan.
De 20 a 25, casi siempre dicen la verdad (se supone que están en lo mejor de la vida y que son lo suficientemente adultas para no ser adolescentes y lo suficientemente jóvenes para no ser maduras, viejas nunca).
De 25 a 30, aparece alguna arruga o estría en su cuerpo, se dan cuenta de que su juventud y lozanía se escapan a pasos agigantados (súmale 3 años a los que te digan).
De 30 en adelante (súmale 5 años en todos los casos, fíjate si siempre van teñidas o con mechas, eso delata canas)
Menopáusicas, súmale 10 años, tratarán de dar a entender que todavía son fértiles (jóvenes).
Post menopáusicas, aquí ya se dispara, súmale por lo menos 15 años, tendrán 70 y todavía dirán que están con la menopausia.
Finalmente cuando son mayores de 70 años simplemente no les hagas caso pues están seniles.

El atuendo y su aspecto físico.
En los primeros años de la adolescencia se arreglan de manera muy llamativa, para tratar de dejar claro que no son niñas. Luego pasan a la seriedad, para tratar de parecer mayores de lo que son, para parecer adultas. Finalmente cuando los primeros síntomas de la pérdida de la juventud algunas tratan de vestirse como si tuvieran 15 años otra vez. Cuando fue la época de las plataformas, venga las treintañeras todas con plataformas, y digo yo, ¿para qué?, ¿qué tratan de demostrar?.
Después nos dicen que les importa una mierda lo que pensemos.
Entonces, ¿para qué se arreglan?, para que otras no las critiquen. No es un problema de parcernos más atractivas a nosotros, sino a ellas mismas.
Al final por esos mamoneos que se traen entre ellas te acabas acostando con un montón de huesos y silicona envueltos por un delicado pellejo (antes de mordisquear un pezón, dar un pellizco en la mejilla o de dejar que sus labios se acerquen a tu entrepierna, asegúrate de que no eres alérgico a la silicona).

Luego estamos los hombres, su gran caballo de batalla:
-No sé como te arreglas para mear siempre fuera de la taza (que prueben ellas a mear de pie).
-Siempre dejas los calzoncillos tirados por el suelo (eso nos pasa por obedecerlas y cambiarnoslos tan a menudo).
-Mira que barbas tienes, pareces un talibán (ni se te ocurra decir nada sobre sus piernas, sobaco o ingles, mejor afeitate y calla).

El problema de la ropa.
-La verdad, no tienes gusto ninguno, esa camisa no te hace juego con los zapatos (ellas son las que saben de eso, tú no).
...pero en el probador ...
-¿Me queda bien?, ¿me hace culona?, ¿tú crees que pegará con la blusa que me regaló mi hermana? (no sé a qué viene esa pregunta, se supone que tenemos el gusto en el culo, pero de ese suplicio no nos libramos. Ir de compras con una es para echarse a temblar, al final dejas que se gaste lo que sea sólo para que te deje en paz).

La línea, distintas respuestas para una misma pregunta:
-No sé, ¿te parece que he engordado?
Respuesta 1:
-No, la verdad te veo igual que siempre.
-Eso no te lo crees ni tú, mira, los pantalones me quedan justos y el sujetador me aprieta.
Respuesta 2:
-La verdad es que sí, se te ve algo más llenita.
-Fué a hablar la sílfide, como tú estás tan delgado, claro, te permites criticar (luego te coje los michelines y te dice lo de las tapitas del bar), lo que hay que oir.
Respuesta 3:
-No sé qué decirte, la verdad, no me fijo mucho para eso.
-Claro, sólo te fijas en las pedorras que salen en la tele y en el puto fútbol.
Finalmente están las que después de haberse metido entre pecho y espalda unos aperitivos variados, pescado, la carne y ración doble de postre le echan sacarina al café para no engordar.

Tu forma de ser:
-La verdad es que no eres nada cariñoso (esto siempre).
Le dices algo bonito y ...
-Hoy no estoy para fiestas, olvídate del sexo.
Si le gritas:
-¡Menudo ogro que estás hecho!
Si ella grita y se lo recriminas:
-¡Grito con razón, y la culpa es tuya que me pones de los nervios!
-¡Ya sabes que cuando está para bajarme la regla me pongo así, no sé cómo no te has dado cuenta!
Si le das la razón:
-Claro, me das la razón como a los tontos, no por que creas que la tenga de verdad:
Si no se la das:
-Eres un cabezón y un terco, siempre te tienes que salir con la tuya, contigo no hay manera de razonar.
Hay algunas que son menstruantes crónicas, hay que ver la mala leche que tienen.

Luego están los metrosexuales.
Si pasa uno por la calle
-Hay que ver que bien arregladito va ese chico y cómo se cuida, deberías tomar nota.
Si lo tiene en casa.
-¡¡¡Estoy harta de que me cojas las cremas y la laca de uñas, joder, ya pareces maricón. Mira, por tu culpa ya estoy hablando mal!!!

Las suegras:
No dejan de ser mujeres amargadas sabedoras de que sus mejores años han quedado atrás, por eso pagan sus miedos, temores, fracasos y frustraciones con los cónyuges de sus hijos.
-Mi hijo no era así, yo le crié como dios manda, lo que pasa es que luego vino esa pelandrusca y mira como está.
-Mi hija no era así, pero ese anormal la tiene transtornada, ya dice el refrán que los que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición*.

Conclusión: "Las mujeres siempre quieren que seamos como ellas quieren, pero lo malo es que ni ellas saben lo que quieren, así que nunca seríamos de su entero gusto. En el momento en que uno de nosotros fuese como ella quiere que sea, le dejará, ya que le faltarán alicientes a la relación de convivencia"

Pregunta: ¿Qué es lo que quieren de nosotros las mujeres?

Bueno, creo que por hoy basta de rallada, ahora a esperar los palos.

domingo, agosto 13, 2006

LA CANCION DEL VERANO. ¿PATAKY O VEGA?

. domingo, agosto 13, 2006
4 Perdieron el tiempo aquí

Como os habréis dado cuenta, me encuentro de vacaciones, aunque ya van tocando a su fin, es ahora cuando realmente la pereza se ha apoderado de mí y no doy palo al agua, así está el blog.
Es este un verano marcado claramente por los incendios, aunque si la policía no hubiese andado fina hubieramos estado hablando de un 11-A. Pero eso son suposiciones, nada más.
A lo que vamos, el tema es que van dos años seguidos sin que haya una canción que realmente destaque sobre las demás, ¡nos falta la canción del verano!


El año pasado sonaron bastante La Camisa Negra, de Juanes (criticada por satanista) y la Gasolina (un hit de atracciones de feria y número 1 doce semanas en la prestigiosa lista de Cassettes de Gasolinera), una de esas bazofias del estilo denomidado Reggetton. Ninguna de las dos dominó las radios, las pistas de baile y los chiringuitos como en su día hacía el gran Georgie Dann, con sus imborrables éxitos: La Barbacoa (sí, esa, la que causa incendios), Kumbo, Mami Que Será Lo Que Tiene El Negro (una clara apología del racismo, si la escuchara Etoo en algún "After" menudo pollo que iba a montar) y otras muchas más que dominaron las ondas en los Movidos Años 80 (aunque estuvo antes y después, esa fue su época de mayor esplendor).
En el periodo comprendido entre finales del siglo pasado y principios de este, el gran dominador fue King Africa (hoy de capa caída, un gordo negraco vestido con unas horribles túnicas, al estilo rey africano o eso nos hace creer. Con una voz muy similar a la del Oso Yogui después de haberse puesto de LSD hasta las orejas. Parece que este año lo vuelve a intentar con una versión del Paquito Chocolatero, un pasodoble o algo así)

De pollos hablaba y a ellos me remito: Opá, Yo Viasé Un Corrá (o como cojones se escriba, no voy a perder el tiempo en comprobarlo). Los internautas, (luego nos llaman estúpidos y con razón) nos encargamos de darle bola a este subproducto del ya decandente rock español (menos Youtube y más MTV que así nos va, por cierto, yo también Amo a Laura). El Koala, que así se llama el cantante de la foto (aunque no sé cual de los dos), empezó a aparcer por los chats, foros, etc de internet con su tema estrella, una mezcla de agropop (otrora abanderado por los inefables No Me Pises, Que LLevo Chanclas y que se disputaban ese puesto con Los Berrones, unos asturianos que cantaban en Bable) y la ya dada por supuesta grasia andalusa (cuanto más se degrade el idioma mejor que mejor). El tema es que el Koala empezó a aparecer en todos lados, que si tono, que si politono, que si real, ..., que si la virgen santísima. Al final llegó junio y su canción estaba ya mas quemada que la moto de un hippie, trataron de relanzarlo con su segundo single: Yo Tengo Un Berraco, pero la gente ya se había hartado de él. Y es que en este país de desertores del arado, el campo está bien para verlo un poco y si tal para echarse unas risas contemplando a los sufridos campesinos, pero más ya empalaga:
-Huyyyy, miralooos, Menchu (con hipoteca, 2 créditos y las letras de la lavadora), qué cochinos van, y la ropa no les hace juego.
-Claro, es triste ser pobre, Borjamari (tuvo que pedir una ampliación de hipoteca para poder cambiar de coche y de armario).
Una vez totalmente pasado de moda y acabado El Koala, las canciones que más suenan son la de Shakira (repetida hasta la saciedad), Hips Don´t Lie y Me Voy de la mexicana Julieta Venegas (esta sí que me gusta, cuyos acordeones la hacen más veraniega, ya se sabe las verbenas y las rancheras).
Pues digo yo que si no será cosa de que las discográficas lancen las canciones con mucha antelación, tratando de adelantarse a sus competidores, no sé (sólo faltaba que a estas alturas las canciones más eschuchadas fueran el megaempalagoso You´re Beautiful o el cansino Antes Que Ver El Sol).


Pues seguro que dejo alguna que otra horrible canción sin mencionar (ah, sí, el Summer) pero seguro que no merecen la pena. Lo mejor que podeis hacer es dejar de perder el tiempo en estupideces como estas (la verdad, no sé qué coño haces leyendo este blog, pudiendo estar ligando con un/una guiri).



Mi consejo es que os tomeis un heladito bien fresquito, pero ..., ¿de cuales?, ¿de los de la Pataky (polémica por sus romances, por sus mofletes siliconados y por sus escasas dotes interpretativas)? o ¿de los de Paz Vega (cachóndísma toda ella, mejor actriz que la anterior y polémica también por esa campaña publicitaria, que según organizaciones próximas a la extrema izquierda incita a la homosexualidad, al narcisismo y a la automasturbación, entre otras muchas lacras).

Allá vosotros con vuestra conciencia, joder, que plasta soy, ¿vale?

PD. Que no, que no me he olvidado del Rebelde, de la canción esa de la telenovela, pero tanto a esta como el año pasado a la de Quien Es Ese Hombre, me niego a incluirlas como canciones y las coloco como productos mercantiles o publicitarios.

viernes, agosto 04, 2006

LA VENGANZA DE LOS CALORROS

. viernes, agosto 04, 2006
1 Perdieron el tiempo aquí

Algo raro se cocía en aquella estancia, siempre había alguien pendiente de las ventanas y de la puerta principal, tambien había vigilancia en la calle, aquello empezaba a oler mal.
Las últimas horas habían sido frenéticas, la gran mayoría de los miembros de aquel grupo andaban de un lado para otro trasladando cajas o vigilando, aquello parecía una mudanza en toda regla.
No me habían mencionado nada, pero sabía que mi fin estaba cercano.
SERPICA estaba en un rincón, atada a una silla y amordazada, habían dicho que así estaría callada y no roería la cuerda.
-¡El Mikinait!, he visto a los Calorros de la foto con su motocarro (ver foto del capítulo titulado La Banda del Gitano), ya es la segunda vez que pasan, seguro que han dado con nosotros, querrán vengar la afrenta al Gitano- dijo el que vigilaba la ventana.
-¡En marcha!, ha llegado el momento de abandonar este local, actuemos según el plan preestablecido. ¿Habeis terminado de cargar todo?
-Sí, Coronel, ya podemos abandonar esta ratonera inmunda.
Mi corazón palpitaba a 1000 por hora y bombeaba torrentes de sangre hacia mis sienes, estaba al borde de un colapso.
-Pues bien, dejadles los juguetes bien a la vista, quitadles la mordaza y marchémonos- ordenó el Coronel.
-¡Rápido!- dijo el de la ventana, -los Calorros han aparcado el Mikinait al lado de un Renault 18 familiar y se han puesto a charlar con sus ocupantes, un gordo, un niñato y otro con cara de tontolabas.
-Bien, salgamos antes de que sea tarde, nos esconderemos en otro piso para darles esquinazo mientras se entretienen con el cebo que les dejamos.
-A la orden, Coronel -dijeron todos y empezaron a desfilar por la puerta.
Todos no, IRCOP se quedó rezagado, primero escondió una granada de mano tras una cortina, de tal modo que sólo yo pude verlo, luego sacó de su bolsillo un revólver, la sangre se me heló, iba a matarnos. SERPICA intentó gritar, pero él acercó el arma a su cabeza e hizo un gesto para que se callara.
-Te voy a quitar la mordaza, pero no te voy a desatar- le dijo con calma antes de que ella empezara a rebuznar en alto.
-YA ERA HORA HIJO DE PUTA, ¿ ES QUE NO OS DAIS CUENTA DE QUE TENGO QUE IR AL BAÑO? ESTOY EN UNO DE ESOS DÍAS QUE TENEMOS LAS MUJERES Y QUE ... YA SABES A LO QUE ME REFIERO ¿OK? SOY UNA CHICA TAMPAX, ¿OK? HABLARÉ DE ESTO A LOS DE MI ORGANIZACIÓN ¿OK?- rebuznó a pleno pulmón la cotorra.
Tras quitarle la mordaza, IRCOP luego tiró el revólver lejos de nuestro alcance y se fue dejando la puerta cerrada.
Estábamos vivos, de momento, había que actuar con presteza.
-Rápido, imbécil, desátame tú que puedes, ¿ok?
-Primero dime que me amas.
-No te amo, ya te dije que amo a otra persona ¿ok?.
-¿A quien?, ¿le conozco?
-Creo que sí, pero no te rías de mí, amo a Principe32, ¡ahora suéltame ya!, ¿ok?.
-Bien, lo acepto- dije con tristeza antes de soltarla.
Justo en ese momento sentimos un movimiento en la puerta, el pomo giró y un olor nausebundo se adueñó de las estancia. Los Calorros y sus amigos del Renault 18 aparecieron en escena acompañados de una rubia andrajosa que a primera vista no parecía de raza calé.
Luego, muy deprisa. SERPICA rodó por el suelo emulando a mi gran ídolo Steven Seagal y se adueñó del revólver que había tirado IRCOP, los visitantes retrocedieron.
-Ay payaaa, anda, tira el revómber y dinos ande ta la zorra de la Venus, tú no nos interensas muuxo.
-No me fio de vosotros, sucios asquerosos, apartad u os vuelo la cabeza ¿ok?
-Nooooo, Richaal, haz lo que te dice, que te va a matar, y yo quiero tener churumbeles contigo- dijo entre sollozos la rubia andrajosa.
-Tranquila Pestilencia, amora mía, que no me va a hacer daño la mujera esta.
-Ayyyyyy Richal, sabes que no me gusta que me llames Pestilencia, que me llamo Pentesilea, Pentesileaaaa, anda vente conmigo que seremos felices en nuestra chabola junto al basurero y deja estas venganzas para los payos estos, anda DeMonio, acaba tú el trabajo- suplicó la maloliente mujer.
El gitano se apartó y charlaron un rato entre ellos, al Richal se le veía negar una y otra vez con la cabeza. Entonces el más gordo de sus acompañantes que parecía que era el jefe tomó la palabra.
-Hola, no sé quien sois ni qué haceis aquí, pero según aquí mis amigos no fuisteis ninguno de los dos, sólo buscamos a la Venus y al Lord, ellos quieren vengar lo que le hicieron a su jefe y nosotros a GeyGey.
Apartaos y seremos misericordes con vosotros, os doy un minuto para pensarlo, mientras me voy a preparar unas palomitas, ¡koneck!, traeme un grano de maiz.
El niñato sacó un grano de su bolsillo y se lo tendió.
-Ahí tienes.
-¡Mirad cómo preparo yo las palomitas!-, el gordo se tragó el grano de maíz, luego empezó a hurgar en su nariz y extrajo un enorme moco verde del tamaño de una palomita y se lo llevó a la boca y dijo:
-Voilá, la palomita ya está.
Durante el minuto que nos concedieron traté de convencer a SERPICA de que dejara el arma porque no les interesábamos.
-¡Eso nunca!- me dijo -seguro que luego intentan violarme.
Justo en ese momento, se escuchó un ruido en el baño, todos quedamos en silencio y una voz sonó tras la puerta.
-¡Auuugghhh!, me he quedado dormida aquí, ¡ayyyyyyy, mierda, ya se me ha enganchado la cremallera del pantalón a ...!- no pudo terminar de decirlo porque al abrir la puerta y contemplar la situación se quedó helada, se trataba de Sesy, la habían dejado atrás -¡qué hijos de puta! me han drogado y me dejaron tirada, me las van a pagar.
El gordo y los calorros aprovecharon el desconcierto para abalanzarse sobre nosotros, SERPICA intentó abrir fuego pero no fue capaz, el revólver estaba descargado. Los asaltantes sonrieron y se echaron encima nuestra, entonces pude ver a la mujer a la que amaba en todo su esplendor. SERPICA gritaba como una histérica mientras daba coces y puntapiés a diestro y siniestro que hacían mella en los débiles cuerpos de los Calorros.
Koneck, que así se llamaba el niñato estaba a un metro del meollo dando puñetazos al aire sin alcanzar un objetivo, recordaba a un boxeador en el calentamiento.
Sesy tambien se manejaba bien, se le notaba conocedora de las artes del kickboxing.
Yo me contentaba con ir esquivando los golpes, aunque me caían alguna que otra ostia, entonces lo vi claro, el niñato se había acercado a la ventana, que estaba abierta de par en par, me llené de valor, cogí carrerilla y lo envié al vacío de un certero cabezazo en el vientre, se escuchó un aullido y luego un chasquido. El niñato había caído sobre una vaya con remates en forma de punta de lanza que lo atravesaban de lado a lado, una flecha le entraba por la nuca y le salía por la frete dándole el aspecto de un unicornio, uno fuera de combate, me dije. Rápidamente me aparté de la ventana para no correr su misma suerte y envalentonado me metí otra vez en la pelea.
Los Calorros iban retrocediendo, uno de ellos se dirigió al de cara de tontolabas que se había quedado paralizado en la puerta, junto a la rubia andrajosa.
-¡Enga Paerrejota, échanos una mano payo, nu te quées ahín parao.
El Paerrejota pegó un sonoro aullido y salió bufando como un morlaco cuando sale de toriles y entra en la plaza, a grandes zancadas se iba acercando a mí, conseguí esquivarle, pero no del todo, con tal mala suerte para él que me tocó y salió desequilibrado y se fue a parar contra la esquina de una mesa abriéndose la cabeza allí mismo, otro fuera de combate.
-¡AAAAAAAAAHHHHHH, SUELTA ZORRAAAAAAAHHHH, QUE ME ARRANCAS LOS HUEVOS!- Un desgarrador grito se adueñó de toda la estancia y me hizo girar la cabeza en busca de la causa, lo que ví me revolvió el estómago, SERPICA estaba agachada con la boca ensangrentada y un trozo de tela de pantalón entre sus dientes. Frente a ella, el Gordo aullaba de dolor y se cubría su entrepierna con las manos, le faltaba tela en ese lugar y manaba bastante sangre, a su lado Sesy contemplaba la dantesca escena con semblante lascivo.
Uno de los Calorros le asestó un puntapié a SERPICA la tiró contra la cortina, justo en la zona donde IRCOP había escondio la granada de mano, le hice un gesto rápido señalándole la zona. Ella parecía no entender, pero buscó a su alrededor y encontró la bomba de mano, se puso de pie y se la mostró a los asaltantes. Ellos, al verla se quedaron paralizados.
-Quietos ahí-dijo mientras sacaba la anilla sin pensar- al primero que se mueva se la lanzo, ¿ok?
-¿Que haces, estúpida?- le gritó Sesy, ahora va a explotar, ¿para qué le has quitado la anilla?
-¡Ah!, pensaba que era el seguro y que esto sólo explotaba al golpear contra algo o alguien, de todas todas, estate callada, travelo, todavía domino la situación.
-¡Tírala por la ventana, va a estallar, tírala ya, vamos a moriiiirr ...!
-¡¡¡¡BRRRROOOUUUUUUMMMM!!!!- una lengua de fuego iluminó toda la habitación y nos lanzó contra las paredes con gran violencia.
Había llegado mi hora, sabía que iba a morir, ¿qué sería lo siguiente?, ¿un gran silencio y luego oscuridad?, demasiado tarde, ya no importaba, me iba a morir sin saber si el bello púbico se vuelve blanco cuando uno se hace viejo.
¡De repente, un sobresalto, estaba empapado, la almohada tambien, coño, estaba en mi cama, estaba vivo!!!
Todo había sido un sueño, bueno, mejor dicho una pesadilla, ya recuerdo, me había tragado una botella de Vat 69 mientras veía a Iker Jiménez en la tele y me pajeaba a cuenta de la rubia que sale con él.
-¡Ufff! menos mal que puedo contarlo.
Bueno, chicos, nos vemos.

martes, agosto 01, 2006

LA GATA

. martes, agosto 01, 2006
0 Perdieron el tiempo aquí

Dejo un momento de lado la intriga de la situación de nuestro protagonista, para mantener el suspense un poco y no aburrir a los que detestan este blog pero que no se pierden un capítulo.
Abierto el paréntesis lo voy a rellenar con la letra de una canción que mi amigo Merlín ha adaptado para dedicársela a su gran amor, la Gata Morenaka. Se trata de una versión del tema que dio fama a Jarabe de Palo cuyo título original era "La Flaca". Me dijo él que lo publique aquí para que seais todos partícipes de la belleza de esta mujer.

En la vida conocí
mujer igual a la Gata,
tocino negro de sudaca,
tremendísima berraca.

Doscientas libras de piel y sebo,
noventa kilos de Grasa,
en la cara esa bocaza
que sin palabras traga,
que sin palabras traga.

La Gata traga de día,
dice que así el hambre engaña,
cuando cae la noche,
baja a embuchar a la Tasca.

Y follar y follar,
y cobrar y cobrar,
una chuleta tras otra
pero ella nunca explota,
pero ella nunca explota.

Por el sexo con la Gata
daría lo que fuera,
por polvo con ella,
aunque sólo uno fuera.

Por el sexo con la Gata
daría lo que fuera,
por un polvo con ella,
aunque sólo uno fuera,
aunque sólo uno fuera.

Amarillé mis sábanas blancas,
como dice la canción,
recordando la delicias
que me brindó el primer día.

Enloquezco de ganas
de que me dé un piquito
porque Dios!
que esta Gata
a mi me pone burrito,
a mí me pone burrito.

Por el sexo con la Gata
yo daría lo que fuera,
por un polvo con ella,
aunque solo uno fuera.

Por el sexo de la Gata
yo daría lo que fuera,
por un polvo con ella,
aunque solo uno fuera,
aunque sólo uno fuera...
aunque sólo uno fuera...
aunque sólo uno fuera...
aunque sólo uno fuera...
aunque sólo uno fuera...