domingo, diciembre 31, 2006

CALVOS REPELENTES

. domingo, diciembre 31, 2006

***Tras un pequeño paréntesis vacacional volvemos a la carga con las historias de Suso, Lázaro y por supuesto el desenlace de la aventura con el Calvo de la Loteria***

-Habla, Calvo, ahora te toca a tí.
-¿Qué me toca?
-Te toca explicarnos qué haces aquí y por qué esos chilenos enfurecidos te perseguían.
-Bueno, es una historia un poco larga, pero ahí va:
"Como sabéis mi lugar de residencia es Gran Bretaña. Pues el caso es que allí casi nadie me conoce, soy más famoso en vuestro país que en el mío y todo por el anuncio ese. Estaba pasando una mala racha, no tenía trabajo y este año habían prescindido de mí para hacer el famoso anuncio de la Lotería de Navidad. Por otro lado yo no soy calvo, si os fijáis bien observaréis que llevo el pelo rapado al cero pero que si lo dejo me crece con normalidad"
Los allí presentes nos acercamos a él y le palpamos la cabeza para verificar la certidumbre de sus palabras.
-¡Vaya con el hijo de la Gran Bretaña, así que el calvo no es tal!
-En efecto, Lázaro -apuntó Marta mientras le hacía un gesto al Calvo para que siguiera con la historia.
-Ok, pero con tanto hablar se me está quedando la boca seca, ¿me podrías poner otro Whisky?
Los tres le miraron con el ceño fruncido y se dejó oir por algún lado la palabra "gorrón", pero finalmente los deseos del Calvo fueron cumplidos y éste prosiguió con su relato:
"-Me encontraba con pelo y sin trabajo así que decidí invertir la situación, me volví a rapar la cabeza, me vestí de negro y salí a la calle con la esperanza de que la buena fortuna me abordara en cualquier esquina...
Pero las cosas no salieron como yo esperaba. Nada más salir a la calle la gente empezó a fijarse en mí y a cuchichear, al principio pensé que se debía a que mi fama en España llegaba también a mi país. Yo les mostraba la mejor de mis sonrisas, pero pronto me dí cuenta de que no era precisamente admiración lo que sentían por mí sino terror, ví el miedo en sus caras. En un principio supuse que mi cara les debía parecer semejante a la de algún ser que les inspirara terror.

Traté de estrujarme las meninges para ver a quién me podía parecer. Lo que tenía claro es que debería ser a un indivíduo repulsivo, alguien al que odiara todo el mundo,a una persona desagradable, ruín, mezquina, detestable ...
Los primeros que me vinieron a la cabeza fueron los hermanos Matamoros, que cumplían de sobra todos los requisitos excepto lo de que inspirasen terror, más bien esos dos me dan pena o lástima, pero nunca me meterían miedo alguno, aparte si a uno no le gustan esos dos basta con cambiar de cadena y punto. Por todo ello los descarté de inmediato y me puse a pensar en otro ser repelente y de visión casi obligada.

Mi mente me llevó a la Fórmula 1, un deporte que concentra a grandes masas delante del televisor y que tiene como referente en España a Fernando Alonso, seguido muy, pero que muy de cerca por Antonio Lobato ¡otro calvo!, abanderado del periodismo deportivo sensacionalista y de visión obligada para todo aquel que desee seguir por televisión las evoluciones del piloto asturiano en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 ..."

-En eso tienes razón, Calvo -le interrumpí- detesto a ese mamón, se cree el rey del mambo y no deja de ser un simple comentarista con suerte, un periodistucho de tres al cuarto.
-Tienes razón, Suso, ya bastante gilipollas es el Alonso para aún por encima tener a este moscón revoloteando a su lado, alabándolo y riéndole todo el día las gracias. A veces me viene a la cabeza la imagen del piloto con los pantalones bajados y el Lobato agachado delante de él explorándole la entrepierna con la punta de su lengua.
-Totalmente de acuerdo, Lázaro, lo que realmente me encantaría sería verle enmedio de la pista dando alaridos al tiempo que está siendo despedazado por los monoplazas.
-Yo creo que se pajea con el Alonso, cualquier día escuchamos un orgasmo en directo
-Ejem, ¿me dejais continuar?
-Claro, Calvo, jajaja, como el anuncio del atún, sigue con tu historia.
-Pues pese a que a repelente hay pocos que le ganen a este tuve que descartarlo por español, la verdad es que paso tanto tiempo en España que no me dí cuenta de que a estos personajillos sólo se les conoce aquí y no en mi país.

0 Perdieron el tiempo aquí: