martes, noviembre 21, 2006

EL PROMOTOR COBRA

. martes, noviembre 21, 2006

[...]
-Pues bien, Lázaro, en líneas generales esto es lo que me ha sucedido desde que se me ocurrió vender la carpintería.
-Faltan cosas, Suso. Todavía no me has contado lo que te ocurrió en la tele ni por qué has golpeado al promotor.
-Bah, el promotor, menudo hijo de puta.
-¿Por qué?
-Me engañó, me dijo que aquello estaba catalogado como zona industrial, que no valía para construir más que alguna fábrica, taller o algo por el estilo.
-Y mintió, claro.
-Exactamente no, en aquel momento era zona industrial pero estaban a puntito de recalificarla.
-Menuda putada, porque pedazo de edificio que se está montando allí.
-Ya sé, ya, los 200.000 euros que me pagó por el terreno no dan ni para comprar una plaza de garaje. El edificio tiene 15 alturas, bajos y dos sótanos para garaje. Por el piso más barato pide 620.000 euros el muy cabrón. Se ha reído en mi cara, qué menos que partirle la suya.
-¿Y dónde le encontraste?
-En el edificio, cuando salí del talego me fui a husmear un poco y le encontré allí, estaba con la concejala esa, la rubia, la que le daba caña al ex-alcalde.
-Ya sé, la que ahora lleva urbanismo, desde que está ahí se ha montado en el dólar la muy perra.
-Esa misma.
-¿Y le golpeaste así, sin más?
-No, primero le llamé ladrón, aprovechado, estafador, hijo de puta y todo lo que me salió por la boca.
-¿Y él qué hizo?
-Ni se inmutó, simplemente llamó a uno de sus matones y le dijo que hiciera el favor de apartar de allí a aquel borracho (por mí), entonces, antes de que el matón me echara la zarpa encima le pegué una ostia en la cara y le tumbé en el suelo.
-Pues ahora te sacará una pasta por haberle golpeado.
-¡Qué poco listo eres, Lázaro!, no me podrá sacar nada porque no tengo nada, soy insolvente.
-¿Y los 200.000?
-Eso todo fue para pagar indemnizaciones, tanto por lo de la estafa a la compañía de seguros como por lo del cirio que monté en la carretera.
-¿Y lo que cobraste por ir a la tele?
-Todo lo que voy consiguiendo lo pongo a nombre de Magda, ahora vivo con ella.
-¿Y tus padres?
-Mi padre cuando se enteró que quemé la carpintería fue el primero en delatarme, luego no quiso saber nada más de mí. Mi madre hace lo que él dice, aunque de vez en cuando viene a visitarme.
-Joder, ¡menuda vida que llevas!, ¡venga!, cuéntame lo de la tele.
-Paciencia, Lázaro, paciencia.

6 Perdieron el tiempo aquí:

Tamaruca dijo...

Caramba, el único personaje que se slva es Magda, que al menos su cuenta corriente va en aumento xDD

Un besico, Responsable ;)

Groucho dijo...

Amigo mío, no se meta en líos con los magnates del ladrillo. Tiene todas las de perder, es como hablarle a una pared. Son sordos como una tapia, y tienen la cara de cemento. Y ya no se me ocurren más símiles, debo estar en baja forma.

El Responsable dijo...

tamaruca, como siempre las mujeres son las que manejan el pecunio.

El Responsable dijo...

Señor Groucho, no es que tenga todas las de perder, es que estoy perdido¡, para seguir con los símiles sólo falta que me mande al paredón.

Anónimo dijo...

Bueno, joder!, no todos los promotores inmobiliarios son malos y van al infierno de cabeza (aunque lo pueda parecer). Buenas IRCOP, hace tiempo que no coincidimos por el chat.

El Responsable dijo...

anónimo: Si me dices quien eres pasaré a saludarte. Ultimamente entro poco más que nada porque casi ni me queda tiempo libre y el poco que me queda lo malgasto con este blog.