jueves, agosto 17, 2006

REFLEXIONES ACERCA DE EL SEXO OPUESTO

. jueves, agosto 17, 2006

La edad:
A las mujeres no hay quien las entienda, cuando una tiene 14 años si le llamas niña:
-¿Qué tal, niña?
-¡¡¡Niño tú!!! que las mujeres maduramos antes, ¿te enteras?, imbécil.
Ahora le doy la vuelta a la edad, 41.
-¿Qué tal, niña?
-¡Ayyyy, quien lo fuera!, gracias por lo de niña, eres un encanto.
Cosas de la edad, claro.

El cálculo de la edad aproximada de una mujer:
Estos cálculos siempre están sujetos a error, pero no andan muy desencaminados, según cual sea su etapa de la vida así se calcula.
Si son adolescentes (se pasan el dia hablando de chicos y de sus cantantes guaperas), entonces réstale 3 años a la edad que te digan.
De 20 a 25, casi siempre dicen la verdad (se supone que están en lo mejor de la vida y que son lo suficientemente adultas para no ser adolescentes y lo suficientemente jóvenes para no ser maduras, viejas nunca).
De 25 a 30, aparece alguna arruga o estría en su cuerpo, se dan cuenta de que su juventud y lozanía se escapan a pasos agigantados (súmale 3 años a los que te digan).
De 30 en adelante (súmale 5 años en todos los casos, fíjate si siempre van teñidas o con mechas, eso delata canas)
Menopáusicas, súmale 10 años, tratarán de dar a entender que todavía son fértiles (jóvenes).
Post menopáusicas, aquí ya se dispara, súmale por lo menos 15 años, tendrán 70 y todavía dirán que están con la menopausia.
Finalmente cuando son mayores de 70 años simplemente no les hagas caso pues están seniles.

El atuendo y su aspecto físico.
En los primeros años de la adolescencia se arreglan de manera muy llamativa, para tratar de dejar claro que no son niñas. Luego pasan a la seriedad, para tratar de parecer mayores de lo que son, para parecer adultas. Finalmente cuando los primeros síntomas de la pérdida de la juventud algunas tratan de vestirse como si tuvieran 15 años otra vez. Cuando fue la época de las plataformas, venga las treintañeras todas con plataformas, y digo yo, ¿para qué?, ¿qué tratan de demostrar?.
Después nos dicen que les importa una mierda lo que pensemos.
Entonces, ¿para qué se arreglan?, para que otras no las critiquen. No es un problema de parcernos más atractivas a nosotros, sino a ellas mismas.
Al final por esos mamoneos que se traen entre ellas te acabas acostando con un montón de huesos y silicona envueltos por un delicado pellejo (antes de mordisquear un pezón, dar un pellizco en la mejilla o de dejar que sus labios se acerquen a tu entrepierna, asegúrate de que no eres alérgico a la silicona).

Luego estamos los hombres, su gran caballo de batalla:
-No sé como te arreglas para mear siempre fuera de la taza (que prueben ellas a mear de pie).
-Siempre dejas los calzoncillos tirados por el suelo (eso nos pasa por obedecerlas y cambiarnoslos tan a menudo).
-Mira que barbas tienes, pareces un talibán (ni se te ocurra decir nada sobre sus piernas, sobaco o ingles, mejor afeitate y calla).

El problema de la ropa.
-La verdad, no tienes gusto ninguno, esa camisa no te hace juego con los zapatos (ellas son las que saben de eso, tú no).
...pero en el probador ...
-¿Me queda bien?, ¿me hace culona?, ¿tú crees que pegará con la blusa que me regaló mi hermana? (no sé a qué viene esa pregunta, se supone que tenemos el gusto en el culo, pero de ese suplicio no nos libramos. Ir de compras con una es para echarse a temblar, al final dejas que se gaste lo que sea sólo para que te deje en paz).

La línea, distintas respuestas para una misma pregunta:
-No sé, ¿te parece que he engordado?
Respuesta 1:
-No, la verdad te veo igual que siempre.
-Eso no te lo crees ni tú, mira, los pantalones me quedan justos y el sujetador me aprieta.
Respuesta 2:
-La verdad es que sí, se te ve algo más llenita.
-Fué a hablar la sílfide, como tú estás tan delgado, claro, te permites criticar (luego te coje los michelines y te dice lo de las tapitas del bar), lo que hay que oir.
Respuesta 3:
-No sé qué decirte, la verdad, no me fijo mucho para eso.
-Claro, sólo te fijas en las pedorras que salen en la tele y en el puto fútbol.
Finalmente están las que después de haberse metido entre pecho y espalda unos aperitivos variados, pescado, la carne y ración doble de postre le echan sacarina al café para no engordar.

Tu forma de ser:
-La verdad es que no eres nada cariñoso (esto siempre).
Le dices algo bonito y ...
-Hoy no estoy para fiestas, olvídate del sexo.
Si le gritas:
-¡Menudo ogro que estás hecho!
Si ella grita y se lo recriminas:
-¡Grito con razón, y la culpa es tuya que me pones de los nervios!
-¡Ya sabes que cuando está para bajarme la regla me pongo así, no sé cómo no te has dado cuenta!
Si le das la razón:
-Claro, me das la razón como a los tontos, no por que creas que la tenga de verdad:
Si no se la das:
-Eres un cabezón y un terco, siempre te tienes que salir con la tuya, contigo no hay manera de razonar.
Hay algunas que son menstruantes crónicas, hay que ver la mala leche que tienen.

Luego están los metrosexuales.
Si pasa uno por la calle
-Hay que ver que bien arregladito va ese chico y cómo se cuida, deberías tomar nota.
Si lo tiene en casa.
-¡¡¡Estoy harta de que me cojas las cremas y la laca de uñas, joder, ya pareces maricón. Mira, por tu culpa ya estoy hablando mal!!!

Las suegras:
No dejan de ser mujeres amargadas sabedoras de que sus mejores años han quedado atrás, por eso pagan sus miedos, temores, fracasos y frustraciones con los cónyuges de sus hijos.
-Mi hijo no era así, yo le crié como dios manda, lo que pasa es que luego vino esa pelandrusca y mira como está.
-Mi hija no era así, pero ese anormal la tiene transtornada, ya dice el refrán que los que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición*.

Conclusión: "Las mujeres siempre quieren que seamos como ellas quieren, pero lo malo es que ni ellas saben lo que quieren, así que nunca seríamos de su entero gusto. En el momento en que uno de nosotros fuese como ella quiere que sea, le dejará, ya que le faltarán alicientes a la relación de convivencia"

Pregunta: ¿Qué es lo que quieren de nosotros las mujeres?

Bueno, creo que por hoy basta de rallada, ahora a esperar los palos.

3 Perdieron el tiempo aquí:

lectora habitual dijo...

el responsable como nos pones a las mujeres xd jajaja ,si vosotros a veces sois peores , en la edad vamos a un niño de 14-15 tampoco le digas niño, tambien se cree ya un hombre,despues decis que mandamos nosotras, pero a la hora de la verdad no se yo eh , sois de un cabezon a veces...
lo de los calzoncillos tirados, nosotras tambien nos cambiamos mucho de ropa interior pero no la dejamos en el suelo, hay una cosa llamada cesto de la ropa sucia que no esta de adorno en el cuarto de baño..,y wenooo, en lo referente que has dicho que si no nos decis nada sois sosos y si decis algo pensamos que vais a por sexo, es que la mayor parte de las veces es asi, nosotras aparte del sexo pedimos otras cosas, y vosotros a veces lo haceis por llegar al sexo, como ves la pescadilla que se muerde la cola, nadie es perfecto ni nadie mejor que nadie. ¿ademas que hariamos las mujeres sin hombres o los hombres sin mujeres ?

El Responsable dijo...

Masturbarnos, eso es lo que haríamos, jajajjaja

_LOBEZNO_ dijo...

...Como monos del Congo responsable jajjajajja