lunes, agosto 28, 2006

LA AUTOESTOPISTA DE LA CURVA, OK?

. lunes, agosto 28, 2006

Da que pensar el hecho de como cambian los sentimientos de una persona hacia otra según sea el comportamiento de la segunda. Nunca oculté mi amor y mi admiración hacia SERPICA, estaba ciego, solo veía en ella virtudes y ninguno de sus innumerables defectos. Ahora la aborrezco con toda mi alma, me cabrea que se comporte con arrogancia pese a que es una de las personas más ignorantes, desagradecidas, testarudas y detestables que he conocido. En el fondo creo que su comportamiento se debe a que trata de esconder sus enormes carencias y limitaciones.
El caso es que hasta mis sueños han cambiado (ahora si aparece ella es una pesadilla), por eso os voy a contar el último.

Yo volvía de hacerle una visita a unos familiares en la aldea, era una fria tarde de invierno totalmente cubierta por una espesa niebla. De pronto, las luces del coche se reflejaron en algo y me devolvieron un destello brillante. Poco a poco entre la niebla se fue dibujando la silueta de una mujer oronda y mofletuda que estaba haciendo autostop sonriendo diabólicamente y enseñando un gran diente que reflejaba la luz que la iluminaba.
Poco a poco fui aminorando la marcha hasta parar junto a ella, de pronto un escalofrío recorrió mi cuerpo, no podía ser, era ella, era SERPICA, pero había algo más y yo no sabía qué.
Ella se acercó a la ventanilla y me dijo:
-Hola, encanto, ¿me acercas al pueblo?
-Claro, claro, no hay problema, sube- contesté algo nervioso, pues la situación me recordaba a algo, pero no sabía a qué.
-Si no te importa me sentaré atrás, ok? es que delante me mareo.
-Como quieras. Y si no es mucho preguntar, ¿qué haces perdida por aquí a estas horas?
-Nada, estaba haciendo senderismo y me perdí, ok?
-Vale, vale, ya no te molesto más.
-Y atiende a la carretera, que aún nos la vamos a pegar.
Dicho esto empezó a hablarme de su vida, de que era secretaria de un abogado, de que había estado de azafata para una empresa de la construcción, de que si la gente la tenía mucha envidia, de que era una gran conocedora de internet, de que hacía puenting, etc, etc, etc. La verdad, se estaba haciendo insoportable, me estaba arrepintiendo y mucho de haberla cogido.
Aparte de la niebla la carretera no ofrecía algún otro problema, estaba bien pavimentada y señalizada, por lo que aún se podía ir un poco rápido.
-¡¡¡Cuidado, con la curva, frena, frena, ok?!!!
-¿Qué curva?- pregunté nervioso.
-Esa de ahí adelante, es muy cerrada, ok?
De pronto la línea central de la carretera desapareció de mi vista, había llegado a una horquilla con un ángulo bastante inferior a 90º, casi tuve que detener el coche para no chocar contra el guardaraíles. En ese momento sentí una ráfaga de aire helado recorrer mi cuerpo, era eso, ya me acordaba. ¡La situación era idéntica a la de la leyenda urbana de la autoestopista de la curva!.
Claro, la recordaba perfectamente, tenía varias versiones, pero una decía que ahora debería ver para atrás y ella no estaría, según cuenta la leyenda ella habría muerto tras empotrarse con su coche en esa curva y sería su espíritu el que hicera autostop.
Temblando de miedo giré la cabeza hacia donde ella estaba, debería haber desaparecido, pero no, allí seguía.
-Oye, a ver si conducimos mejor, ok? estaba pintándome los labios, mira cómo me has puesto.
-Según la leyenda urbana deberías estar muerta.
-Calla, bastardo de mierda, hijo de la gran puta, muerta estará tu madre, ok?
No podía ser verdad, seguro que no era de carne y hueso, decidí tocarla para asegurarme, acerqué mi mano hasta la suya para palparla y entonces me golpeó en la nariz y empezó a gritar.
-Aaaaaahhhhh!!!!!!, me quiere violar este maricón de mierda, me quiere violaaaaaarrr!!!!!
La sangre fluía de mi nariz con abundancia, y sentía un enorme dolor, me había roto la nariz la muy perra. Acerqué una mano hacia la guantera para coger unos pañuelos cuando ella volvió a la carga.
-Ahora vas a coger la pistola ¿no? y me vas a forzar, pero no lo vas a conseguir ok?, para esas cosas tengo una tarifa, pero gratis no te va a salir, ok?.
Dicho esto me golpeó con el bolso en la nuca haciéndo que me golpeara otra vez la nariz, esta vez contra el parabrisas, eso me hizo perder el control por completo, si no era un espíritu, si era de carne y hueso quería matarla y ya.
Me dí la vuelta, ella forcejeaba con la puerta pero no era capaz de abrirla, recordé que había dejado puesto el seguro para niños cuando había llevado a mis sobrinos de paseo.
Al darse cuenta de que estaba atrapada me miró aterrada, entonces descargué mi puño en su boca al tiempo que notaba un fuerte dolor en los nudillos, su maldito diente me había desgarrado la carne y había llegado hasta el hueso.
-No me mates, haz conmigo lo que quieras, pero no me mates, ok?
Se avalanzó sobre mí intentando besarme, noté que su cara rascaba como la barba de dos días, la tía esta se afeita. La aparté de un manotazo y le abrí una brecha en la cara, uno de sus rojos mofletes parecía que estaba vaciando su contenido. Me estaba poniendo el coche perdido de sangre la muy zorra y ahora desgarraba la tapicería a dentelladas, parecía un perro rabioso.
Me bajé del coche y abrí su puerta, ella seguía histérica, gritando y dando dentelladas. Luego al ver que intentaba sacarla de allí me quiso clavar la aguja del tacón del zapato de una patada, gracias a dios que me giré y se me clavó en la pierna. Sentí un dolor agudo y la sangre empezó a fluir.
-¡¡¡Vas a morir desangrado, hijo de puta, ok?!!!
La golpeé una y otra vez hasta que quedó medio aturdida, entonces la agarré de los pelos y la saqué a rastras del coche, luego la tendí junto al guardaraíles, ella volvió a gritar.
-¡No me toques, bastardo de mierda, te voy a matar, ok?!
Entonces me agarró una pierna y hundió en ella sus afilados dientes. Me desembaracé de ella de una patada y su cabeza fue a dar contra el pie del guardaraíles.
-Te voy a matar hijo de puta, ok?, te voy a matar bastardo de mierda, ok?, te voy a matar maricón, ok?
Ahora parecía un disco rayado. Entonces cogí una piedra que había por allí con la intención de aplastarle la cabeza hasta matarla, la golpeé con saña repetidas veces hasta que me venció el cansancio, ya no gritaba, solo balbuceaba un poco.
-Ok?, ok?, ok?, ok?...
Con las pocas fuerzas que me quedaban, volví a coger la piedra para asestarle el golpe definitivo, la levanté, y la descargargué con toda mi furia contra su cabeza. Sorprendentemente ella abrió los ojos, sonrió maliciosamente y rodó sobre su cuerpo por debajo del guardaraíles. No sé si lo hizo a propósito o si no se había fijado que lo único que había en esa dirección era precipicio. Yo sentí como se despeñaba, rebotaba en las piedras, luego un silencio y finalmente ¡plofff! un golpe seco contra el suelo. Lo había conseguido, había terminado con ella, había librado al mundo de la presencia de ese horrible ser.
Exahusto volví a coger el coche y me dirigí a la gasolinera más cercana para tratar de curarme las heridas, aparqué el coche lejos de la vista del dependiente para que no observara los signos de lucha de su interior, luego le pedí gasas, esparadrapo y Betadine.
-¿Qué le ha pasado, señor?
-Nada, pensé que había matado a un jabalí y cuando me acerqué a él me atacó (le eneñé las dentelladas), como había dejado atrás la escopeta tuve que huir como pude y me acabé despeñando.
-Vale, vale, había pensado que usted era uno de esos que se les ocurre coger a esa loca autoestopista de la curva, jajaja, todos piensan que la han matado, pero siempre aparece otro que la ha visto, es un misterio.
Sus palabras me dejaron helado, me hicieron dudar, aunque era imposible que sobreviviera a semejante golpe.
Una vez que me hice las curas, cogí el coche y me fuí.

Y ahí se acaba el sueño, cuanto daría porque fuera realidad.

4 Perdieron el tiempo aquí:

_LOBEZNO_ dijo...

Creo que elevar a SERPICA a la categoría de leyenda urbana denota que todavía sientes atracción hacia ella ok, ok, ok, ok, ok... (jajajaja)

Post-data: este, sin lugar a dudas, es tu género. Sigue deleitándome con él, porfa...

El Responsable dijo...

Demasiados halagos, acabaré perdiendo la cabeza con el éxito.

NICOLE--- dijo...

Jajajajajaajaj, lo que me he reído con tu sueño-aventura.

Creo que si MAMÁ-CASTOR la lee le dará la ilusión y el incentivo necesario para afrontar un nuevo día sin desfallecer, ok, ok??

[14:07] [SERPICA] ][((^IRCOP^((º] ==]] intenta no miniscuirte en mi vida no me gustan los espias [[==

(Yo de ti tendría cuidado IRCOP... no vaya a ser que el sueño se haga realidad)

BUH!!

El Responsable dijo...

Lo peor de todo ha sido hoy en el trabajo, estuve 3 horas revisando piezas, a cada una le ponía un número y luego apuntaba en una hoja de registro si era válida o no. Pues resulta que como más del 90% lo eran ya me ves a mi poniendo 1-ok, 2-ok, 3-ok, ..., en esto me paro y me digo: Joder no puede ser, el ok me persigue hasta en el curre.