viernes, julio 07, 2006

UNA ENMARAÑADA

. viernes, julio 07, 2006

Hoy he vivido una de las peores jornadas de trabajo en lo que va de mi vida laboral. Resulta que tuve que sustituir a un compañero que es sindicalista y me quedé al mando de la mitad de la planta. Aparte de eso, tuvimos muchos problemas con las máquinas y eso lleva consigo mucho papeleo, al final me lié e hice una enmarañada de papeles. Al final salí hora y media más tarde de lo normal para poner todo en orden. Pese a todo la experiencia fue gratificante, de todo se aprende y a mí me pilló de novato. Pero eso no fue lo peor, lo peor fue tener que tratar con la gentuza con la que me ha tocado, ellos sí que me han traído de cabeza, sobre todo uno.
Es el típico vago que viene al trabajo a pasar las horas y a cobrar el dinero (se puede decir que la empresa se lo regala), se pasa el día tomando cafés, charlando con los compañeros, paseando, quejándose de todo. Nunca, jamás echa una mano a nadie, y si puede dejarle el trabajo a medio hacer y que se lo termine otro, mejor que mejor para él. Eso sí, es el primero en marcharse y el último en llegar, en fin, un asco de tío, la verdad, no sé qué coño hace en la empresa.
Pues al fulano en cuestión hoy lo he pillado en los servicios fuera del horario establecido para sus descansos, él me dió la escusa de que se encontraba mal del estómago, pero yo no le creí, seguro que era el mismo cuento de siempre. Le dije que las cosas no eran así y él pasó de mí:
-Mira, te voy a decir una cosa que tengo muy clara. No quiero volver a verte fuera de tu puesto de trabajo a no ser en los descansos establecidos, ¿me oyes?, y si tienes ganas de cagar, pues te aguantas ¿vale?
-No me marees, anda, que estoy jodido del estómago.
-¡¡¡Me dá igual tu puto estómago, si tan mal estás vete para casa y coge una baja!!!, no quiero verte ganduleando por ahí. Si al final lo único que hacéis es robarle dinero a la empresa.
-Robarle dinero, los huevos, yo trabajo como el que más, lo que no quiero es que por culpa de que me encuentre mal un día, tenga que perder el plus de absentismo, total para dos horas que quedan, no merece la pena irse.
-Si por mí fuera te mandaba ahora mismo para la ducha con una patada en los cojones, pero no puedo, así que vete para tu puesto y que no te vea más de vividor por ahí.
A regañadientes me obedeció y se volvió para su puesto, a estos inútiles hay que meterlos en cintura pronto, que sino se te suben rápido a las barbas, de todas todas, he hecho también un comunicado al Jefe para que tenga en cuenta este incidente y esta falta de respeto hacia su superior.
Yo mismo me voy a encargar de que el Vidillas (así le llaman al tío) no siga estorbando en esta empresa.

0 Perdieron el tiempo aquí: