sábado, julio 29, 2006

EL ASPIRANTE A ADMINISTRADOR

. sábado, julio 29, 2006

-¡Sich, Yokynn, venid aquí un momento!, tengo un trabajito para vosotros. Sabéis que Caracortada se está tirando a esa zorra ninfómana de la Gata Morenaka, para tratar de sacarle información acerca del político ese que conoce. Pues bien, entre comprarle vestidos de talla supergrande e invitarla a comer, no sabeis lo que traga la muy hija de puta, pues Caracortada se ha quedado sin liquidez. Vuestra misión es ir hasta el punto de encuentro y llevarle un maletín con dinero, a cambio, que os cuente todo lo que ha averiguado.
-Ok, Coronel, -dijo uno de los hombres antes de coger un maletín que les había extendido su jefe y salir por la puerta.
Poco después hicieron su aparición Sarita y Lord.
-Hola Coronel- dijo la chica.
-Veo satisfacción en vuestras caras, ¿supongo que habréis tenido éxito en vuestra misión, no?
-Sí y no- respondió Lord, el caso es que el tío era bastante inofensivo.
-Exacto- prosiguió Sarita, -DaNNi no es más que un simple obsesionado por dominarel chat, su mayor ilusión es ser administrador aunque no le hace ascuas a cualquier puesto menor en el organigrama. No me fue difícil hacerme pasar por el Administrador del chat y contactar con él, le dije que después del verano habría cambios y que contaba con él para la nueva andadura, le dije que iba a ser ircop y que tendría plenos poderes, hasta le dije que le dejaríamos asistir a las reuniones relacionadas con este apartado del portal. El muy subnormal se lo tragó todo y más que hubiera.
Para hacer todo más creible contraté los servicios del Warnon, el chivato soplón que maneja todos los chismes habidos y por haber, para que confimara mi historia al DaNNi.
Poco a poco iba confiando más en mi y yo le iba vendiendo más y más humo.
Finalmente le dije que debería hacerle una visita para comprobar la idoneidad de su pc y para, en caso afirmativo, instalarle un software especial para la nueva posición que iba a tener. Le dije que prefería hacerlo yo en persona porque tenía miedo de que dicho software cayera en malas manos. El accedió y confirmamos la cita.
A partir de ese momento concluyó mi trabajo y dio comienzo el de Lord.
-En efecto- prosiguió Lord -el plan era perfecto, ahora yo tenía vía libre para acceder a su ordenador. Me puse ropa de la buena y me dirigí a la dirección que me había dado Sarita, él me recibió gratamente, su cara reflejaba una mezcla de nerviosismo, ansiedad y felicidad por lo que le esperaba, era como un niño con zapatos nuevos.
Le saludé y le pregunté por su pc, él me dijo que lo tenía en su habitación y me invitó a pasar.
Su habitación parecía la de un adolescente más, toda llena de pósters y fotos de negratas vestidos de raperos, pero entre todas ellas destacaba una, ese no era un rapero, ese tipo me sonaba, era ..., ese era ..., no podía ser, pero era cierto, allí estaba.
-Así que tienes una foto de Georgie Dannz- le pregunté.
-Siiiií, es un ídolo de la infancia. Mi madre me dice que de pequeño siempre andaba con la cantinela Mami que zedá lo que quede el nedo, y hay que reconocer que el tío era muy bueno pese a lo que se diga hoy de él.
Me senté ante el pc y saqué un cd que llevaba conmigo, lo metí en la unidad y esperé un rato, él no me quitaba ojo de encima, había que despistarle de alguna manera.
-Bueno, esto estará en breve- le dije -trae para aquí una botella de whisky del bueno que lo vamos a celebrar.
-Es que ..., es que ..., yo no tengo whisky en casa, yo sólo bebo Radicals, Mirindas y gaseosas de La Pitusa.
-Claro, y en la tele ves los Lunnis y el Megatrix, ¿no?, anda y vete a comprar una botella de Cardhu por ahí, que estamos en el mundo adulto.
Cogió su cartera y salió corriendo, yo aproveché para hacerme una copia de seguridad de su disco duro y revisar todas las cajas de cd´s que tenía y coger aquellos que me parecían interesantes. Finalmente le instalé un virus letal en su disco duro.
He revisado todo y no tiene gran cosa sobre nosotros, no es más que un niñato que juega a ser hacker y luego vende humo.
Cuando él volvió con la botella yo ya había acabado con mi trabajo.
-Aquí tienes- me dijo, - ¿ya está todo?
-No, aún no he acabado, yo no soy el Administrador de nada, pertenezco a una organización a la que tú andas molestando, y mucho.
Acto seguido le metí un directo en la perilla y le eché tres dientes abajo, la sangre brotaba de su boca y corría en varios regueros por su camisa blanca abajo, haciendo que pareciera una camiseta del Bilbao.
-¡No me mates, no me mates!- suplicó llorando de rodillas.
-Mmmmmm, de momento no voy a hacerlo, pero te voy a dejar un recuerdo para que no intentes nada raro, no te preocupes.
Entonces cogí sus manos, que tenía extendidas en posición de rezo, y le partí todos y cada uno de los dedos entre grandes gritos de dolor por su parte.
-Avisado quedas.
Me dí la vuelta y abandoné su casa tranquilamente. El fulano ese no molestará más.
-Enhorabuena, -dijo el Coronel- había que asegurarse de que no era peligroso. Ahora sólo queda ver que hacemos con la castora y el subnormal que la acompaña.
(Continuará)

1 Perdieron el tiempo aquí:

Mauricio dijo...

Hola responsable!!!!

Gracias por la visita, muy buena onda tu blog!

Visitaré regularmente

Saludos de Rio!