lunes, junio 26, 2006

PAJARES Y ESTESO

. lunes, junio 26, 2006

Se comenta estos últimos meses que estos dos indivíduos han vuelto a rodar juntos una película, y que será una parodia de "El Código da Vinci" a la usanza de las películas que les hicieron famosos entre finales de los 70 y principios de los 80.
Yo, no sé si alegrarme, cabrearme o entristecerme, seguramente hasta que vea la película en cuestión no me pronuncie, pero mis 3 "yo´s" tienen sentimientos contrapuestos acerca de este tema.
Por un lado, mi "yo" infantil se alegrará tanto o más que por una reposición de "Los Problemas Crecen" o de la dulce "Candy-Candy". Gracias a Pajares y a Esteso descubrí en toda su magnitud los pechos femeninos, una obsesión que me ha acompañado durante toda mi vida y que con el paso del tiempo se vuelve más y más fuerte.
Por otro lado mi "yo" adulto se va a entristecer porque presiente que el batacazo de esos dos grandes ases va a ser de padre y muy señor nuestro, y no gusta ver como tus ídolos se despeñan sin remisión.
Finalmente mi "yo" culto y comprometido con los tiempos que corren, como amante del buen cine, se va a cabrear un montón con esa burda parodia de una gran película (supuestamente arrasa en las taquillas), y que está basada en uno o por no decir el mayor Best Seller mundial de los últimos años.
Y es que Pajares y Esteso representan el estilo cinematográfico de risa fácil, tramas estúpidas, bañadores de leopardo (tangas que se sepa hasta Rappel, nada), camisas desabrochadas mostrando los torsos de hombres de pelo en pecho, y finalmente refiriéndonos a esta parte del cuerpo, pero en este caso del femenino, pechuga, mucha, mucha pechuga. Esta mezcla que tanto éxito obtuvo durante los duros años de la transición, fue poco a poco y debido mayormente a su carencia de ideas y a lo repetitivo de los argumentos, cayendo en el olvido, al mismo ritmo que sus protagonistas. Y es que a día de hoy cualquier persona que se tenga por mínimamente inteligente y consecuente con los tiempos en que vivimos, ha de renegar de esas películas, abanderadas de lo que se ha dado en denominar "Cine Casposo".
...Pero, el tema es, ..., ¿tan distintas eran de películas más actuales como las tres de la saga de Torrente ?
Pues parece que no, y sin embargo Santiago Segura ha cosechado grandes éxitos en taquilla.
Os dejo unas preguntas para que reflexioneis:
  • ¿Acaso ha bajado el nivel de las películas o simplemente es que el público demanda contenidos más simples?
  • ¿Por qué triunfan páginas como youtube.com, o programas donde aparecen frikis tipo Gran Hermano, Supervivientes o La Cocina, La Casa o la pu ..ñetera madre que los parió?
  • ¿Por qué, tras haber denominado a Georgie Dann como vulgar intérprete de cancionzuchas del verano, tenemos el OPÁ como aviso de llamada del móvil?
  • ¿Acaso, nos estamos volviendo casposos?

Ahí os queda esto para que reflexioneis un poco.

3 Perdieron el tiempo aquí:

Anónimo dijo...

La verdad es que las películas españolas... son penosas la mayoría, en el pasado y en el presente, a excepción de "Los Otros".

Películas como las de Martínez Soria, Esteso y Pajares, las de las floclóricas, representan a la España de Unamuno, la de "charanga y pandereta".

NICOLE---

lectora habitual dijo...

solo decir que te leo todos los dias si puedo, y que este blog esta muy bien para conocer mas cosas de esa personalidad tan enigmatica..
Por otro lado añadir que en lo referente a las peliculas españolas las de esteso y compañia en su dia estuvieron de moda y estaban bien para la españa de los ochenta y anteriores..,pues españa un paso mas atras que europa, era la mentalidad que tenia, pero ahora que estamos a nivel europeo , pena que se vuelvan a hacer peliculas como las de torrente que parece que vuelvan a dar esa imagen nuestra..
Pido por favor a los directores de cine que hagan peliculas que describan mejor nuestro tan querido pais..
saludos a todos..

El Responsable dijo...

Os lo digo asi de claro, las películas extranjeras o por lo menos las americanas dejan tambien mucho que desear hoy en dia.
Dicen que hay una gran crisis de ideas en Hollywood y que todo son "remakes", secuelas de otras, adaptaciones de comics o simplemente montones de efectos especiales casí sin sentido.