martes, junio 27, 2006

EL AGENTE DE LA PICOLA

. martes, junio 27, 2006

¡¡¡BULERIA, BULERÍA, tan detro del alma mía ...!!!
La música de Bisbal retumbaba en el interior del coche (que bien gastado estaba el dinero que había invertido en la compra de unos bafles nuevos y una etapa de potencia para mi 106, ahora puedo ir con las ventanillas abiertas y la música a toda pastilla por ahí, dejando asustados a los viejos y flipadas a las tías). el agente se acercaba con paso decidido hacia mi vehículo, por si acaso, apagué la radio.
-Buenas tardes, ¿me puede mostrar su carnet y los papeles del coche?
-El tema es que para mí todavía son días porque no he comido aún, pero bueno, ahi tienes, no me los arrugues, ¿vale?
-Bien, todo está en orden, tenga.
-Haga el favor de soplar por este tubito.
Hice lo que me dijo sabedor de que no había bebido nada.
-Gracias, la prueba ha dado negativa.
-Ok, ¿ya me puedo ir?
-No, primero me va a tener que contestar a unas preguntas.
-Venga, y acaba rápido, que hoy estoy solo en mi piso y tengo que hacer de comer para tres, ¿vale?
-¿Tiene usted alguna avería en el coche en este momento?
-Que yo sepa no, lo que sí tengo es una rueda delantera gastada, jajaja, ya se le ven los alambres y todo, creo que voy a tener que cambiarla porque me vibra la dirección, tambien tengo un faro roto, pero son bastante caros.
El agente no se fia de mis palabras y se dirige a la parte delantera del coche para comprobar lo que le he dicho, luego lo anota en su block y prosigue con su interrogatorio.
-Vamos a ver, ¿acaso no sabe usted que la velocidad mínima a la que se puede circular en circunstancias normales de tráfico en autopista o autovía es de 60 Km/hora?
-Puede ser, pero no me fijo en el cuenta kilómetros, yo sólo voy atento a la carretera y no desvío la vista para nada.
-He ido un par de kilómetros a la par de usted y he observado varias cosas: en primer lugar usted no ha sobrepasado los 45 km/hora en un tramo donde se puede circular hasta a 120. En segundo lugar, ¿no se ha fijado usted en la caravana que ha montado?, le recuerdo que esta es una autovía muy transitada y que estamos en hora punta. Y en tercer lugar, he comprobado que iba usted hablando y gesticulando solo. Salvo que su vehículo sea del estilo del Coche Fantástico, no veo a nadie con quien pueda usted charlar, ni siquiera lleva manos libres del móvil ni nada, ya me explicará.
-Sólo te voy a decir una cosa y te lo digo así de claro, hoy he tenido un día muy duro en el trabajo, mi jefe me ha dejado quedar a la altura del betún, me ha humillado delante de mis subordinados. Resulta que como la señora de la limpieza está de vacaciones, han mandado a una chica que está buenísima para sustituirla durante este mes, y claro, como en la fábrica donde trabajo somos todos hombres y sólo vemos a una chica joven muy de vez en cuando y siempre de visita y corriendo, pues no estamos muy acostumbrados. El tema es que ella estaba agachada recogiendo no sé que del suelo y yo le grité:
-¡Oye nena!, no me pongas tu lindo culito así en pompa que me pongo como un burro, y no precisamente dando coces.
Ella se lo tomó a mal y se fue a quejar a mi jefe y él me hizo pedirle perdón a la chica delante de los demás obreros, dejándome quedar por los suelos.
Prosigo, una vez terminada la jornada he cogido el coche para irme para casa e iba comentando el tema con mis otros "yo´s", y es que yo tengo varias personalidades distintas y dependiendo de la situación en que esté me domina una u otra, por eso te ha parecido que hablaba solo.
En cuanto al tema de la velocidad, ¿qué quieres que te diga?, no me gusta correr para no sobrepasar los límites y no caer en los radares, y con lo interesante de la conversación no me he fijado en nada.
-Pues la próxima vez procura fijarse en lo que hace, no tener esas conversaciones tan acaloradas y atender a la carretera y al cuentakilómetros. Cambie esa rueda y ese faro lo antes posible y no ponga la música tan alta, adivino que tampoco ha podido escuchar la sirena, ¿no?
-Pues no, me he apartado en cuanto me sorprendió el reflejo azul de las luces y te ví haciendome señas.
-Ahora firme aquí y circule. Ah, y la próxima vez tenga cuidado que le retiraré varios puntos.
El agente me dio a firmar una multa por conducción negligente, por ruedas gastadas y por elementos de alumbrado rotos, creo que me voy a quedar sin follar durante una temporada.

0 Perdieron el tiempo aquí: